Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 30- -6- -2008 España, campeona La crónica DEPORTES 93 Instalada entre las grandes Ha esperado 44 años años y de un plumazo España se coloca como la segunda mejor selección de la historia de la Eurocopa s Y sólo los alemanes (tres títulos y tres subcampeonatos) lucen mejor palmarés JOSÉ CARLOS CARABIAS MADRID. De un plumazo, instalada entre las grandes. Ha esperado cuarenta y cuatro años para recibir buenas noticias y ahora llegan a borbotones. España es desde ayer la segunda mejor selección en la historia de la Eurocopa (dos títulos y un subcampeonato) sólo superada por Alemania (tres entorchados y tres platas) Habitual pasajera del fatalismo, de su falta de convocatoria, la selección española ni siquiera ha podido vivir de las rentas, del resultado más luminoso de su historia: aquel campeonato de Europa 1964, aquel cabezazo de Marcelino, la estatua de Yashin. La apremiante querencia al éxito del fútbol español a nivel de clubes siempre ha chocado con el rendimiento del combinado nacional, cuya inmersión en la final del Europeo en 1984 fue casi más una anécdota que un camino. Un subcampeonato ante Francia, el fallo de Arconada, la decepción. Veinticuatro años de abstinencia son demasiadas lunas para un país tan entregado al deporte rey. Desde la derrota ante Platini y sus hordas, en España acampó un peaje: mental y material, plasmado en las sucesivas ediciones. La barrera de los cuartos. Sucedió en Alemania 88, en la tanda de penaltis de Inglaterra 96, en otra sesión de penurias desde los once metros en Bélgica- Holanda 2000, en la desdichada primera fase de Portugal 2004. Sin que pueda asumirse como relevante desde el punto de vista científico, la web de la Euro no incluye a ningún jugador español entre sus figuras desde 1964. Casi cien jugadores en la nómina y nada que rascar hasta este maravilloso verano 2008 que ha invertido la tendencia y creado una corriente eléctrica entre el aficionado español y su equipo. Aquella frase lapidaria de Lineker- -el fútbol es una cosa de once en la que siempre ganan los alemanes- -retrata la identidad de un fútbol, de un pueblo. Juegan mal, pero son germanos, teutones, tedescos o como quiera que se reflejen sus genes en este deporte. Nadie tiene más presencia en las finales (seis de trece posibles) y nadie posee más títulos (tres) Y eso que su participación fue invisible en los tres primeros campeonatos, en los rescoldos de un país dividido entre comunistas y federales. Su historia de amor con la Eurocopa arrancó en 1972 de la mano de una generación espléndida: la de Beckenbauer, Breitner, Hoeness y Torpedo Muller. Italia 80 supuso la explosión de los futbolistas- tanque: Briegel, Rummenigge y Hrubesch, conducidos por la sutileza de Bernd Schuster. Su última conquista (Inglaterra 96) fue la confirmación de una especie, un país reunificado, sin muro. Una cita que no dejó estrellas germánicas, pero sí el tercer título que alimenta su ego. AP Alemania España 0 1 Alemania (4- 2- 3- 1) Lehmann; Friedrich, Mertesacker, Metzelder, Lahm (Jansen, m. 46) Frings, Hiltzsperger (Kuranky, m. 58) Schweinsteiger, Ballack, Podolski; y Klose (Gómez, m. 77) España (4- 1- 4- 1) Casillas; S. Ramos, Puyol, Marchena, Capdevila; Senna; Iniesta, Xavi, Cesc (Xabi Alonso, m. 62) Silva (Cazorla, m. 66) y Torres. (Güiza, m. 77) Árbitro: Rossetti (Italia) Tarjetas a Ballack, Casillas, Torres y Kuranyi. Gol: 0- 1. m. 33: Fernando Torres vo de encima y comenzara a sonar como sabe. Quisieron los germanos mantener su presión arriba, pero Senna empezó a descongestionar lo que Xavi y Cesc no podían y España, veinte minutos después, ya estaba absolutamente metida en la final. Y lo hubiera estado mucho más si Torres no hubiera tenido la desgracia de que su cabezazo a centro de Sergio Ramos se estrella- se en el poste... con Lehmann dentro de su portería. Pésima fortuna, pero el equipo ya había encontrado su ser y los alemanes ya corrían de banda a banda detrás del balón. Y en una de esas circulaciones largas que deben acabar siempre con un pase en profundidad, Xavi buscó a Torres. Fernando, inmenso, persiguió ese balón que era más de Lahm, uno de esos laterales que no sabe defender, y su constancia y potencia de piernas le valieron para ingeniárselas de tal manera que con Lehmann a media salida pudo meter la pierna derecha de forma magistral. Gol. Estuvo ahí lista y experta Alemania para cortar la inspiración española con un par de patadas y cuatro acciones consecutivas a balón parado, de esas que intimidan porque en el área de Casillas se meten ocho tanques de más de 80 kilos y 1,80 metros. Así al menos se fueron al descanso con el mal menor, una derrota mínima. En la segunda parte, España se mostró en su máxima expresión. Enormemente seria y concentrada atrás, llegaba por oleadas. Tres ocasiones de oro entre los minutos 52 y 55. Otras Segunda parte de locura tres entre el 67 y el 69. Otra vez cuadrados los cambios de Luis. Xabi Alonso para fortalecer el medio campo. Santi Cazorla para desahogar por la banda y Güiza para continuar el tremendo trabajo de Torres. Alemania estaba muerta de correr en pos del balón y de los diablillos vestidos de rojo. Los germanos sólo crearon peligro en media docena de balones bombeados. No saben más. Y ahí estaba Casillas. Y Senna. Y Puyol. Y Marchena... para bajarla y que sus compañeros volvieran a jugarla como sólo ellos lo saben hacer. ¡Felicidades equipo! Ránking de títulos 1. Alemania, 3 (1972, 1980 y 1996) 2. España, 2 (1964 y 2008) 3. Francia, 2 (1984 y 2000) 4. URSS, 1 (1960) 5. Italia, 1 (1968) 6. República Checa, 1 (1976) 7. Holanda, 1 (1988) 8. Dinamarca, 1 (1992) 9. Grecia, 1 (2004)