Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 OPINIÓN MARTES 1 s 7 s 2008 ABC MONTECASSINO LA INMENSA SUERTE DEL GAFE ECIR que soy gafe era una maldad, he tebiente que, aunque en Colón, dentro del recinto de la nido siempre suerte en mi vida ha afirtelevisión privada que tuvo la fortuna de retransmimado José Luis Rodríguez Zapatero, el tir el evento, ondeaban varias banderas preconstitupresidente de todos nosotros, vosotros y ustedes, cucionales- -no la republicana ni la de Carlos I, la de yo amor por las palabras y su significado queda otra Francisco Franco Bahamonde- ningún diario de vez perfectamente revelado en este jocoso avaMadrid parece haberse molestado por ello. tar semántico. Zapatero quería al parecer, mi ¡Qué cambio de talante! Después de años de nutos después de que la selección nacional de buscar desesperadamente una bandera con el España concluyera un maravilloso partido águila franquista para la portada y acusar a frente a Alemania y ganara la Copa de Europa la Asociación de Víctimas del Terrorismo de Naciones, dejarnos la virtud y la victoria (AVT) de ser el huevo de la serpiente fascista de nuestros jugadores como prueba irrefutaincubada por Génova. Eso ya no pasa. Los que ble de que él no nos trae mal fario a los españocalificaban a Mariano Rajoy de guerracivilisHERMANN les, como sospechan muchos. Tantos que cuenta y gran gurú de la caverna le invitan a haTERTSCH tan de un plan de ciertos seguidores de la seblar de fútbol en sus programas adobados de lección que lanzaron una iniciativa popular música de buen rollo. para intentar evitar su presencia en el estadio Ernst Todo esto está muy bien, señor presidente pero, Happel de Viena por lo que pudiera pasar. No pasó nacomo dice sabiamente Arturo Pérez Reverte, dinamida malo, sino todo lo contrario. Los españoles están fetarnos el idioma es algo muy grave. Más, si cabe, que lices por haber ganado la Copa de Europa, todos salvo engañarnos tanto tiempo. Una cosa es pervertir el Urkullu, Arzalluz, Puigcercos y Rubert de Ventós discurso y otra pervertir los elementos transmisonos congratulan y las calles de toda España se llenares del mismo. Lo primero es una desgracia. Lo seron de banderas nacionales. Tan bueno ha sido el amgundo, en caso de que lo consiguiera, sería una trage- D dia para generaciones. Con todo respeto, estimado presidente, si Usted es gafe o ha sembrado la sospecha de serlo incluso más allá de nuestros actuales y debatibles confines, no tiene nada que ver con la suerte que Usted tenga. Ésta es mucha y de eso damos fe quienes le quieren mucho, poco o nada. Usted tiene lo que llamábamos de pequeños- -hace tiempo que no oigo la expresión- -auténtica potra. Tiene a un tiempo la suerte del malo y del desvalido, del tramposo y del ingenuo. Tiene tanta suerte que ha obtenido, en su más genuino estilo, un éxito innegable en su maniobra de usurpación de la merecidísima victoria de España en Viena que- -mire sí seré cabezota- me atrevo a sugerir que habría sido mayor en su ausencia. Tiene suerte y carece de pudor al exhibirlo. Es un privilegio, creo que soy el primer presidente en democracia que asiste a un título de esta naturaleza Mi generación tenía el derecho de ver a la selección de fútbol ganando un campeonato Ni a los locutores deportivos se les nota tanto que las palabras les son gratuitas y el sentido indiferente. ¡Cuánto valor al derecho de su generación a un éxito deportivo y qué poco al derecho de los españoles a aprender, estudiar y pensar en su lengua con más respeto que el que él demuestra! Pero tiene suerte el presidente. Hasta quienes se topan con la fatalidad nada más encontrarse con el afortunado parecen tener miedo a jugar con la suerte. Los españoles. CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid Por fax: 913 203 356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. ¡Gracias, selección! Quiero dedicar estas líneas a la selección española de fútbol, que en la noche del pasado domingo me hizo recuperar la fe en un país que consideraba desaparecido de un mapa cada vez más recortado por las agresiones y los tijeretazos de los nacionalistas. Además de protagonizar el soberbio espectáculo que pudimos ver a través del televisor, el equipo nacional de fútbol provocó una masiva salida de la gente a las calles y las plazas de media España, llenas hasta la madrugada de un espíritu festivo en el que el fútbol no fue sino la excusa para celebrar y gritar el nombre de España y para agitar nuestra bandera. Todos juntos, otra vez, hicimos de la madrugada del lunes un punto de encuentro histórico en el que