Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 ESPAÑA LUNES 30 s 6 s 2008 ABC LA NUEVA DIRECCIÓN DEL PP Secretaria General del PP Con Aznar: Asesora y secretaria general técnica del Ministerio de Trabajo (1997- 1999) Subsecretaria de Administraciones Públicas (2000- 2002) Subsecretaria del Ministerio del Interior (2002- 2004) Vicesecretaria General del PP Con Aznar: Asesora y subdirectora del gabinete del presidente de la Junta de Castilla y León (1987- 1991) Responsable del departamento de Medios de Comunicación (1993- 1995) Coordinadora de Participación y Acción Territorial (1999- 2003) María Dolores de Cospedal Mariano Rajoy Ana Mato Presidente del PP Con Aznar: Miembro de la dirección del PP desde 1989. Vicesecretario general hasta 2003. Ministro de Administraciones Públicas, Educación y Cultura, Interior y vicepresidente del Gobierno (1996- 2003) Secretario general (2003- 2004) Soraya Sáenz de Santamaría Portavoz del Grupo Popular en el Congreso Con Aznar: Asesora de la vicepresidencia del Gobierno (2000- 2003) Javier Arenas Vicesecretario General del PP Con Aznar: Vicesecretario general del PP (19911993) Ministro de Trabajo (1996- 1999) Secretario general (1999- 2003) Ministro de Administraciones Públicas (2002- 2003) Vicepresidente del Gobierno (2003- 2004) El marianismo aznarista La nueva dirección del PP procura obviar más que distanciarse del pasado que representa el ex presidente del Gobierno: con Rajoy al frente, de Cospedal a Moragas, la mayoría de los dirigentes han empezado o han hecho su carrera con Aznar ÁNGEL COLLADO MADRID. Con el dato a cuestas, certificado ahora por el CIS, de que el miedo al Partido Popular entre una quinta parte del electorado fue decisivo para que Zapatero volviera a ganar las elecciones y con comodidad, la nueva dirección del PP intenta hacer equilibrios para obviar más que desmarcarse de un pasado aznarista en el que empezaron o hicieron toda la carrera política la mayoría de sus dirigentes, Rajoy el primero. Es la difícil ecuación que aspira a resolver el partido de la oposición: cambiar de estilo para mejorar su imagen ante los sectores sociales que le rechazan, pero sin dejar de convencer a un centro derecha soporte de las victorias en 1996 y 2000 que en marzo sumó un 40 por ciento de los votos, un porcentaje que por primera vez resultó insuficiente para ganar porque el PSOE había aglutinado a la izquierda y parte del nacionalismo frente al PP. Desde la derrota, Rajoy repite que debe hacer todo lo que esté en su mano para evitar el llamado voto del miedo en contra de su partido, sobre todo en Cataluña y el País Vasco, donde predomina la idea cultivada por socialistas y nacionalistas de que el PP es un enemigo del pueblo, los intereses y hasta las esencias locales. El nuevo equipo, las caras amables y los matices en el mensaje, que no en los principios, sirven para dar respuesta a esa inquietud. La lógica fácil de explicar los cambios acometidos en el congreso de Valencia como una liquidación del aznarismo y el nacimiento del marianismo se cae por los matices añadidos. Aunque el número dos saliente, Ángel Acebes, fuera el eslabón desde 2004 entre las dos etapas, sigue al frente del partido el número uno que eligió Aznar en 2003. Representa el mejor presente y futuro para España dijo el entonces jefe del Ejecutivo sobre Rajoy cuando le propuso como candidato a la Presidencia del Gobierno en la Junta Directiva Nacional del PP en septiembre de aquel año. Salió investido por unanimidad y después accedió a la presidencia del partido. Rajoy ha marcado distancias de estilo con Aznar en los últimos cuatro años, ahora prescinde de parte de la herencia recibida a la hora de formar equipo- -que renueva en gran medida- pero ni ha matado al padre en términos freudianos ni deja de estar rodeado de sus hermanos ahí están también los de siempre en primera fila, como Javier Arenas, Federico Trillo, Pío García Escudero o el mismísimo Gallardón. Dicen en el gabinete de Rajoy que el culto a la personalidad del líder es un fenómeno imposible con Rajoy por la propia naturaleza del personaje, tímido y obsesionado con el sentido común. Otra cosa es la pasión que ha despertado entre algunos próximos afanados en el ascenso. Si Aznar se pudo exceder durante el congreso en la reivindicación de su pasado, los nuevos marianistas han cumplido con la consigna de olvidar la parte negativa de esa segunda legislatura que pasó factura no ya al presidente saliente, sino al candidato que se estrenaba. No es tanto la guerra de Irak, sino el pecado de la soberbia y el distanciamiento de parte de la so- Rajoy procura evitar roces con Aznar y que sus partidarios hagan autocrítica por los errores del pasado ciedad lo que lamentan de aquella época algunos dirigentes que hacen autocrítica. María Dolores de Cospedal insiste en que no se trata de distanciarse del aznarismo sino de abrir una nueva etapa en el partido. El propio Rajoy aclaró cuando le preguntaron por las relaciones con su predecesor: Aznar en ningún caso rima con molestar y sí con no estar El presidente del PP quiere otro estilo de partido pero no puede renegar de su pasado. Aznar le incorporó a la dirección nacional después de que Fraga le hubiera marginado en Galicia, le puso al frente de sus campañas electorales y, llegado al poder, le hizo tres veces ministro, vicepresidente y, al final, sucesor. Entre la guardia pretoriana de Rajoy se repite el origen. Fueron ministros, portavoces parlamentarios y estuvieron en la dirección por decisión de Aznar. Sólo Sáenz de Santamaría es de estricta promoción del jefe y hasta Cospedal ocupó sus primeros cargos en gobiernos de Aznar y ascendió en el partido avalada por Acebes. Hasta el ahora más marianista, Jorge Moragas, se inició en la política en el gabinete de la Presidencia del Gobierno de... Aznar. La web del PP es exhaustiva. ABC Vicesecretario Portavoz del PP Con Aznar: Miembro del comité ejecutivo nacional y secretario de política autonómica (1999- 2003) Portavoz del Grupo Popular en el Senado (1999- 2003) Esteban González Pons Portavoz del Grupo Popular en el Senado Con Aznar: Director general de Patrimonio de la Junta de Castilla y León (1987- 1990) Portavoz del Grupo Popular en el Senado (desde 1996) Pío García- Escudero Alcalde de Madrid Con Aznar: Portavoz del Grupo Popular en el Senado Alberto Ruiz- Gallardón