Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
38 ECONOMÍA www. abc. es economia VIERNES 27- -6- -2008 ABC Borja Prado recuerda al consejo de Endesa que es independiente pero leal a Enel El consejero bisagra entre italianos y españoles estima que los vocales de Acciona incurren en conflicto de intereses J. A. NAVAS, Á. LASO D LOM. MADRID. Borja Prado Eulate, consejero de Endesa, ha hecho llegar al máximo órgano de administración de la compañía eléctrica que su posición respecto al conflicto que enfrenta a los dos mayores accionistas de la empresa es sobre todo independiente, como indica su propio cargo. En todo caso, Prado se muestra leal a Enel y entiende que los consejeros dominicales de Acciona en Endesa podrían incurrir en un conflicto de intereses. De esta forma, el hombre clave en las relaciones de Enel y Acciona justifica que el pasado martes no acompañara a los representantes de la italiana y al consejero delegado Rafael Miranda cuando éstos abandonaron la reunión del consejo en protesta por las discrepancias con los representantes de la constructora sobre la valoración de activos renovables de Endesa. Según ha sabido ABC de fuentes solventes, Prado se ha dirigido a las dos partes en conflicto para explicarles que es y se siente consejero independiente y que como tal actuará, aunque es leal a Enel que fue la que le propuso. Esto significa sin duda una mayor proximidad a la empresa pública italiana que preside Fulvio Conti. Dichas fuentes afirman que Prado tiene redactado un borrador de carta con destino al secretario del consejo de Endesa, Salvador Montejo Velilla, para dejar clara su posición. De acuerdo con las citadas fuentes, Prado estima en dicho escrito que el grupo que encabeza Entrecanales podría estar afectado por un claro conflicto de intereses a la hora de resolver el traspaso de los activos renovables de Endesa a Acciona Energía. A nivel personal, Borja Prado mantiene, no obstante, unas fluidas relaciones con el presidente de Acciona, José Manuel Entrecanales, y de hecho su actuación fue determinante como nexo de unión entre Enel y la constructora española cuando esta ya había entrado en un 22 del capital de Endesa y buscaba desesperadamente apoyos para ganar la partida a la alemana E. ON. Prado Eulate, hijo del empresario Manuel Prado y Colón de Carvajal, es ahora presidente en España del banco de negocios italiano Mediobanca, al que llegó desde Lazard, la entidad que fichó como socio a Rodrigo Rato. También ha estado en el consejo de Telecinco y de Willis Seguros. Pero igualmente hay que recordar que el consejero independientes propuesto por Enel en Endesa fue nominado en su día por Acciona para representar a la constructora en el consejo de su competidor FCC, cuando el grupo constructor y de servicios tenía el 15 del capital de la empresa presidida de Esther Koplowitz. De hecho, no es extraña su presencia en algunas de las más recientes celebraciones de la familia Entrecanales. Prado, aunque más próximo a la trinchera de los otros consejeros de Enel como el vicepresidente de Endesa, Andrea Brentan o Luigi Ferraris y Claudio Machetti, se siente con margen para decidir por sí mismo, y eso fue lo que hizo el pasado martes, aunque pensara que los representantes de Acciona estuvieran incurriendo en un conflicto de intereses por no abstenerse en las votaciones referentes al traspaso de los activos de renovables de Endesa a Acciona Energía. Quizás también pensó que su obligación como independiente era quedarse en la reunión del consejo. Este fue el motivo que originó la bronca del martes, saldada con el abandono del consejo de la eléctrica por parte de los italianos. La posición de Acciona, refrendada con informes jurídicos, es justo la contraria, ya que creen que si el consejo de Endesa acepta la segregación de los activos renovables, todos los consejeros deben estar presentes. Cada día que pasa parece más inevitable un choque entre ambos, ya que José Manuel Entrecanales, presidente de Endesa y con voto de calidad, tiene claro que los acuerdos que se firmaron le dan el mando de la empresa y piensa ejercerlo, aunque la mayoría del capital esté en manos italianas. Por su parte, Enel, que era consciente de que firmaba un cheque en blanco a Acciona con tal de entrar en España y en el capital de Endesa, estaría intentando forzar la ruptura del acuerdo entre ambas, que debe mantener el actual statu quo y repartirse la empresa con los Entrecanales tal como prevén los acuerdos firmados. Los ejecutivos de Conti en España son conscientes de que tendrán que tragarse sapos y culebras con Acciona, pero saben que han mordido presa y no piensan soltarla. Es más, son conscientes de que su futuro en Italia depende en gran parte de lo que suceda en la batalla por Endesa en España. Quién cada día se encuentra en una situación más complicada es Rafael Miranda. Cada socio interpreta a su modo las decisiones que adopta Miranda, lo que hace que el papel del vicepresidente y consejero delegado se convierta en un imposible, según fuentes próximas a la compañía. Endesa celebra su junta de accionistas el próximos lunes y muchas fuentes creen que ese día se pondrán de relieve las grandes diferencias entre Enel y Acciona. Hasta ahora las dos partes han guardado las formas en público pero esta vez el enfrentamiento parece haber llegado demasiado lejos. Propuesto por Acciona para FCC Entrecanales ejerce en Endesa Entrecanales y Conti, cuando presentaron la opa a Endesa ABC Rubricado el troceo de la eléctrica con la venta de activos a E. ON J. G. N. MADRID. Catorce meses después de firmar el contrato, que fue modificado en marzo pasado, los dos accionistas mayoritarios de Endesa (la italiana Enel y la española Acciona) consumaron ayer el troceamiento de ese grupo, que pierde dos centrales eléctricas en nuestro país y sus filiales en Francia, Italia, Polonia y Turquía, que pasan a manos de la alemana E. ON. La operación está valorada en 11.500 millones, incluyendo 1.800 millones de deuda. Los activos de Endesa Europa han sido vendidos a E. ON por 7.126 millones de euros, cifra a la que hay que añadir 1.159 millones por el saldo de la posición financiera neta en el grupo. Las centrales de Los Barrios y Tarragona han costado 769 millones. Por su parte, Viesgo- -filial de Enel- -ha sido adquirida por la alemana por 702,5 millones. En 2001, Viesgo fue vendida por Endesa a Enel por 2.147 millones de euros. Tras esta operación, el grupo italiano reduce su deuda en 8.400 millones de euros y la compañía alemana alcanza una cuota de mercado en nuestro país del 10 convirtiéndose en la cuarta eléctrica, con nueve centrales y 580.000 clientes. Al frente de esta nueva unidad estará Miguel Antoñanzas, ex responsable de Viesgo. Difícil papel de Miranda Antoñanzas, al frente