Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
46 ECONOMÍAyNEGOCIOS Sol y playa, la joya de la corona del turismo español DOMINGO 29 s 6 s 2008 ABC Nos quedan todos los veranos En plena crisis todos miran al turismo como un salvavidas. Nunca dejó de ser un motor económico, aunque en vez de ladrillos se asiente en el sol y la playa, un modelo que nunca se agotará POR M. V. DEL RÍO MADRID. Hay sectores y sectores, y crisis y crisis. El turístico, como el resto de las actividades, también se está viendo afectado por la situación económica, pero en el fiel de su balanza aparecen mejores datos, porque como todos los agentes del sector coinciden en asegurar, incluidos los consumidores, pese a que la economía va a peor, se puede prescindir de casi todo, pero no de las vacaciones, aunque tengan que ser más cortas y más cercanas. Desde la recién estrenada Secretaría de Turismo a los principales analistas y estadistas de este sector recalcan que, por lo menos, se repetirán los mismos datos de 2007 o, incluso, se superarán. La propia Organización Mundial de Turismo (OMT) prevé que en 2020 se desplacen por todo el mundo 1.600 millones de turistas. Desde muchos ámbitos económicos y sociales se clama por un cambio de modelo económico. Los ladrillos y el consumo no nos cubren demasiado las espaldas, se está demostrando en la preocupante situación actual, Es el sector servicios, donde se encuadra el turismo, donde podría haber más posibilidades. Por sí solo ha ido adquiriendo una relevancia incuestionable como motor de desarrollo. Los datos así lo confirman: representa más del 11 del Producto Interior Bruto (PIB) y supone el 12 del empleo, esto es, más de 1,7 millones de trabajadores e, incluso, contribuye a contrarrestar la parte más débil de la economía española en los últimos años: el déficit comercial, con casi el 50 de la aportación positiva, según el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo. La segunda posición de España como país receptor de turistas no se ha conseguido de la noche a la mañana, lo que quiere decir que el sector ha ido evolucionando, mejorando y adaptándose a base de mayores y mejores ofertas, infraestructuras (aeroportuarias, autovías, hoteles... y poniendo a disposición del turista lo último en innovación. Su posición es envidiada y desde muchos países vienen los ministros del ramo a aprender cómo hacer buen turismo. El ministro Portavoz, de Desarrollo Económico, Turismo y Cultura del Gobierno de Andorra, Juli Minoves, explicó a ABC recientemente que lo que es bueno para Andorra, es bueno para España También la ministra de Turismo de Brasil, Marta Suplicy, aseguró a este periódico que ha venido a España interesada en el modelo de gestión y, entre otras cuestiones, para comenzar en su país un proyecto similar al de los Paradores de Turismo. España está rodeada de playas y en ellas ha invertido sumas cuantiosas para convertirse en atractivo de todos los turistas. De los cerca de 60 millones de turistas que se esperan, alrededor del 65 ha elegido sol y playa, aunque la oferta cada vez está más diversificada. El turismo interior sigue ganando cada vez más adeptos, como lo demuestran las llegadas masivas a Madrid, Barcelona... con incrementos de más del 11 Pero también hay seguidores del turismo de golf, deportivos, culturales... Y todo porque las tendencias están cambiando y los turistas prefieren viajes más cortos, pero más veces al año. Mención a parte merece el otro turismo, el de los negocios y el de congresos, éste último resentido por la crisis, pero en franca pujanza. Desde el observatorio aéreo de Gebta- -que engloba el segmento de los viajes de empresas- su director general, Marcel Forns, cifra en un 11 el crecimiento de los via- EVOLUCIÓN DEL GASTO TURÍSTICO Gasto de los turistas no residentes En millones de euros 7.000 2008 2007 5.000 Datos básicos Enero- abril y variación interanual 6.000 Gasto total de los turistas 12.706 mill. de euros 6,2 Gasto medio por turista 853 euros 2,8 Gasto medio diario 95 euros 1,4 Número de turistas 15.232.390 3,3 Estancia media 9,0 noches 1,4 4.000 3.000 2.000 1.000 0 E F M A M J J A S O N D jes de