Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 28 s 6 s 2008 MADRID 57 Cae la banda argentina de Bustos que asaltó una joyería en Sol C. H. MADRID. La Policía Nacional ha detenido a los tres integrantes de la banda de argentinos conocida como la de Bustos especializada en robos a mano armada en comercios. Los investigadores les acusan, entre otros asaltos, del atraco, el pasado 23 de mayo, de una joyería en la calle de Espoz y Mina, junto a la Puerta del Sol. Uno de los tres integrantes del clan, además, era buscado por su presunta implicación en un delito de homicidio cometido en su país de origen, precisaron fuentes policiales. A José A. C. cabecilla del grupo; Hernán B. R, y Maximiliano F. E. se les cree presuntos culpables de atracos a otras dos joyerías, en las localidades barcelonesas de Rubí y Barberá del Vallés, de donde se llevaron 90.000 euros de botín; también se les imputan delitos similares en empresas de Sant Cugat del Vallés (9.000 euros) Barcelona y L Hospitalet, donde sustrajeron dos motos para la comisión de sus delitos. Finalmente, se les imputa otro atraco en grado de tentativa en Sabadell, momento en el que fueron detenidos. Los tres están ya en prisión. ERNESTO AGUDO La Policía Municipal celebra la fiesta de su patrón, San Juan La Policía Municipal de Madrid celebró ayer su día grande, la festividad de San Juan Bautista, en la que se distinguieron a numerosos miembros del Cuerpo y de otras instituciones y medios de comunicación por su labor a lo largo del último año. El acto estuvo presidido por el alcalde, Alberto Ruiz- Gallardón, el concejal de Seguridad, Pedro Calvo, y el jefe de la Policía Municipal, Emilio Monteagudo Cazado por las cámaras ¿Me habéis visto por las cámaras? preguntó a la Policía Municipal un hombre que apuñaló a otro junto a la plaza de la Luna. La reyerta se debió a un asunto de drogas. La víctima está muy grave POR CARLOS HIDALGO MADRID. ¿Quién dijo que el sistema de videovigilancia instalado por el Ayuntamiento en las zonas degradadas del centro era un brindis al sol? El suceso ocurrido el pasado 20 de junio diluye cualquier tipo de duda. Ocurrió en la zona de la plaza de la Luna, donde un joven apareció gravemente herido con un cuchillo clavado en el abdomen. El presunto autor fue detenido unas horas después por la Policía Municipal. La secuencia de los hechos es la siguiente. A las 19.25 horas, la Unidad Integral del Distrito de Centro tiene constancia de que existe una persona herida en la confluencia de las calles del Barco y Desengaño. Cuando la patrulla llega a ese punto, halla a un joven de 28 años, Iván R. C. vecino de Alcobendas, con un cuchillo clavado en el abdomen. La víctima, pese a la gravedad de la herida, que le mantenía, en medio de un charco de sangre, tirado en el suelo, pudo articular las siguientes palabras: El que me ha atacado es negro, joven y alto, con cara de niño y se llama Ibrahim Se trata de un individuo de nacionalidad portuguesa, de 20 años y vecino de Lavapiés, habitual en los asuntos de trapicheo en la zona de la plaza de la Luna y calles adyacentes. Los policías tenían claro que la víctima sabía mucho más de lo que contaba, pero se resistía a ofrecer más datos a los investigadores. Los sanitarios del Samur- Protección Civil trasladaron al herido en estado grave a la Clínica de la Concepción, donde fue operado de urgencia. La cuchillada, de trayectoria penetrante, era de nada menos que de 15 centímetros de profundidad. La Policía Municipal recabó pronto más datos sobre la apariencia física del sospechoso: llevaba zapatillas deportivas, pantalón vaquero, camiseta blanca con líneas horizontales de tonos oscuros, una gorra de color beis y una sudadera de listas de colores rojo y blanco en el cuello. Como en la zona del ataque existe el sistema de videovigilancia, los investigadores observaron las imágenes captadas en las calles del Barco y Puebla desde las seis de la tarde hasta los momentos posteriores al conocimiento del sangriento suceso. En las grabaciones no se recogía el momento de la grabación, pero sí al sospechoso: se trataba de un viejo conocido de los policías, con diversas detenciones anteriores. Lo que recogían las cámaras era cómo el presunto agresor, de manera apresurada y cabeceando, llegaba desde la calle del Barco, número 8, donde se produjo el apuñalamiento. Tras mirar a su alrededor numerosas veces, sacaba de entre sus ropas un objeto y lo arrojaba a una alcantarilla. Supuestamente, acababa de apuñalar a Iván. Víctima y agresor formaban parte de un mismo grupo que se enzarzó en una trifulca. Después del apuñalamiento y de abandonar el arma, huyó. Pero, como la Policía le tenía fichado, fue fácil dar con él. En el momento de su detención, se le informó de que pesaba sobre él una acusación de homicidio. En ese momento, el sospechoso, Ibrahim Djalu, manifestó espontáneamente a los policías: ¿Me habéis visto por las cámaras? El otro no me va a denunciar en referencia a su víctima. Luego, los Bomberos del Ayuntamiento acudieron a la alcantarilla donde arrojó el objeto y, tras comprobar que en la lámina de agua se veía lo que parecía un cuchillo semihundido entre el lodo, procedieron a su extracción de una manera bastante curiosa: utilizaron un imán para sacarlo y lo entregaron a la Policía Científica, para su posterior análisis de cara al atestado. La Guardia Civil desarticula el clan de narcos del Garrota C. H. MADRID. La Unidad de Seguridad Ciudadana y el equipo de Investigación de la Guardia Civil de Tres Cantos han detenido en el marco de una operación contra el tráfico de drogas a siete personas. La operación Garrota comenzó el pasado día 23, con los arrestos de dos españoles de 22 y 26 años. Los agentes de Seguridad Ciudadana sorprendieron a los sospechosos con más de 1 kilo de marihuana dentro de su coche. Era el hilo inicial de la trama. Ahora había que hacerse con sus proveedores. La cocina de la droga se encontraba en Navacerrada, distribuida en dos pisos. En ellos había multitud de macetas con la planta cultivada. También se hallaron cantidades de cocaína y moneda fraccionada. Allí se detuvo al Garrota uno de los cabecillas. La droga, en el mercado habría alcanzado un valor de 11.300 euros. Cuchillada de 15 centímetros Los Bomberos sacaron de la alcantarilla donde la arrojaron la presunta arma homicida con un imán