Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
44 MADRID www. abc. es madrid LUNES 30- -6- -2008 ABC La marea roja desborda el centro La alegría se desbordó mucho antes de que terminara la final de la Eurocopa. Incluso antes de que comenzara, calles como Goya y Serrano eran un macrobotellón Al acabar el partido, todo Madrid se colapsó: los forofos trepaban por cualquier fuente POR CARLOS HIDALGO FOTO IGNACIO GIL MADRID. La tarde- noche de ayer fue de pupilas dilatadas: es lo que tiene la euforia de ganar una Eurocopa después de 44 años y la ingesta masiva de alcohol. Porque esos fueron los dos ingredientes que provocaron un desparrame masivo por prácticamente toda la ciudad. No sólo fueron la plaza de Colón y el centro. Barrios alejados, como Embajadores, Marqués de Vadillo, Plaza Elíptica y Ciudad Lineal vieron cómo sus fuentes, aliviadas de la custodia policial, eran tomadas por la marea roja. Cuando aún quedaba un cuarto de hora para que finalizara el partido, la gente que abarrotaba las calles ya se sentía ganadora: bailaban sevillanas, lanzaban bengalas, besos, abrazos, lluvia de cerveza. Había quien siguió el partido desde lo alto de un semáforo en Serrano. Otros botaban bandera en mano sobre las marquesinas de los autobuses de Goya. Y eso que aún quedaba la pitada final. Cuando fue un hecho que España era la campeona, Madrid tembló. La marabunta tomó primero las principales vías del centro, como el paseo de la Castellana, que quedó cortado. La Policía Municipal ya llevaba un buen rato escoltando las fuentes secas de Colón. ¡A buscar una fuente! era uno de los gritos más repetidos. Hasta a los municipales y a Gallardón les gustaría meterse en la fuente bromeaba Álvaro, un joven de Moncloa. Hora también de los primeros análisis desde la calle: Para mí, los mejores han sido Torres, Güiza y Casillas. Ha sido muy emocionante. Después de 44 años, lo teníamos merecido explicaba Diego, de Valdebernardo. ¡Ellos salchicha, nosotros longaniza! gritaba la muchedumbre que, Génova arriba- -cortada al tráfico- se encaminaba hacia Alonso Martínez. La gorda de Botero, tapada por un grupo de hinchas. Al llegar a Alonso Martínez, el paisaje no defraudó: jóvenes y más jóvenes toreaban con banderas a los coches que llegaban desde los bulevares, que no paraban de pitar. Otros se subían, con su cachi en la mano, a la fuente, también seca, donde no tardaron en meterse los primeros exaltados. Los antidisturbios se habían desplegado en Alonso Martínez, pero hacían la vista gorda. Pese a todo, se produjeron diversas detenciones, indicaron fuentes policiales, por altercados ocurridos no sólo en el centro. Mientras, la fiesta continuaba por el paseo del Prado. Allí, un grupo de extremeños, pertrechados en su bandera autonómica, se quejaban de que a los chinos no les quedaba ni una cerveza Nos ha dicho: sacabao, sacabao. A ver dónde compramos el botellón Porque, anoche, lo complicado no era beber en la calle, todo lo contrario. Así de anárquica es la alegría general. Desde las seis de la tarde había gente en Serrano y Goya, por no mencionar Colón, be- El negocio legal por un día Jóvenes y más jóvenes toreaban los coches que llegaban desde los bulevares con banderas de España