Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 INTERNACIONAL Elecciones presidenciales en EE. UU. DOMINGO 29 s 6 s 2008 ABC ELECCIONES USA 2008 Ramón Pérez- Maura El candidato que logre el voto hispano ganará las elecciones Juan Verde s Asesor de campaña de Barack Obama La derrota de Hillary Clinton ha derivado en que este empresario y consultor español haya pasado a trabajar junto a Obama, como encargado de diseñar la línea argumental hacia la población hispana POR BERNARDO SAGASTUME LAS PALMAS. Entre los grandes retos que deberá sortear Barack Obama en su camino hacia la Casa Blanca está el de conquistar el voto hispano, que no le fue muy afín en las primarias y sobre el que está trabajando el canario Juan Verde, uno de los hombres con decisión en esta materia dentro del equipo del candidato. mico. Pero también se han equivocado en su gasto público en asuntos clave para la comunidad hispana, como son las becas, la educación y los asuntos sociales. otros trabajos, de mayor calidad, para los que viven en Estados Unidos. -En materia fiscal, ¿cuál es la propuesta? BARACK OBAMA DESCUBRE EL CAPITALISMO RADICAL -Obama quiere proteger a la clase media y baja del país, porque en los últimos años hemos visto un descenso significativo de la presión impositiva a quienes más pagan, que en ocho años ganaron más que en los últimos cuarenta. M ientras en Europa cierta izquierda sigue denunciando el respaldo del gran capital a la derecha retrógada en Estados Unidos hace ya décadas que los George Soros de su economía se aliaron con la izquierda- -moderada- -del Partido Demócrata contra las familias conservadoras republicanas. En la última semana hemos tenido la prueba del algodón. Barack Obama ha anunciado que renuncia a cualquier financiación pública de su campaña. Eso en el pasado sólo lo habían hecho candidatos- -la mayoría de las veces republicanos- -como el alcalde Bloomberg de Nueva York, que tienen tanto dinero propio que cree absurdo ponerse límites. Ahora se suma uno de izquierda que recibe tal apoyo que ha preferido desdecirse de su promesa del año pasado, cuando las contribuciones corrían hacía Hillary Clinton. Entonces decía que él se adhería a los estrictos límites regulatorios que conlleva la recepción de dinero público. El 19 de junio dio un giro radical. Ahora es el candidato del gran capital. Decir- -como nos recueda The Economist esta semana- -que su campaña está lanzada por 110.000 ciudadanos que han declarado su independencia de un sistema quebrado al respaldar la primera elección presidencial verdaderamente financiada por el pueblo representa la audacia de una patraña Porque durante años Obama ha sostenido que las campañas financiadas por el contribuyente impiden que el candidato sea rehén del donante privado. A mayor muestra de estar sobrado, como paso previo al acto del pasado viernes en Unity, New Hampshire, en el que los Clinton le dieron su respaldo, Obama ha pedido esta semana a sus seguidores que ayuden a pagar las deudas en las que incurrió la campaña de Hillary Clinton contra él. Esto ya se hacía en la España del siglo XIX. Pero don Francisco Romero Robledo, ministro de Gobernación de Alfonso XII, ganaba más elecciones y resultaba- -con mucho- -más discreto. Tal vez nuestra izquierda quiera preguntarse por qué el gran capital apoya a su candidato. -Para que les quede claro, se les dirá que comparen la época de apogeo económico y social que vivió la comunidad hispana en la administración de Clinton con esta de Bush. -Obama se reunió hace tres semanas con la Fundación Cubano Americana, que preside Jorge Mas Canosa, que sería algo así como la línea dura entre los cubanos de EE. UU. Fue muy buena la reunión y se expuso el papel exterior que impulsa Obama para el país: de liderazgo, pero multilateralista. En Cuba, propone sentarse a la mesa de negociación con el régimen. Eso no significa compromisos ni ceder en determinadas cosas. Lo que no tiene sentido es lo que se hace hoy: no hablar con Irán, con Cuba ni con Corea del Norte. ¿Con eso alcanza? ¿Y Cuba? ¿Y si contestan que el Partido Demócrata ha sido más proteccionista que el Republicano y que un gobierno de Obama iría contra unificación de mercados en América? Juan Verde ABC -El equipo está compuesto por más de 500 personas. Yo estoy en el comité nacional de campaña, que es el grupo central de la estrategia. El director hacia el voto hispano es Frank Sánchez. -Unos 44, según el último censo. La importancia es significativa, porque se sabe que en estas elecciones el voto hispano será determinante. Es cierto que desde 1992 ha ido aumentando, pero en éstas es clave. -Sobre todo, porque en los cinco estados más grandes de EE. UU. que son los clave para las elecciones, California, Texas, Illinois, Florida y Nueva York, reside la clave del triunfo. Ningún presidente puede ganar las elecciones sin tres de esos cinco estados. Y allí se concentra el 85 por ciento de la comunidad hispana de todo el país. Puede marcar la diferencia, sobre todo, si la elección se vuelve muy reñida. El que tenga el voto hispano ganará las elecciones. ¿Cuántas personas asesoran a Obama esta campaña? -Son casi cincuenta millones de votos los que hay que seducir. -No creo que eso sea cierto. Estados Unidos ha vivido un éxodo masivo en los últimos años de empresas norteamericanas que se han ido fuera del país, con la consiguiente pérdida de empleos para la comunidad hispana, que es de clase mediabaja. Muchas personas de este origen han perdido su trabajo con la deslocalización de empresas hacia China u otros países. Yo no diría que los demócratas impulsen políticas proteccionistas, sino equilibradas, ante unos republicanos que parecen facilitar ese regreso. Nosotros pensamos en que si se tienen que ir, se tienen que ir, pero a la vez compensar con ¿Qué haría con la enorme bolsa de personas en situación irregular, sin papeles -Lo que no se puede hacer es criminalizar a los irregulares. Deben crearse los incentivos que permitan incorporarlos a la sociedad norteamericana. ¿Por qué? -Sí, entre otras medidas. Tiene que haber una consonancia entre las necesidades de la economía norteamericana y la oferta de trabajo. Y que estas personas puedan salir del anonimato en que están. -Unos permisos temporales, al menos. ¿Habla de la política inmigratoria? -Sobre todo. Siguen proponiendo crear un muro que separe México de Estados Unidos, que es una locura, desde todo punto de vista, incluso el econó- -Muy sencillo, se le pregunta si está mejor hoy que hace ocho años. Habrá un rotundo no se lo aseguro. El Partido Republicano, durante los últimos ocho años, ha tomado una serie de decisiones que han tenido un impacto muy negativo en la comunidad hispana. ¿Qué se le dice a un hispano para que vote a Obama y no a McCain? -Debe aclararse, primero, que un chicano de Los Ángeles no tiene nada que ver con un cubano de Miami o con un portorriqueño de Nueva York. Hay mucha diversidad. -No es lo mismo tampoco la primera con la segunda o tercera generación de hispanos. -Claro que no. Hay familias que según su edad votan demócrata o votan republicano. Y reciben las noticias, según su generación, en inglés o en español. Esa idiosincrasia es la que tenemos que entender y adaptar el mensaje en consecuencia. Aunque sin cambiar sus principios, desde luego. ¿Qué otras claves tendrá la campaña hacia el voto hispano? ¿Obama se defiende en castellano? -No, no habla, sólo chapurrea, pero habla más español que Bush, eso se lo puedo asegurar. Pero ese factor del idioma no debería ser determinante para entender quién representa mejor los intereses hispanos.