Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 OPINIÓN VIERNES 27 s 6 s 2008 ABC TRIBUNA ABIERTA Álvaro Vargas Llosa EL NO DE IRLANDA OS Gobiernos europeos están consternados por el rechazo de los votantes irlandeses al Tratado de Lisboa, el nuevo intento, tres años después del colapso de la Constitucióneuropea, de avanzar decisivamente hacia la integración política. El único país, de un total de 27, en el que la ratificación está siendo sometida a votación ha dejado a los eurócratas desesperados por encontrar la manera de sortear sus propias reglas. Nohay aquí nadasorprendente. Desde que Europa dio el salto de la integración económica a la política con el Tratado de Maastricht de 1992, muchos ciudadanos desprecian los esfuerzos por imponer sobre ellos instituciones supranacionales. Cada vez que los votantes rechazan un tratado- -los daneses en 1992, los franceses y holandeses en 2005, los irlandeses en 2008- serenueva el esfuerzo por avanzar hacia la integración política sin tomar muy en cuenta la sensibilidad de los pueblos. Parte del motivo es quedetrás del voto por el No hay una confusión de razones y pasiones. En algunos casos, los votantes parecen protestar contra su propio Gobierno, expresar su desalientoporladesaceleracióneconómi- L Después de cada referendo que pierde Bruselas surgen nuevas formas de centralización que hacen caso omiso de las reservas de los ciudadanos frente a la explosión de la burocracia europea ca o simplemente dar curso ainstintos nacionalistas. En otros, tienen reservas más principistas, a izquierda y derecha. En el caso del No irlandés, el espectro del rechazo al Tratado de Lisboa va desde el Sinn Fein, el partido de izquierda que solía ser una fachada del IRA, hasta grupos de centro- derecha como el think tank Libertas, cuyo presidente, el empresario Declan Ganley, desempeñó un papelfundamental en el referendo. En medio de toda esta confusión, una cosa queda clara: la enajenación de un número extraordinario de europeos con respecto a la apisonadora deBruselas aun si disfrutan y aprovechan lalibre circulación y el libre comercio. a UE está recreando, más de dos siglos después, la polémica entre los federalistas que propugnaban una Constitución para los Estados Unidos y los antifederalistas que se oponían al surgimiento de un Leviatán político. Existen, por supuesto, muchas diferencias, motivo por el cual no es seguro que los europeos serán capaces de alcanzar el entendimiento al que llegaron los estadounidenses. La oposición ideológica al federalismo eramásnítidaen losEstados Uni- L dos delsigloXVIIIqueen laEuropa del siglo XXI (donde a la integración política no se la denomina federalismo) A pesar de que algunos grupos anti- federalistas estaban más preocupados por la pérdida de la protección que recibían del Gobierno de sus Estados una vez que surgiera una entidad federal que por poner frenos alestatismoen general, en términos generales el movimiento fue consistente en la defensa de los derechos individuales y su temor a la burocracia. Los anti- federalistasperdieron, peroobligaron a los federalistas a incluir una Declaración de Derechos en la Constitución que acotó severamente la capacidad de intromisión del Gobierno federal. Más tarde, parte de la causa anti- federalista se convirtió en el Partido Demócrata de Thomas Jefferson, perpetuando la presión sobre el Gobierno federal para éste respetara los límites al poder (no siempre con éxito) Las aguasson muchomásturbias en Europa porque el arco de los anti- federalistas europeos o euroescépticos va de los globalifóbicos a los libertarios. Además, los federalistas o eurófilos convirtieron a sus adversarios una vez que llegaron al poder y se volvieron parte del club (con excepciones como la del presidente checo Vaclav Klaus, cuyo puesto es ceremonial) Forza Italia, partido de centroderecha que tendía a expresar reservas frente a la burocracia europea, es ahora aliado de Bruselas. Nicolas Sarkozy, el presidente francés de centroderecha que alguna vez prometió reformas, no es menos eurófilo que el presidente socialista deEspaña: dejó su huella en el Tratado de Lisboa en el artículo que degrada las salvaguardas allibre comercio porque cree en los campeones nacionales El hecho de que los partidos dominantes de Europa de izquierdas y de derechas- -con la excepción de los conservadores británicos- -sean todos eurófilos significa que no existe un mecanismodemocráticoquepermitazanjar la disputa entre la gente y la burocracia de Bruselas. n la rivalidad entre federalistas y anti- federalistas estadounidenses, las ideas eran más importantes que los intereses; en el antagonismo entre euroescépticos y eurófilos los intereses prevalecen sobre las ideas. Esto implica que después de cada referendo que pierde Bruselas surgen nuevas formas de centralización que hacen caso omiso de las reservas de los ciudadanos frente a la explosión de la burocracia europea. No veo cómo pueda surgir un entendimiento equivalente a la Declaración de Derechos norteamericana en dicho contexto. 