Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
92 DEPORTES España, campeona La crónica LUNES 30 s 6 s 2008 ABC Iker Casillas, el capitán de la selección española, levanta la copa ante sus compañeros, ante los Reyes y ante toda Europa España, la victoria del fútbol En una gran final en la que tuvo ocasiones para golear a Alemania los hombres de Luis redondean una Eurocopa maravillosa ENRIQUE ORTEGO ENVIADO ESPECIAL VIENA. ¡CAMPEONES DE EUROPA! Sí, con mayúsculas. No se puede escribir de otra forma una gesta como ésta. España ganó la final a lo grande. Con su estilo. Sin renunciar a él nunca. Manteniéndose fiel hasta el último momento, cuando tocaban y tocaban en el área alemana entre los olés de triunfo. Es la victoria del fútbol. La de un equipo que con el marcador a favor tuvo hasta siete oportunidades para golear. Y no cejó nunca en su empeño. La fecha ya es historia. 29 de junio. Día centésimo octogésimo (180) del calendario gregoriano. Hasta ayer, San Pedro y San Pablo. A partir de ahora, San Luis Aragonés y San Fernando Torres. Y detrás de ellos todos los internacionales que hicieron posible que por fin el we are the Champions sonara en su honor y en el de todos. sino de su Eurocopa: luchar y luchar. Ayer encontró su recompensa particular, que es la recompensa de un equipo, de un cuadro técnico y de todo un país que ha sentido más que nunca esta selección que ya podrá tutearse con Alonso y con Nadal. Y con Pedrosa, Gasol y todos los chicos de oro de Pepu. Sí. Tenía razón Luis. Una vez más. Las finales se ganan. Y España la ganó, además jugando al fútbol. Aguantó el primer apretón alemán para después desarrollar todo ese fútbol que lleva dentro. Un eterno rondo de toques y apoyos que deben ser la base de un futuro mejor. Lo justo hubiera sido un resulta- El estilo de una selección- equipo Hasta el último minuto demostraron que tienen una forma de entender el fútbol y que con ella también se pueden ganar títulos. El sufrimiento hasta el final Un remate al poste y siete ocasiones claras de gol deberían haber servido para cerrar la final mucho antes y que la tensión no se hubiera prolongado hasta el último segundo. LO MEJOR LO PEOR La bala de Torres Más sabe el sabio por viejo que por diablo. Tenía razón Aragonés. Lo dijo el sábado en ABC. La bala de la final se llamaba Fernando Torres. Él fue el autor del gol. Y lo consiguió a base de lucha, de tesón para pelearse con el defensa y tener la cabeza fría para superar al portero en su salida. Ese ha sido el do mayor, pero posiblemente estas victorias por la mínima, más sufridas, saben mejor. Salió Alemania a intimidar con sus estrellas de tricampeón en el pecho... o a demostrar que no le tenía miedo a Es- paña, el mejor equipo del Campeonato. Llevan los germanos el gen de las finales inyectado en su cuerpo. Se meten en ellas en el vestuario. A España le costó más. Lógico. Está menos acostumbrada. Salió Alemania muy arriba, con la defensa adelantada y presionando la salida del balón español en su mismísimo campo. Fueron los primeros doce- quince minutos difíciles para la selección. Un error de Sergio Ramos a punto estuvo de costarle un gol, pero Podolski se embolicó con el balón. No estaban cómodos Xavi ni Cesc, sin espacios, ni tampoco Iniesta y Silva, a los que Luis cambió de banda a los seis minutos. La primera llegada española se produjo en un balonazo largo y un rebote que Lehmann sacó luciéndose para la foto, pero sirvió para que el acordeón rojo se quitara el pol-