Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 INTERNACIONAL www. abc. es internacional LUNES 30- -6- -2008 ABC El frenazo al minitratado deja a Francia con minipresidencia El no de los irlandeses recorta las ambiciones de Sarkozy al frente de la UE ENRIQUE SERBETO ENVIADO ESPECIAL PARÍS. Hubo momentos en los que los servicios estratégicos del Elíseo preparaban un programa gigantesco para el semestre de presidencia francesa, a más de un acto por día, un calendario repleto de manifestaciones de la voluntad política del presidente Nicolas Sarkozy, dispuesto a hacer pasar la página del no en el referéndum que aniquiló el proyecto de tratado constitucional. El propio Sarkozy llamó a la solución el minitratado que ha acabado siendo el de Lisboa, y que después de un nuevo no esta vez por parte de Irlanda, está a punto de convertir al semestre francés en una minipresidencia El ministro de Asuntos Exteriores, Bernard Kuchner, ya se ha preparado para ello, al anunciar la semana pasada que los objetivos de la presidencia francesa serían modestos a la vista de las circunstancias políticas. Sarkozy no hubiera querido que su presidencia se parezca a la que terminó en el año 2000 con la firma del Tratado de Niza, de madrugada y en pleno naufragio del Consejo Europeo. Y sin embargo, está muy lejos del escenario que había previsto. Es cierto, como dijo el propio Sarkozy en la última cumbre en Bruselas, que el Tratado de Lisboa no estaba previsto que entrase en vigor hasta el primero de enero, es decir, cuando termine la presidencia francesa, pero si no se cumplen las previsiones, no podrá intervenir desde una posición privilegiada en el reparto y diseño de los cargos institucionales que se crearán si entra en vigor. Como han señalado fuentes diplomáticas europeas, Francia necesitará por tanto concentrarse en las políticas que demuestren que Europa sigue funcionando. Inmigración será una de ellas, con o sin el consenso del Gobierno español, que Sarkozy sigue buscando a pesar de los desacuerdos. París cree que si llega a un acuerdo con el gobierno más tolerante, no le será difícil buscar un consenso general. También la lucha contra el cambio climático será uno de los elementos más vistosos del programa, teniendo en cuenta sus repercusiones propagandísticas. En este campo, necesita el apoyo de Angela Merkel, a quien la poderosa industria alemana le pedirá que trate de contener las ansias del presidente francés. La reunión fundacional de la Unión para el MediterráneoProceso de Barcelona era otra de las ideas más queridas para el presidente francés, pero por ahora, cuando faltan apenas diez días para el acontecimiento, nadie sabe quiénes acudirán o con qué consecuencias. Entre los diplomáticos franceses se dice que no pueden imaginar peor trabajo en estos momentos que la coordinación de esta reunión, que se celebrará la víspera de la fiesta nacional del 14 de julio. La alianza mediterránea era un proyecto destinado inicialmente a ofrecer un puesto a Turquía fuera de la UE, pero desde ese punto de vista no ha tenido ningún efecto, tampoco para calmar las susceptibilidades francesas con este gigante vecino de la UE. Por si fuera poco, a Sarkozy le va a tocar gestionar la gravísima crisis política que se vive en Ankara y seguramente tendrá que ser él el que conforte a Erdogan si finalmente los jueces cierran su partido político AKP. Tal vez donde más avances puede conseguir Sarkozy es el el campo del desarrollo de la Europa de la Defensa, que es uno de los pilares de su política destinada a normalizar la participación de Francia en la OTAN. Eso si no se produce alguna de sus inquietantes explosiones de creatividad. Al fondo, Turquía Sarkozy, antes de una rueda de prensa en Berlín hace algunas semanas EFE EJES DEL SEMESTRE FRANCÉS Defensa Un pilar europeo dela defensa que pueda ser el contrapeso de EE. UU. y le permita a Francia volver a la OTAN. La posición británica será la clave Cambio climático A falta de una política más vistosa, Sarkozy quiere medidas simbólicas de control de emisiones, escudado en la ventaja de Francia por las centrales nucleares. Turquía La crisis política en Turquía puede estallar en plena presidencia francesa. Sarkozy deberá encargarse de lanzar el mensaje de aliento y apoyo de Europa a Erdogan. Mediterráneo La Unión Para el Mediterráneo Proceso de Barcelona pretende ser una proyección de la política de vecindad, pero no ha encontrado ningún entusiasmo en la orilla sur y sus perspectivas son inciertas, Política Agrícola La vieja Política Agrícola Común (PAC) va a ser revisada en condiciones inéditas de altos precios mundiales. Francia hará lo posible para evitar los recortes que quiere Londres. Inmigración La consolidación de una política europea más restrictiva será uno de los objetivos de la presidencia francesa. Le falta el acuerdo con España para cerrar un consenso.