Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 29 s 6 s 2008 ESPAÑA 29 Las ayudas del Gobierno discriminan a asociaciones de mujeres próximas al PP Mujeres para la Democracia se ve abocada a cerrar casas de acogida por falta de medios JUAN FERNÁNDEZ- CUESTA MADRID. El uso partidista por parte del Gobierno de Zapatero del dinero procedente de todos los españoles (IRPF) con destino a las Organizaciones No Gubernamentales (ONG) acaba de quedar demostrado con las asociaciones provida, que vieron reducida a cero la ayuda que recibían por parte del Ejecutivo para su programa de atención a mujeres embarazadas en situación de riesgo y o de exclusión social. Pero no es el único caso. La Federación de Mujeres para la Democracia, que engloba a asociaciones de mujeres de toda España con una ideología próxima al Partido Popular, está en una situación similar. El Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, que dirigía Jesús Caldera, se ha encargado de reducir casi a la mitad la subvención destinada a esta ONG, que tiene como fines el fomento de la participación de la mujer en todos los sectores de la vida pública, la defensa de sus derechos e intereses, su formación e información y el desarrollo de programas de apoyo a mujeres en riesgo de exclusión social Su principal proyecto es casas de acogida para mujeres víctimas de violencia de género pero el Gobierno socialista le ha reducido la subvención por este concepto hasta los 278.036 euros, lo que supone en la práctica el cierre de dos de las cinco casas de acogida (Salamanca, Cádiz, Melilla, Zaragoza y Alicante) aunque una redistribución de las ayudas aportadas podría permitir que ese inevitable cierre se limite a una de las casas. Casas de acogida de mujeres maltratadas podrían tener que cerrar al quedarse sin ayudas mujeres y menores víctimas de la violencia doméstica. Es, primero, un punto de partida para una nueva vida, un apoyo moral, social, económico y laboral. Con un fin: que esas víctimas alcancen de nuevo la plena integración en la sociedad. A las mujeres se les presta protección, alojamiento y manutención, por supuesto, y también asistencia psicológica, asesoramiento legal, asistencia social, ayuda en la búsqueda de empleo para la mujer, escolarización de los hijos... El objetivo final de todo ello CH. BARROSO mantenimiento de esas casas de acogida, va más allá, pero las subvenciones en tiempo de Gobierno socialista han caído desde 478.077 a 278.036 euros, lo que supone una reducción de casi el 42 por ciento. El motivo aducido por el Ministerio que dirigía Caldera era siempre el mismo: Desestimar la petición de subvención para los restantes programas, dada la limitación de crédito existente para atender la totalidad de programas presentados A esta respuesta se le unía otra: Y como consecuencia de la aplicación de los criterios objetivos de valoración establecidos en... Alegan una orden ministerial en la que esos criterios objetivos, como en todo concurso que se precie, queda al libre albedrío del otorgante. Son trece valoraciones, desde, por ejemplo, cuestiones técnicas a innovadoras. Total, que al final lo que importa es que existe limitación de crédito para unos y no para otros. De hecho, en ninguna de las resoluciones remitidas a Mujeres para la Democracia aparecen las puntuaciones otorgadas a cada uno de sus programas desestimados. Esta ONG solicitó en el último ejercicio, y con cargo a la asignación tributaria del IRPF, subvenciones para seis programas, y excepto en el proyecto de casas de acogida para mujeres víctimas de violencia de género, que recibió 278.036 euros, en los demás la respuesta fue la misma: no hay crédito. Pero denuncian que la ausencia de dinero parece que sólo es para algunos y añaden el ejemplo de Mujeres Progresistas, asociación de mujeres próxima al PSOE, y a la que se le ha concedido subvención para los cinco programas que presentó Instituto de la Mujer Punto de partida Mujeres para la Democracia no se limita en esas casas de acogida a servir de refugio a es una mujer independiente, sin dependencias emocionales, estable, formada, con empleo y vivienda. La labor de esta organización no gubernamental, pese a la necesidad e importancia del Dos de once, nueve de nueve Aquí confluyen dos posibilidades: o Mujeres para la Democracia lo hace rematadamente mal, o... De once proyectos presentados en el último ejercicio, sólo dos han sido aprobados para ser subvencionados con el dinero de todos los españoles, aunque sea repartido por el PSOE. O una tercera posibilidad: que la media obtenida por cada asociación de estas características sea similar. Por ejemplo, Mujeres Progresistas, que seguro que también se merece la máxima ayuda posible. Aunque las comparaciones suelen ser odiosas y aproximar una ONG a unas siglas políticas, también, es necesario en este caso hacerlo. Y las cuentas del último ejercicio salen así. Mujeres para la Democracia presenta once proyectos y le aprueban dos, lo que supone un 18 por ciento. Mujeres Progresistas presenta nueve y le aprueban nueve, lo que supone el cien por cien. La situación tan complicada que vive Mujeres para la Democracia se ha trasladado también a las subvenciones que concede el Instituto de la Mujer, que en sus reiteradas negativas de ayuda económica a esta ONG ni siquiera aduce criterios objetivos de valoración. En el último año, se le negó la subvención a cuatro de los cinco programas presentados, mientras que Mujeres Progresistas recibió dinero para todos sus proyectos. La lógica invita a pensar que en época de Gobiernos del Partido Popular sucedía lo mismo, con otras víctimas, pero Mujeres para la Democracia lo niega, al menos en el caso de la ONG con la que se han comparado: Mujeres Progresistas. Según los datos aportados por la asociación próxima al PP a Mu, jeres Progresistas se le concedieron ayudas para todos los programas presentados de apoyo a mujeres, al menos en los dos últimos años de Ejecutivo popular.