2008, The Washington Post Writers Group E CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid Por fax: 913 203 356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. Radio en castellano El Gobierno catalán ha dado una nueva muestra de su intolerancia lingüística al ordenar el cierre de un medio de comunicación catalán por emitir en castellano, concretamente de Radio Unión Cataluña. Es una actuación inaudita en una sociedad democrática que pone en peligro la libertad lingüística y de información. Además debe tenerse en cuenta que el 85 por ciento de las emisoras de radio con sede en Cataluña emiten mayoritariamente en catalán y tan Resulta curioso Llama la atención que UGT y CC. OO manifiesten su apoyo a la huelga de los trabajadores de Telemadrid, emisora de la Comunidad gobernada por el PP y en cambio no abrieran el pico en la huelga de los transportistas, ni en las manifestaciones de pescadores y agricultores. No es el únicocasodecomportamientosindical curioso. La CEAPA, que es la Confederación de Asociaciones de Padres de Alumnos de las escuelas públicas, de carácter marcadamente laicista, diversas veces se ha manifestado en contra de las clases de religión en la escuela pública, mientras que cerca del 80 por ciento de los padres alosqueteóricamentedicerepresentar, escogen esa asignatura para sus hijos. En la CEAPA los padresnivotan nipagan cuotaalguna; su presupuesto se nutre de las subvenciones del Gobierno. Quizá por ello casi nunca se han manifestado en contra de su política educativa. Otro tanto ocurre con UGT y CC. OO; la afiliación es tan baja que no podrían sostenerse sin las ayudas de los presu- puestos del Estado. ¿Podrá extrañar que no vayan casi nunca en contra delamano quelos alimenta? Deestaforma, ni existe auténtica independencia sindical, ni creo que los trabajadores se fíen mucho de los sindicatos, ni se decidan a afiliarse a los mismos. Ismael Olmos Cabrera Madrid sólo un escaso 15 por ciento emiten mayoritariamente en castellano. ¿Qué se pretende cerrando las pocas emisoras que todavía emiten en castellano en Cataluña? ¿Eliminar totalmente las emisiones en castellano en nuestra comunidad autónoma? ¿Dónde queda tras este cierre la libertad de uso de las lenguas en el espacio radiofónico catalán? ¿Es lícito cerrar una radio en España por utilizar el español? Carmen Gutiérrez Barcelona ra experimentar potenciales fármacos curativos pero sí podrán usar embriones humanos para el mismo fin. Si el avance de una sociedad se mide por el grado de protección que ésta otorga a los más débiles, la nuestra puede estar orgullosa de cómo protege a nuestros más pequeños, nacidos o no. Algún día habremos de mirar hacia atrás y sentir vergüenza de nuestros gobernantes y nuestras leyes. Ignacio Reche Ajubita Londres ¡Qué vergüenza! En el día de ayer, el Congreso, ha solicitado la adhesión de nuestro país al proyecto Gran Simio proyecto que garantiza el derecho a la vida y al buen trato de los primates. Al mismo tiempo, el PSOE, en su próximo congreso, abogará por la ampliación de la actual ley del aborto a una ley de plazos, es decir, de aborto libre, cercenando así el derecho del ser humano no nacido a vivir. El PSOE hace leyes para proteger la vida del simio y permitir el exterminio de los más de 100.000 niños asesinados en el vientre materno cada año en nuestro país. Gracias a la adhesión de nuestro país al proyecto Gran Simio los laboratorios de investigación farmacológica no podrán usar simios pa- Seguir la estela Trichet anuncia que el precio del dinero podría incrementarse en un cuarto de punto, debido fundamentalmente a las escalada de precios del petróleo y de los alimentos. Mientras tanto, la política liberal de EE. UU. está consiguiendo salir de la crisis, de la que Europa, y especialmente España, está siendo hoy principal protagonista, y mantiene sus tipos en el 2 por ciento. Nuestro Gobierno debe seguir la estela de quienes tienen más experiencia en el mercado libre y la libre competencia; dos factores indispensables para moderar tanto los precios como la inflación. Cristina Gómez de las Bárcenas Correo electrónico