Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
88 CIENCIAyFUTURO MEDIO AMBIENTE LUNES 30 s 6 s 2008 ABC Libro Guadiamar. Diez años después Ed. CSIC HÉROES DEL MEDIO AMBIENTE s NICOLAS HULOT EL ELECTRÓN LIBRE QUE NO QUISO SER MINISTRO Reportero, aventurero, empresario audiovisual y defensor del medio ambiente, Hulot rechazó una carrera política a la sombra de Jacques Chirac... Prefirió su más influyente independencia POR JUAN PEDRO QUIÑONERO CORRESPONSAL PARÍS. Pudo ser famoso y ganar mucho dinero como buscador de oro, paparazzi, actor sexy, animador de televisión, empresario audiovisual, alpinista o cardenal de la curia política de una corte renacentista: pero Nicolas Hulot se ha servido de las virtudes de esas y otras profesiones para defender a su manera la causa universal del medio ambiente y combatir así las amenazas que pesan sobre nuestro frágil planeta Tierra. Aventurero y buscador de oro lo fue su padre, Philippe Hulot, que viajó por las Américas buscando tesoros y piedras preciosas, antes de triunfar como pequeño- mediano empresario (pastelería, flores) en Niza y París, donde murió cuando el joven Nicolas tenía apenas 15 años. Gonzague Hulot, el hermano mayor, se suicidó cuatro años más tarde. Y fue Nicolas quién descubrió su cadáver. Adolescente melancólico, prefirió no amargar a la familia la fiesta de Navidad y esperó hasta el día siguiente para dar la noticia, con un abrazo y muchos besos. Sin fortuna familiar, sin estudios dignos de tal nombre, Nicolas decidió embarcarse rápido en profesiones de incierto futuro: monitor de vela, camarero, reportero gráfico... Comenzó así a trabajar como paparazzi para la agencia Sipa. Pronto demostró que la cobertura de los amoríos principescos, en el glamuroso Montecarlo, le atraía menos que volar hasta Guatemala para cubrir un terremoto que se cobró 20.000 muertos. Abandonadas las promesas de dinero rápido del paparazzi, Nicolas se descubrió un talento cierto como fotógrafo de prensa, en la tradición humanista y deportiva. Cuando los colegas cubrían las grandes catástrofes de los años 70 del siglo pasado, Nicolas prefirió cubrir un reportaje épico: embarcarse con un marino legendario, Eric Tabarly, y seguirlo El accidente de la mina de Aznalcóllar, que vertió toneladas de lodos tóxicos al cauce del río Guadiamar, marcó un punto de inflexión en la relación entre la ciencia y la conservación de la naturaleza en España, si bien este tándem no se repitió en otras catástrofes ambientales ocurridas después. Entonces estaba en juego el Parque Nacional de Doñana. La comunidad científica española se volcó en aportar soluciones ante el mayor desastre ambiental de nuestro país. Diez años más tarde- -el trágico aniversario se cumplió el pasado abril- Guadiamar, ciencia, técnica y restauración es una parte de nuestra historia reciente y una reflexión sobre el valor de nuestro entorno. Nicolas Hulot, aventurero y reportero del medio ambiente, en uno de sus viajes a Mongolia Buen fotógrafo, con muchos problemas psicológicos que no tenían otros colegas, Hulot descubrió rápido una veta más que sustancial. Los reportajes audiovisuales, que con muchas imágenes se vendían y se venden bien. Y Nicolas se embarcó en un proyecto profesional que parecía problemático, Ushuaia, le magazine de l extrême vendido originalmente a un precio irrisorio a la primera cadena de televisión francesa, la TF 1. Nicolas Hulot había descubierto, al fin, el filón de su vida: el activismo humanista y lírico en defensa de la aventura, del medio ambiente, en un tono ecuménico, sin filiación política conocida, lejos del Apocalipsis, presentado con mucho aparato de imágenes más o menos poéticas, glosando la vida y los milagros del Planeta Azul, y pintando también las amenazas que pesan sobre la Tierra. La popularidad alcanzada por Ushuaia, le magazine de l extrême le permitió a Nicolas embarcarse en nuevos proyectos, igualmente audiovisuales, incluso pedagógico, un