Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 RELIGIÓN SÁBADO 28 s 6 s 2008 ABC (Viene de la página anterior) dictino Johannes Paul Abrahamowicz, prior de la abadía de San Pablo Extramuros, contigua a la basílica. La acogida de los peregrinos incluye itinerarios a lo largo de otros lugares relacionados con la memoria de San Pablo en la ciudad de Roma: la iglesia de San Paolo a la Régola, construida sobre la casa en la que vivió durante los casi dos años pasados bajo arresto domiciliario en espera de juicio; la iglesia de Santa María en Vía Lata, que fue otra de sus residencias; la iglesia de Santa Prisca en el Aventino, ligada a la memoria de Aquila y Priscila; las catacumbas de San Sebastián, donde se veneraba la memoria de San Pedro y San Pablo, y la Cárcel Mamertina, lugar de peregrinación desde el Medievo. No sólo en Roma recordarán al apóstol San Pablo. Las diócesis españolas también se sumarán al Año Jubilar a través de diversas celebraciones. Será en Zaragoza donde este Año Paulino será especial. Allí, se encuentra la parroquia de San Pablo Apóstol, declarada por el Vaticano, sede jubilar. Esto significa que quienes peregrinen al templo podrán obtener las gracias espirituales propias del jubileo igual que si peregrinas a la Basílica de San Pablo. La causa de beatificación de Del Portillo pasa al Vaticano La diócesis de Roma clausura el examen de los testigos de la vida del primer sucesor de Escrivá de Balaguer J. V. B. CORRESPONSAL ROMA. El proceso de beatificación del obispo español Álvaro del Portillo, primer sucesor de San Josemaría Escrivá de Balaguer al frente del Opus Dei, pasará al Vaticano en breve al término de la recogida de testimonios de su vida que ha realizado un tribunal de la diócesis de Roma a lo largo de los últimos cuatro años. El cardenal vicario del Papa para la diócesis de Roma, Camillo Ruini, manifestó en el acto de clausura del proceso diocesano que jamás olvidaré el cariño de don Álvaro cuando venía a visitarme en el Vicariato. Dejaba siempre un recuerdo y un testimonio de su dedicación a Cristo El proceso de beatificación de don Álvaro como le llamaban los fieles de la Prelatura y centenares de amigos personales en la Curia vaticana, donde trabajó durante cuatro décadas, se inició en 2004 a petición de 35 cardenales y 200 obispos de 55 países, reflejo de una fama de santidad a escala mundial. El cardenal Ruini recordó que en realidad la Congregación para las Causas de los Santos encomendó instruir el proceso al sucesor de Álvaro del Portillo como Prelado del Opus Dei, que es el obispo competente, pero monseñor Javier Echevarría, por un delicado sentido del derecho, pidió que yo nombrase un Tribunal del Vicariato para escuchar su declaración y la de algunos otros testigos El Tribunal de la Prelatura del Opus Dei, que ha recogido las declaraciones del resto de los testigos de la vida de Álvaro del Portillo, concluirá también su trabajo en breve, y entregará toda la documentación al Vaticano. Acto seguido, el postulador de la causa, Flavio Capucci, presentará la llamada positio una biografía muy documentada del candidato a los altares. En el acto de clausura del proceso diocesano, el Prelado del Opus Dei, Javier Echevarría, manifestó que esto es sólo un primer paso, pero es un paso que nos llena de alegría porque vemos a don Álvaro como un hombre íntegro, un cristiano auténtico, un buen pastor, un hijo fidelísimo de San Josemaría Álvaro del Portillo nació en Madrid en 1914 y se incorporó al Opus Dei en 1935, pasando casi enseguida a prestar una valiosa ayuda al fundador, sobre todo desde que dejó su profesión de Ingeniero de Caminos para ordenarse sacerdote en 1944. En 1948 se trasladó a Roma, donde falleció en 1994. Juan Pablo II acudió a visitar su capilla ardiente y lo declaró siervo bueno y fiel VADE MECUM Jorge Trías Sagnier Abogado ESPAÑA, NI CONFESIONAL NI LAICISTA ndrés Ollero, que se esfuerza enseñando a sus alumnos a distinguir entre laicismo y laicidad, me envió hace unos días una carta pastoral del cardenal Martínez Sistach que viene a cuento ahora que, aprovechando el griterío, Peces Barba, catedrático de Filosofía del Derecho como Ollero, se empeña en convencernos que España es un estado laico o, mejor dicho, laicista. Resulta sorprendente que uno de los cocineros de la Constitución de 1978 se empeñe en leer, y que leamos, alguno de sus preceptos al revés de lo que dicen. A otro brillante cocinero constitucional, Herrero de Miñón, también se le iba la olla cuando interpretaba la disposición adicional de los derechos históricos y la aplicaba al País Vasco. La Constitución dice lo que dice y el cardenal Sistach nos lo recuerda: España es aconfesional pero no laica. En 1978 lo que ocurrió fue que se rompió con la tradicional concepción de la confesionalidad o la laicidad del Estado como representaciones pendulares de la actitud del Estado ante el fenómeno religioso. Y la Constitución, según el cardenal catalán, afirma que el derecho fundamental de libertad religiosa debe informar la actividad del Estado en esta materia. Sistach, que no suele dar puntadas sin hilo, acierta cuando concluye que la laicidad del sistema constitucional español es una laicidad positiva y abierta Pues eso: laicidad positiva y abierta que dista mucho de ese laicismo con el que Peces Barba pretende atragantarnos. Si el Gobierno quiere reformar la Ley de Libertad Religiosa para adecuarla a nuestro tiempo, no creo que sea la Iglesia católica la que se oponga. Hay una escuela muy doctrinaria, pero rigurosa desde el punto de vista jurídico, que siempre se ha ocupado de los asuntos religiosos con el socialismo en el poder: Dionisio Llamazares, Gustavo Suárez Pertierra y, ahora, quizás su alumno más aventajado y disciplinado, José María Contreras. Ellos saben mejor que nadie que España, es cierto, no es un Estado confesional. Pero tampoco laicista. A Esto es sólo un primer paso, pero nos llena de alegría porque vemos a don Álvaro como un hombre íntegro El Episcopado aclara las deficiencias del libro de Pagola L. D. MADRID. La Comisión Episcopal para la Doctrina de la Fe hizo pública ayer una nota para aclarar algunos contenidos del libro del teólogo José Antonio Pagola, Jesús. Aproximación histórica por contener deficiencias metodológicas y doctrinales La publicación, editada por PPC, recibió el nihil obstat -autorización para poder ser publicada- -por parte del obispo Juan María Uriarte, tras ser revisada por el propio autor. El aspecto metodológico, la Comisión señala la ruptura que se establece entre la fe y la historia; la desconfianza respecto a la historicidad de los evangelios; y la lectura de la historia de Jesús desde unos presupuestos que acaban tergiversándola Con respecto a la doctrina, considera que reduce a Jesús a un mero profeta y niega su intención de fundar la Iglesia como comunidad jerárquica. JULIÁN DE DOMINGO Solemnidad de San Pablo y San Pedro El nuncio, Manuel Monteiro de Castro, recibió ayer a destacadas personalidades del ámbito eclesial, político, empresarial y social, con motivo del 50 aniversario de la actual sede de la Nunciatura en la avenida de Pío XII, en Madrid. En la imagen, el nuncio con el ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, y su mujer.