Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
50 MADRID España, campeona s La euforia estalla en la calle LUNES 30 s 6 s 2008 ABC Hoy, cortes de tráfico en la almendra central Dos centenares de agentes de la Policía Municipal y de Movilidad controlarán hoy el centro, cuando los jugadores de fútbol de la Selección española lleguen a la capital. Está previsto que el autobús descapotable lleve a los deportivas de la T- 4 de Barajas hasta la plaza de Colón hacia las 20 horas. En ese momento, todo el dispositivo estará ya montado en la almendra central para controlar la seguridad y la movilidad. El Ayuntamiento prevé cerrar al tráfico la zona entre la plaza de Gregorio Marañón y Cibeles, así como entre la glorieta de Alonso Martínez y Serrano. Los cortes se irán realizando en función de la afluencia de público, Así, el Ejecutivo local recomienda el uso del transporte público en la zona, especialmente del Metro, así como los itinerarios alternativos por las calles Serrano, Alfonso XII, Velázquez, Príncipe de Vergara, las Rondas y la M- 30. El Consistorio ha instalado un escenario en el lateral del Paseo de la Castellana, delante del Teatro Fernán- Gómez, donde habrá un concierto para amenizar la espera de los aficionados. Aficionados de las selecciones de España y Alemania siguen el partido través de una pantalla en el Colegio Alemán de Madrid Los alemañes se desinflan Cientos de germanos congregados frente a la pantalla instalada en el Colegio Alemán fueron perdiendo poco a poco la esperanza de cantar victoria s Familias, trabajadores y Erasmus vivieron una fiesta en la que reinó la concordia con los españoles JOSÉ M. CAMARERO MADRID. Ni siquiera el Agregado de la Embajada de Alemania en Madrid, Karlfried Bergner, confiaba en que su selección ganara: Apuesto por un 2- 1 decía, pero en la prórroga Un fiel reflejo del miedo que imponían los españoles. El Colegio Alemán de Madrid, en la calle de Concha Espina, sirvió de punto de encuentro para los alumnos del centro, sus padres, trabajadores de ese país y estudiantes Erasmus que residen en la capital. Cualquiera se acerca a Colón explicaba un tanto temerosa Mery, vecina de Berlín. Ella y sus amigas habían acudido al centro de Madrid en otros partidos. Pero la final era diferente. Aquí sentimos más calor con los nuestros explicaba en un tono algo gélido. En el patio del Colegio Alemán, donde se organizó una verdadera fiesta a la que acudieron un millar de personas, los seguidores alemanes tomaron la delantera durante buena parte del encuentro. Supa Deutschland. Olé, olé ¡Arriba Alemania! llegaron a cantar varios. Los españoles, con mucha sorna, les designaban a través de algunas pancartas como alemañes Para que sepan que su nombre, hoy, también se escribe con nuestra eñe indicaban. A raíz del primer gol de España, los ánimos se vinieron abajo, aunque muy poco a po- co, sin demasiado ruido. Y las miradas se dirigían ya hacia la barra de bebidas y comidas. Y es que, la organización, muy germana, fue casi perfecta. Discurso de los padres, de los alumnos, de los profesores... Y, eso sí, mucha cerveza. A pesar de la ingesta de alcohol, no se registró ningún tipo de incidente. Incluso, al finalizar el partido, los alemanes se fundieron en un emocionado abrazo con sus compañeros españoles, que también acudieron al centro para ver el encuentro. Además de la cerveza, los perritos calientes y los brezel (una especie de rosca, típica de Alemania) también fueron los protagonistas. Me lo estoy pasando fenomenal aseguraba Neils, un estudiante Erasmus. Esto es más que un partido, es toda una fiesta en la que todos estamos contentos Aunque se vio algún amago de llanto, casi ningún alemán osó derramar una lágrima. Su espíritu competitivo les impedía mostrarse perdedores, aunque se les hubiera escapado el campeonato. No pasa nada explicaba Per. Dentro de dos años, volveremos a estar para celebrar el Mundial Cerveza, perritos y brezel Emoción compartida en el patio Una niña sostiene la bandera alemana FOTOS: EFE