Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
104 DEPORTES Eurocopa 2008 Alemania- España, la final DOMINGO 29 s 6 s 2008 ABC Letales a la contra, inabordables por alto, pero lentos atrás y flojo el portero Alemania es peligrosa a balón parado, donde coloca al remate a ocho jugadores de más de 1,80 s Las subidas al ataque de Lahm suelen dejar su zona vulnerable POR ENRIQUE ORTEGO VIENA. Pocos secretos esconde Alemania. Tácticamente el equipo se coloca bajo un 4- 2- 3- 1 poco habitual en el fútbol alemán y desarrolla un juego de contragolpe con repliegue a su campo cuando pierde el balón. En el juego de estrategia apenas muestran acciones ensayadas. Lo suyo es muy rudimentario, balones al área- -muy cerrados casi siempre- -y entrada al remate con ocho hombres por encima del 1,80. A saber: Mertesacker (1,96) Metzelder (1,93) Ballack (1,89) Friedrich (1,85) Hitzlsperger (1,82) Klose (1,82) Frings (1,82) y Schweinsteiger (1,80) Jaochim Low ha realizado una modificación táctica a la largo del campeonato. Los dos primeros partidos jugó con un clásico 4- 4- 2 donde la gran novedad era que Podolski, un teórico delantero, se acostaba en la banda izquierda realizando labores de puro centrocampistas. Después de la derrota contra Croacia decidió reforzar más la zona del medio campo con la entrada de un centrocampista de corte más defensivo y sacrificó al español Mario Gómez, que había estado gafado con el gol. Ballack adelantó su posición a la media punta, donde le gusta jugar, para estar más cerca del área enemiga y tener menos desgaste en la recuperación del balón. En la final, la novedad debe ser la vuelta del veterano Frings- -ya jugó la segunda parte contra Turquía- lo que significaría que Rolfes, otro tanque (1,89) se quedaría en el banquillo. Una de las circunstancias que España deberá aprovechar es que Alemania, a pesar de jugar casi siempre con seis hombres por detrás del balón, defiende mal. Su principal problema radica en el portero. Lehmann ha demostrado estar lento y mal de reflejos. No bloca los balones y ha perdido la confianza que tenía en las salidas. Los dos centrales, Mete y Metze son lentoslentos y cuando deben salir de su posición tienen problemas. Lahm ataca bien por su banda, pero deja desprotegida su espalda y por allí se puede crear mucho peligro. El centro del campo no genera mucho juego. Combina poco. Sus transiciones ofensivas son rápidas y buscan las bandas. Peligrosísimos Schweinsteiger y Podolski. Dos balas. Su acción preferida es la entrada por la banda de cualquiera de ellos en velocidad y centro al área, donde siempre está Klose y llegan Ballack y el que no haya creado la jugada por su costado. Así ha hecho dos goles idénticos Schweinsteiger a pase de Podolski. A balón parado el peligro es su envergadura. Ballack lanza todas las acciones directas. Atrás, defienden en zona, con dos hombres en los postes, cuatro sobre la línea del área pequeña, dos entre el punto de penalti y el área grande y Podolski al rechace. No genera juego Ballack, tocado, no se entrenó ayer y es dudoso: peligra su primera final Definitivamente Michael Ballack está gafado cuando se trata de finales. Las dos grandes que ha dispstado, ambas de la Champions las ha perdido. La primera en 2002 con el Bayer Leverkusen contra el Real Madrid y la segunda el pasado mayo, con el Chelsea ante el Manchester. En el 2002 también perdió la final de la Copa alemana con el Bayer Leverkusen. Con la selección se perdió la final del Mundial de Corea y Japón (Brasil- Alemania) por estar sancionado. Ayer el capitán germano no acudió al entrenamiento por sufrir molestias musculares que, sin embargo, no deben impedirle disputar su primera gran final con Alemania. Hasta ahora ha jugado los cinco partidos del torneo y ha marcado dos goles. E. O. VIENA. Sólo Lahm y Schweinsteiger ganan las comparaciones directas. LEHMANN. Ha recibido seis goles, cuatro en los dos últimos partidos. Sigue de titular porque no tiene un relevo de garantía, pero desde luego es uno de los puntos más débiles. FRIEDRICH. El clásico jugador de equipo con la regularidad y la sobriedad como mejores armas. No sube nada al ataque salvo a balón parado. No comenzó como titular, pero salió contra