Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 28- -6- -2008 Un sistema de ultrasonidos elimina miomas uterinos sin cirugía ONCOLOGÍA Un baño de sol de diez minutos sin protección puede ser beneficioso. Eso sí, antes de las 11 de la mañana La incidencia de cáncer de mama es mayor en los países de mayor latitud y con menos horas de sol 93 El precio de los fármacos contra el cáncer se disparará como el petróleo La Conferencia Europea de Oncología debate en Marbella los retos del cáncer J. M. C. MÁLAGA. El desarrollo de nuevos tratamientos oncológicos diseñados para cada tumor, el conocimiento del genoma o el precio de los nuevos medicamentos han centrado esta semana la reunión de la quinta Conferencia Europea de Oncología que, desde el pasado 25 de junio, ha reunido en Marbella a más de un centenar de especialistas. Se desarrollan fármacos más eficaces y menos tóxicos, pero también más caros. El director de Oncología del Hospital 12 de Octubre de Madrid, Hernán Cortés- Funes y coordinador de la reunión, advirtió que los costes de las investigaciones farmacológicas dispararán el precio de los tratamientos. Tanto como el petróleo dijo. Hoy por hoy, los precios ya son altos de verdad ha reconocido Cortés- Funes, quien justifica su importe en las importantes inversiones que efectúan las empresas farmacológicas, sobre todo porque no todo fármaco que se investiga tiene éxito. De cada 10.000 fármacos en desarrollo clínico, sólo diez llegan a la fase I y sólo uno de estos diez llega a aplicarse en pacientes. Además, para la superación de todas estas fases de investigación, obtener después la correspondiente licencia de comercialización y llegar a aplicarse como tratamiento oncológico, pasan no menos de 14 años. El director del Departamento de Oncología del Hospital 12 de Octubre cree que se ha avanzado tanto en la detección como en el tratamiento de esta enfermedad, lo que ha permitido que a pesar del aumento de su incidencia, se haya reducido la mortalidad y mejorado la calidad de vida de los pacientes. Los mayores esfuerzos de investigación se centran actualmente en los tumores de alta prevalencia, como los de mama, pulmón o colon y en los que intervienen diferentes alteraciones moleculares. El objetivo es persistir en la investigación de los mecanismos moleculares, tumor a tumor y desarrollar marcadores biológicos que permitan distinguir qué pacientes pueden beneficiarse de un tratamiento y cuáles no es otra de las líneas prioritarias. La piel es la mayor fuente de vitamina D del organismo exposición de la cara, torso y lobrazos para obtener los niveles adecuados, explica el doctor Sosa Henríquez. Eso sí, sin protector solar, por lo que es recomendable que este corto baño de sol se produzca antes de las once de la mañana o después de las ABC cinco de la tarde para evitar los efectos nocivos de los rayos ultravioleta. Con esa exposición controlada de 15 minutos no habría problemas y se consigue un aporte de vitamina D cercano a las 10.000 Unidades Internacionales (UI) Mientras que para obtener el suministro adecuado a partir de la alimentación haría falta consumir el equivalente a unos 20 huevos diarios. De hecho, después de una comida sólo se obtiene unas 100 UI de vitamina D, de las 800 que ahora se recomiendan señala Quesada. En el último número de The Breast Journal se publica un estudio elaborado en la Universidad de California, que muestra que la incidencia del cáncer de mama es mayor en países con un menor número de horas de sol. De nuevo la clave está en la vitamina D, una vez descartados otras variables como el peso, el consumo de carnes, vegetales, alcohol o tabaco. Para el estudio se utilizó la base de datos Globocan, que registra la incidencia, mortalidad y prevalencia del cáncer en 175 países. Se cruzaron datos referentes la incidencia de cáncer de mama y latitud, y se obtuvo una parábola que mostraba que la mayor incidencia se registra en los países de mayor latitud. A partir del paralelo 35 la incidencia de los rayos solares no es la más adecuada para la síntesis de vitamina D. Y lo mismo ocurre en invierno aclara Quesada. Un fármaco para cada tumor