canal de televisión, Ushuaia TV con una audiencia selectiva. La carrera audiovisual estaba ganada. Comenzaba la carrera ecológica. El correo de los lectores fue la primera base de acción ecológica. Y Nicolas Hulot terminó por convertirse en un gurú Jacques Chirac le propuso ser ministro de Medio Ambiente. Propuesta nada atractiva, ni siquiera viniendo de un dinosaurio político. Nicolas se embarcó en la acción. Redactó una ABC Gurú del ecologismo Nacido el 30 de abril de 1955 en Lille (Francia) hijo de Monique Moulun y Philippe Hulot. Realizó sus estudios primarios en el liceo Saint Jean de Passy, en el 16 arrondissement de París. Reportero gráfico de la agencia Sipa en 1973. Participa en el rallye Paris- Dakar en 1980. Presenta en la TF 1 en 1987 su programa Ushuaia, le magazine de l extrême Crea la fundación Ushuaia en 1990. Desde 1995 pasa a denominarse Fundación Nicolas Hulot para la Naturaleza y el Hombre. Por esos años se ha convertido ya en un gurú de la comunicación especializada en medio ambiente. Rechaza el Ministerio de Ecología, propuesto por Jacques Chirac en 2002. Funda la cadena de TV por cable Ushuaia TV en 2005. Rechaza ser candidato a la Presidencia en 2007. Localizan en el pecho la huella dactilar única que distingue a los pingüinos EFE LONDRES. A primera vista, los pingüinos africanos parecen ser casi idénticos unos a otros, pero un equipo de científicos británicos ha desarrollado un método biométrico que permite identificarlos fácilmente y seguirlos luego varios años. Hasta ahora a cada ave se le colocaba un anillo con un código de identificación para así poder seguirla. Pero para leer ese código hay que capturar cada vez al animal. La nueva técnica, que permite seguir desde cierta distancia a los pingüinos sin necesidad de atraparlos para su identificación, se basa en el hecho de que esos animales tienen puntos negros irregulares en sus pechos que varían de un individuo a otro. El responsable del sistema, Peter Barham, explica el método: Colocamos una cámara en un lugar por donde pasan normalmente los pingüinos. Cada imagen que procesa la cámara es enviada a un PC Así registran el número de identificación del animal, el día, la hora y el lugar exacto donde se produce el descubrimiento. Un hombre sin estudios Carta del Medio Ambiente. Y comenzó su primera cruzada. Con tanto éxito que alguien tuvo la idea de presentar su candidatura a la Presidencia de la República Francesa. Astuto y hombre de negocios, a su manera, Hulot comprendió que sería mucho más influyente invitando a los candidatos (Nicolas Sarkozy y Ségolène Royal) a asumir su Carta del Medio Ambiente. Ambos candidatos aceptaron encantados. Y Nicolas Hulot se convirtió en contable oficioso de las promesas incumplidas, gozando de un evidente poder y capacidad de influencia a través de sus programas audiovisuales. Su primer programa se transformó en Fundación. Y su Fundación se convirtió en una máquina de ocupar terreno ecológico. Sus adversarios le reprochan su eclecticismo político y empresarial: ni izquierda ni derecha, las donaciones son muy bien recibidas. Se define a sí mismo: Soy un electrón libre Las señoras y señoritas aprecian su mensaje, muy comprensible Los ecologistas integristas no lo soportan. Su astucia de reportero y empresario autónomo le permite negociar a muchas bandas. L amour is money, chérie El amor es dinero, querida decía un poema de Jacques Prévert. La ecología, también. L amour is money, chérie hasta África del Sur. Rodesia estaba a un paso. Y Nicolas entrevistó a Ian Smith. Un éxito que le abrió muchas puertas. Otras se cerraban voluntariamente. En primera línea de tiro (fotográfico y policial) cuando la policía montó la encerrona que costaría la vida a un gangster célebre, Jacques Mesrine, Nicolas tiene un gesto muy suyo: se niega a fotografiar la matanza y caída ensangrentada del criminal. Más información sobre la fundación: http: www. fondation- nicolas- hulot. org