Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 30 s 6 s 2008 MADRID 53 Muere un joven ecuatoriano apuñalado en Ciudad Lineal Dos vecinos, que avisaron a la Policía, encontraron el cuerpo tirado entre dos vehículos, con una puñalada en el corazón J. M. C. MADRID. El último fin de semana de junio ha traído otra trágica muerte, la de un joven ecuatoriano de apenas 18 años, poco después de las doce de la noche, en el distrito de Ciudad Lineal. Dos vecinos del barrio encontraron el cuerpo de Jonatan Darío M. M. a las 00.15 horas, sangrando abundantemente, a la altura del número 16 de la calle de Francisco Rioja, muy cerca de la estación de Metro de Ascao. Los viandantes llamaron rápidamente al servicio de Emergencias 112, y una dotación del Samur- Protección Civil se desplazó hasta el lugar. Allí, los sanitarios atendieron a Jonatan Darío con una herida por arma blanca a la altura del corazón. Le practicaron un masaje cardíaco para intentar reanimarle, pero sólo pudieron certificar su fallecimiento. Poco después, varias dotaciones de la Policía Nacional se desplazaron hasta la zona, que se mantuvo acordonada mientras realizaban las primeras investigaciones. En principio, no se sospecha que esta muerte esté relacionada con incidentes tras el partido entre España y Alemania. Al cierre de esta edición, tampoco se había encontrado el arma del delito y ningún testigo pudo ofrecer datos sobre el asesinato. Con la muerte de Jonatan Darío, se cierra un trágico fin de semana en el que los jóvenes vuelven a ser los protagonistas, tras la paliza que recibió un rumano, también de 18 años, el pasado sábado, en las fiestas de Vicálvaro. El asesinato de este ciudadano ecuatoriano en Ciudad Lineal supone el séptimo fallecimiento de un joven en lo que va de año. Este tipo de sucesos se ha cebado con la vida de varios chicos de corta edad, sobre todo en las zonas de copas de localidades como Leganés, Fuenlabrada o San Sebastián de los Reyes, frente a los dos asesinatos que, en estas mismas circunstancias, que se registraron en el primer semestre del año pasado. Sanidad alerta del riesgo por el calor con mensajes de voz a fijos y móviles ABC MADRID. El Plan de Prevención de los efectos del calor de esta temporada, que estará operativo hasta el 15 de septiembre, mantendrá informada a la población y personal sanitario de la llegada del calor y situaciones de riesgo, a través de la página web y una aplicación informática que envía mensajes de voz a teléfonos fijos y móviles avisando en situaciones de riesgo (niveles amarillo y rojo) informó ayer la Comunidad de Madrid. La Consejería de Sanidad recomienda ante las altas temperaturas una exposición controlada al sol para prevenir la posible aparición de enfermedades de la piel. Como medidas de protección, los expertos recomiendan evitar la exposición solar en las horas centrales del día, entre las 12 y las 16 horas, y el uso de cremas o lociones con filtro solar resistente al agua con un factor de protección alto. Asimismo, también aconseja el uso de ropas con tejidos naturales que protejan una buena parte del cuerpo cuando se esté expuesto en áreas soleadas y disponer de gafas de sol oscuras con filtros UVB y UVA para proteger los ojos y prevenir el desarrollo de cataratas. Un trágico semestre AL DÍA Manuel María Meseguer LA BOMBILLA ue cosa de brujería tan cerca San Juan- el efecto mariposa o simple coincidencia, pero el mismo día que se daba la noticia de que se iba a dejar de fabricar la bombilla incandescente de toda la vida hallé una de 40 vatios, de las de la corriente a 125 voltios, con más de sesenta años de F existencia, cuyo tembloroso alambre rizado recorría el amplio interior del globo de cristal en largas uves dobles, se supone que para aumentar luminosidad y resistencia. Al instante recordé su luz amarilla, parpadeante por las vibraciones de su filamento, y el interruptor que alumbraba el artefacto: un casquete redondo y plano de porcelana blanca pegado a la pared, con un pequeño cilindro de madera que giraba para encender y apagar. Por medio, un cordón trenzado, grueso, que recorría las viviendas de la España de la posguerra. No todas, obviamente, ni la mayoría siquiera. Todos hemos conocido pueblos en los que la luz sustituyó los quinqués de carburo y petróleo urgida por la llegada de la televisión a los hogares de entonces. Cuando el tremendo éxodo rural a las grandes ciudades, Madrid vio incrementar su población en círculos concéntricos, con querencia por el sur. Se traían los lenguajes del campo, como el que igualaba la compañía Hidroeléctrica con la Luléctrica y así. Tiempos en que se empezó a mestizar el habla de Madrid con el de todas las provincias y arrumbó el habla chulapa y entrecortada a las zarzuelas y las revistas de Coslada. A ver quien es ahora el figura que encuentra al manolo entre los subsaharianos de Lava- piés. Se traían sus pertenencias en maletas de cartón, productos de la matanza y de la tierra bien envueltos y escondidos, como si les fuera a durar la despensa para siempre. Y atravesaban durante días la España polvorienta de los cincuenta con los ojos encandilados por las novedades que les ofrecía la ciudad: bullicio de coches, semáforos, comercios y cinematógrafos en cada esquina. Tan maravillados como aquella huertana que había pasado de la barraca a una casa con luléctrica y contaba: ¿Pues no que le pegas un repizquiquio a la pared y se enciende la luz? Esto de las bombillas de 40 vatios lleva mucho peligro.