negocio. Se trata de la segunda partida de coste para las empresas, después del personal. Por este motivo, y ante la necesidad de ahorrar costes, considera que existe una mayor responsabilidad para las agencias de viajes a la hora de plantear las mejores estrategias de viajes. El pasado miércoles, el secretario de Estado de Turismo, Joan Mesquida, se reunió con todos los responsables del sector: hoteleros, transporte aéreo, transporte terrestre, congresos y reuniones, balnearios... para conocer la situación de primera mano. Así, el segmento de viajes de reuniones se mostró como el más floreciente, mientras que el de congresos se ha empezado a resentir Los consumidores pueden prescindir de casi todo menos de las vacaciones, que serán más cortas y cercanas El sector aéreo, el más afectado por la crisis, pide que se agilice el tráfico de aviones Turismo, Juan José Melián y Félix Arévalo, respectivamente. Sin catastrofismos Las mayores preocupaciones Negocios y congresos por la crisis. En el resto de los subsectores se puso sobre la mesa cierta preocupación, ya que el turismo sigue creciendo aunque la competencia cada vez es más feroz según explicaron el presidente y el secretario general de la Mesa de El diagnóstico- -coincidieron todos- -es que los resultados serán diferentes. Así, los hoteleros trabajan con márgenes más escasos, sin pérdidas, pero aquilatándose, por lo que habrá un crecimiento cero, esto es, llegarán unos 60 millones de visitantes, y se tendrá que pasar más apretado ahorrando gastos. No es un desastre, es un año un poco de vacas flacas explica Arévalo, quien en todo caso negó que se pueda hablar de catastrofismo Sin duda, el transporte aéreo es el más afectado por culpa de los precios del petróleo. En este sentido, pidieron a Mesquida que más que beneficios Exportamos el modelo Fernando González Urbaneja BUSCAR LA EXCELENCIA n el ámbito económico a España le corresponde algo así como el 2 en términos mundiales, todo que sea por debajo es territorio por alcanzar y lo que va por encima es acierto acreditado que preservar. Por ejemplo, si hablamos deautomóviles o de cons- E trucción y servicios públicos ese por ciento está más superado, goza de un plus de éxito que requiere vigilancia y apoyo; porque tan difícil como conquistar los mercados es mantenerlos. En el caso del turismo ocurre otro tanto, los empresarios españoles del sector han exprimido sus oportunidades con notable éxito, no todo el potencial posible, pero cerca del óptimo. La oferta turística en casi toda la gama del negocio es potente, de calidad, se ha internacionalizado y cuenta entre las más importantes del mundo. Además cubre casi toda la gama del negocio, desde el masivo de sol y playa a veces denostado, pero que resulta indispensable por dimensión y complejidad, hasta el más elitista o especializado. La planta hotelera española es de las más modernas y completas del mundo, quizá no ha desarrollado la gama del lujo asiático ni pueda hacerlo nunca, pero la oferta gastronómica, cultural, histórico- artística (sin olvidar el golf) compite con cualquier otra alternativa en cualquier parte del mundo. Aquí no se trata tanto de elegir un modelo o una especialización previamente planificada, sino de aplicar criterios generales que sólo pueden estar presididos por la búsqueda de excelencia. Primar lo mejor en toda la gama de la oferta. Benidorm, tan denostado por algún ignorante, forma parte de esa excelencia que atrae a cientos de mi- les de personas a lo largo de todo el año; como Baleares atrae aunque sólo sea por temporada. Superar la estacionalidad, retener a los mejores clientes, consolidar lo que más valor añadido aporta... deben ser los objetivos múltiples, de búsqueda de la excelencia, en un sector maduro pero con mucho futuro, que un buen número de empresarios españoles entienden y dominan como pocos y que significa una singularidad en la trama empresarial y económica española. La situación actual supone una oportunidad para sustituir oferta de poco valor añadido por otra mejorada, cambiar cantidad por calidad, margen por cantidad. Y las oportunidades no hay que perderlas, tardan en volver.