festejar, a propósito del fútbol, una idea llamada España. Seguimos ahí. Javier Montoro Toledo han apoyado al equipo durante esta competición. Las palabras de Zapatero revelan su torpeza para gestionar una victoria que poco o nada tiene que ver con su gestión, tan necesitada de éxitos como el cosechado por los hombres de Luis Aragonés. Estaríamos más orgullosos de Zapatero si fuera el primer presidente que, en democracia, hace las cosas para las que fue elegido. Tal y como está el patio económico, no le van a faltar balones. Seguro que la gente le aplaude cuando marque. Arturo Bermúdez Madrid pa, a los de Esquerra Republicana de Cataluña no se les ocurrió otra cosa, para exhibir su odio a España y vivir con un mínimo de emoción la final del domingo, que colgar banderas de Alemania en su sede de Barcelona. El detalle sobraba, porque a esta gente ya la conocíamos por unas declaraciones que son genuinos insultos a toda una sociedad. Sin embargo, su gesta escenográfica sirve para ilustrar una miseria moral que ahora los distingue con tan sólo asomarse a la calle. No hay más que verlos, sin necesidad de que empiecen a hablar, para hacerse una idea de su pequeñez y de su soledad, expresadas en la fachada de un edificio que se ha convertido en soporte de sus complejos. Ignacio Soler Barcelona ble triunfo de nuestra selección. Un campeonato para todos los españoles, que debemos agradecer a nuestros esforzados jugadores y al genial seleccionador que los ha conducido. Soy socio del Real Madrid, pero nada me duele reconocer que Luis Aragonés posee un instinto para interpretar el fútbol fuera de lo común, una capacidad de dirección que ha vuelto a demostrar en este feliz momento y ejemplar templanza decidiendo abandonar su cargo cuando se halla en lo más alto de su trayectoria. Enhorabuena a todos. Mario Martínez Rual Correo electrónico lo único que deseaban es ver a España humillada, derrotada, devastada por todos. Tendrá que ser en otra ocasión futura, porque hoy el mundo entero se pone en pie para rendir pleitesía, en señal de admiración ante el poderío de nuestros deportistas españoles. Mireya de la Hoz Correo electrónico Lo siento por todos ellos Mi más sentido pésame a Iñaki Urkullu, a Erkoreka, Arzalluz, Ibarretxe y demás personajes cuyo histriónico sentido de la nación les provoca un desorden emocional digno de compasión. Ver al equipo español caminar por la senda de la gloria futbolística debe provocar en ellos una tremenda desazón. Mis condolencias, porque me los imagino como pléyade, séquito de cabizbajos y circunspectos, heridos en el orgullo abertzale, plañendo y gimoteando desconsoladamente tras la contundente, categórica y rotunda victoria de España en el Campeonato de Europa de Fútbol. Europa entera se rinde ante el incuestionable liderazgo español, cuya maestría y fortaleza exhibida es venerada por propios y extraños. De veras siento la desazón que deben estar sintiendo estos líderes separatistas, que Las banderas del odio Como la selección catalana no puede competir en la Euroco- Felicidades Sólo quiero escribir unas breves líneas para ensalzar el loa- Gol de Zapatero Me he quedado de piedra al escuchar las palabras del presidente del Gobierno sobre el triunfo de la selección española de fútbol en la Eurocopa. Ha dicho Zapatero que es el primer presidente en democracia que asiste a un título como el conseguido en Viena, palabras con los que da la impresión de apropiarse de una victoria que pertenece a los jugadores, al seleccionador nacional y a todos los españoles que ¡Euforia! Una alegría incontenida e incontenible ha llenado las calles de las ciudades de España y las caras de los españoles. ¡Un olé por la selección! Otro olé por la afición! ¡Otro olé por la celebración! Y el último y casi más sonoro olé a las caras que se le habrán quedado a unos cuantos que, en España, esperaban y deseaban la derrota del equipo español. Y frente a esa alegría, la rabia incontenida que el señor Carod y y el presidente del Barça sintieron anteayer noche. Y el reproche que desde aquí quiero hacer al alcalde de Barcelona por no haber tenido la elegancia de poner una pantalla gigante en un sitio destacado para seguir el evento. Que se fastidien todos ellos, porque el domingo Barcelona vibró con la selección española. Joseph McMillan Barcelona Fe de errores Por error, en la página 76 del día 26 de junio, en la noticia referente al comité de sabios sobre bioética, aparece la foto de Jesús Manuel Morán, jefe de Unidad de Docencia Médica, en lugar de la del profesor Carlos Romeo Casanova. Barcelona vibró con la selección