Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 27 s 6 s 2008 El riesgo de otro genocidio en África INTERNACIONAL 33 AISLAR EL RÉGIMEN DE MUGABE Europa tiene un papel crítico que desempeñar para llevar el cambio a Zimbabue. Debe permitir que surja un gobierno que represente la voluntad del pueblo Lord Malloch Brown Ministro británico para África, Asia y la ONU urante mucho tiempo, Robert Mugabe ha mantenido viva la falsedad de que África y gran parte del resto del mundo siguen estando de su lado en lo que él alega es una disputa colonial con el Reino Unido y, en menor medida, con Europa. Los acontecimientos de las últimas semanas han transformado ese punto de vista. Está inequívocamente claro que el mundo está unido en su condena de la violencia perpetrada por los dirigentes de Zimbabue. Ahora Mugabe y su régimen están enfrentados al mundo. Uno por uno, los dirigentes africanos han salido y mostrado su oposición a lo que está haciendo Mugabe: Tanzania, Senegal, Ruanda, Botswana, Angola, Sudáfrica y, más reciente- D mente, Zambia. La semana pasada, en una carta abierta firmada por más de cuarenta dirigentes africanos, entre ellos muchos ex presidentes, ex secretarios generales y dirigentes de la sociedad civil, se pidió que se pusiera fin a la violencia. Los dirigentes africanos saben que ahora el régimen de Robert Mugabe queda ilegitimado por su propia constitución, por los principios electorales de la Comunidad Surafricana de Desarrollo (SADC) y por la Unión Africana, la cual requiere que sus miembros sean elegidos democráticamente. Y los africanos están avergonzados. Kofi Annan escribió que Zimbabue está empañando la reputación de África El primer ministro de Kenia, Raila Odinga, calificó a Zimbabue de monstruosidad Esta semana el Consejo de Seguridad de la ONU también fue unánime al afirmar que no existen condiciones para unas elecciones libres y justas en este momento en Zimbabue. Ha habido demasiada violen- cia, demasiada intimidación Entre los quince miembros del Consejo de Seguridad que firmaron la declaración por unanimidad estuvieron China, Rusia y Sudáfrica: tres países previamente reticentes a unirse en este tipo de condena internacional de Zimbabue. ¿Qué es lo que ha inducido este cambio decisivo en la opinión pública mundial? Los hechos hablan por sí mismos. Se ha confirmado que 84 miembros de la oposición han sido asesinados, y hay 2.700 heridos y 34.000 personas desplazadas. Por desgracia, siguen aumentando estas espantosas cifras, incluso a pesar de la retirada del Movimiento para el Cambio Democrático (MDC) de la votación. Ya no se trata de una campaña electoral. Se trata de una campaña de violencia e intimidación en contra de hombres, mujeres y niños inocentes cuyo único delito es el deseo de expresar su derecho democrático a votar: hacerlo como lo hicieron el 29 de marzo pasado en las elecciones en que, según los observa- dores africanos, el MDC ganó legítimamente. Y es una campaña que se lleva a cabo ante un panorama económico catastrófico. La inflación se estima en un 2 millones por ciento. Zimbabue acaba de recoger su peor cosecha en 60 años. A veces la escasez de electricidad y de agua dura días en algunas zonas. Mientras tanto, el Gobierno de la Unión Nacional Africana de Zimbabue- Frente Patriótico (ZANU- PF) ha suspendido las actividades humanitarias de ONG destinadas a salvar vidas. Incluso el hambre se ha convertido en un arma política. Europa tiene un papel crítico quedesempeñaren llevar elcambio a Zimbabue. Las actuales medidas específicas de la UE relativas a la prohibición de viajar y la congelación de activos contra Mugabe y 130 altos dirigentes de la ZANU- PF deben profundizarse y ampliarse para incluir un mayor número de personas que participan en la perpetración de Se trata de una campaña de violencia e intimidación en contra de hombres, mujeres y niños inocentes la violencia. Más allá de esto, la UE debe estudiar la mejor manera de aumentar la presión sin afectar negativamente a los ciudadanos ordinarios de Zimbabue. El Grupo de Comunicación WPP ha tomado la decisión correcta al desinvertir su participación en una empresa de publicidad local responsable de la publicidad de la ZANU- PF Pero, ¿es justo que una empresa europea siga imprimiendo los billetes que permiten que el régimen de Mugabe mantenga la maquinaria de opresión estatal, a la vez que alimenta la intolerable costumbre de la hiperinflación? Lo que es más importante, Europa debe trabajar para apoyar el liderazgo africano y global demostrado por la SADC, la Unión Africana y la ONU. Europa tiene que hacer más para crear un esfuerzo global para aislar y deslegitimar el régimen de Mugabe: documentar las violaciones de los derechos humanos y buscar soluciones, además de obligar al régimen de Mugabe a permitir que surja un gobierno que represente la voluntad del pueblo. En las últimas semanas, Robert Mugabe y su círculo interno han conseguido unir el mundo en su contra. Son inaceptables. Desprecian las normas y los valores internacionales. Y deberán saber que tienen que hacer frente a las consecuencias.