Austria y ya es fijo. MERTESACKER. Un tanque que en las distancias cortas tiene muchos problemas- -todo lo contrario que Puyol- pero que en el juego aéreo es casi inabordable. Bastante duro. Inseguro con el balón en los pies. METZELDER. Que el técnico haya esperado hasta el último momento para incluirle y sea titular indiscutible después de casi una temporada sin jugar dice mucho sobre su rol. LAHM. Un lateral netamente ofensivo. Ataca mejor que defiende. Comenzó jugando en su banda, la derecha, para hacerlo ahora en la izquierda. Un gran gol ante Turquía. Se entiende bien con Podolski. FRINGS. Un fijo. El motor que mueve a la máquina alemana. Ha tenido una temporada cargada de lesiones y aquí se perdió dos partidos por una fisura en una costilla. Infatigable, tiene un buen disparo de lejos. SCHWEINSTEIGER. No fue titular los dos primeros partidos y además fue expulsado en el segundo. Sin embargo, contra Portugal y Turquía, además de marcar un gol cada día, fue de los mejores de su equipo. HITZLSPERGER. Tampoco comenzó de titular, para entrar en cuartos cuando el equipo pasó a jugar con dos medios centro. De corte defensivo. Aseadito técnicamente y resistente. BALLACK. Su ausencia complicaría mucho la vida a su equipo, que no tiene otro hombre de su peso específico. Dos goles, uno de cabeza y otro de falta directa. Mejor como medio punta que más retrasado. PODOLSKI. Delantero reconvertido a centrocampista zurdo, posición desde la que lleva tres goles y dos pases de gol. Velocidad, desborde, remate... Nunca está parado. Atraviesa un gran momento de forma. KLOSE. Un seguro de vida. Lleva dos goles. Uno de los delanteros que mejor anticipa en el remate de cabeza. Buenos movimientos de espalda a la puerta y no es nada torpe con los pies. LOS ONCE FRENTE A FRENTE 1 X 2 Lehmann Casillas 1 X 2 Friedrich S. Ramos 1 X 2 Mertesacker Puyol 1 X 2 Metzelder Marchena 1 X 2 Lahm Capdevila 1 X 2 Frings Senna 1 X 2 Schweinsteiger Iniesta 1 X 2 Hitzlsperger Xavi 1 X 2 Ballack Cesc 1 X 2 Podolski Silva 1 X 2 Klose Torres E. O. VIENA. En los duelos individuales posición por posición, los españoles son mejores. CASILLAS. Una garantía absoluta. Decisivo contra Italia, en el partido y en los penaltis, en los demás encuentros ha tenido poco trabajo. Es mejor que Lehmann en todas las facetas. SERGIO RAMOS. Su gran partido contra Rusia da para pensar que está recuperado. Hoy tendrá una prueba muy exigente ante Podolski y su presencia en el juego aéreo se antoja en esta ocasión crucial. PUYOL. Ha vuelto a su máximo nivel. Tanto física como tácticamente. Su rapidez y sentido de la anticipación es clave para frenar a un delantero como Klose. Sólo en el juego aéreo Mertesacker puede superarle. MARCHENA. Todas las dudas que había sembrado antes de la Eurocopa se han disipado. Gana en todo su duelo con Metzelder. Posiblemente sea el jugador más regular del equipo. CAPDEVILA. Sus características son completamente distintas a las del lateral alemán, pero se acoplan mucho mejor a lo que necesita el equipo español. No sube tanto ni es tan incisivo, pero quizá defienda mejor. SENNA. El mejor descubrimiento de Luis. De menos a más, se ha convertido en clave para el funcionamiento entre líneas. Su labor es parecida a la de Frings, que se va algo más arriba cuando tiene posibilidad. INIESTA. Técnicamente es mejor que el jugador del Bayern, pero el bávaro ha llegado en mucha mejor forma al torneo. Su buen partido ante Rusia debe ser ratificado hoy. Importante su juego entre líneas. XAVI. El eje por el que se mueve todo el juego ofensivo de la selección. Mucho más trascendente su rol para el funcionamiento colectivo. Ha marcado dos goles muy importantes. CESC. Un buen ejemplo para fijarse es el de Ballack, que tiene asimilados todos los movimientos del medio punta. Cesc se mueve mejor en las distancias cortas. Menos físico, pero más técnica. SILVA. Nada que ver tampoco sus características individuales con el zurdo de la banda izquierda alemana. El de Arguineguín va a más en cada partido. Rinde bien cuando se cambia de banda. TORRES. El del Liverpool superar al ariete alemán en velocidad, potencia y movilidad, pero no tiene su remate de cabeza ni su facilidad para rematar dentro del área.