Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
88 VIERNES DE ESTRENO www. abc. es cine VIERNES 27 s 6 s 2008 ABC Nacho Vigalondo presenta hoy su esperado primer largometraje, Los cronocrímenes Viaje al universo de Vigalondo Llega a nuestras pantallas Los cronocrímenes el muy esperado primer largo de Nacho Vigalondo. Una concienzuda historia de viajes instantáneos en el tiempo que demuestra que el cine español aún tiene que ofrecer palabras nuevas en su diccionario POR JAVIER CORTIJO MADRID. El 27 de febrero de 2005, en una butaca del Kodak Theatre, por la cabeza moderadamente peinada para la ocasión de Nacho Vigalondo sólo pasaba una idea en avioneta y lanzando continuos vuelos rasantes: Ahora sí Y no se refería a la preciada estatuilla sino a la luz verde que se le encendería automáticamente a su rompecabezas (metafórico y literal) más personal y persistente: Desde el momento en que me nominaron el corto supe que las posibilidades de que cuajara este proyecto se multiplicaban. Y, mientras hacía promoción y conocía gente en Los Ángeles, lo vi cada vez más claro El cortometraje referido es, cómo no, 7: 35 de la mañana un musical milimétricamente espontáneo que ya apuntaba por dónde iban a ir los tiros de su ópera prima, Los cronocrímenes Cuando presentó la película en Madrid la semana pasada, después de varias pequeñas odiseas buscando distribuidora en España y algunos cambalanches en la fecha de estreno, al cineasta cántabro se le notaba como si le hubiesen extirpado una piedra de varias toneladas: por un momento parecía que esa película de la que todo el mundo hablaba y medio destripaba en internet, aquella que triunfó en Sitges y Sundance y se llevó dos premios gordos en el prestigioso festival de cine fantástico de Austin (Texas) la mismísima que compró la productora de Tom Cruise, se iba a quedar en el limbo de las producciones malditas, para que algunos cinéfilos ornitorrincos pudieran decir a sus nietos: yo la vi Afortunadamente, no ha sido así. Aunque, tal vez, siempre le hubiera quedado a Vigalondo la estratagema de hundir el celuloide en la máquina del tiempo, a la que él mismo da cuerda en la película interpretando al científico chiflado (o pasmado) y esperar a que mejorase la suerte de su filme, tal vez convertido en secuela de sí mismo. No es una película fácil, la verdad- -confiesa el guionista- actor- figurante publicitario- compositor- bloguero y algunas cosas más- Hombre, lo ideal sería verla dos o tres veces para que se atasen todos los cabos, aunque en todo este tiempo me he podido hacer un mapa muy completo y ver que no deja ambigüedades. Prefiero no sobreexplicar nada y que la historia siga viva en la cabeza de la gente Una historia con varias velocidades y marchas atrás que, sucintamente, implica a un hombre corriente y moliente que, atraído por la imagen de una chica desnuda que descubre en el bosque con sus prismáticos, se ve involucrado en unos viajes en el tiempo de un par de horas de duración en el que le persigue un extraño personaje con la cabeza vendada. Y si la dirección y escritura del filme fueron un calvario para Vigalondo sé que es antinatural y perjudicial para la salud dirigir y escribir a la vez; si tuviéramos una industria sólida los directores recibiríamos cien guiones para poder elegir, pero esto es lo que hay se resigna) qué decir de la papeleta que les cayó a los actores, sobre todo al protagonista absoluto, y por triplicado, Karra Elejalde: Fue una experiencia de las buenas. Tanto en la lectura y comprensión de ese guión- sudoku que se había sacado de la chistera Nacho como, sobre todo, en el rodaje. Como mi personajes como yo le llamo, no para de andar de acá para allá, yo casi me desmayo con