Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
86 JUEVES DE ESCENA www. abc. es juevesdeescena JUEVES 26 s 6 s 2008 ABC A la izquierda, Fran Perea como Don Juan en la función dirigida por Emilio Hernández; a la derecha, Juan Diego Botto (Hamlet) y Marta Etura (Ofelia) en la versión del texto de Shakespeare que ha dirigido el propio Botto Almagro muestra su lado femenino Hoy arranca, con un homenaje a los británicos Declan Donnellan y Rick Ormerod, el festival de Almagro, que alcanza su trigésima primera edición. Yo soy clásica es el lema de este año del certamen, que quiere rendir homenaje a la mujer POR JULIO BRAVO MADRID. En 2008, el Festival de Almagro- -escribe su director, Emilio Hernández, en la presentación del certamen- -ofrece a las mujeres protagonizar sus historias, escribirlas, dirigirlas y recordar con agradecimiento a aquellas que lo han hecho estos últimos cuatrocientos años. Y si hay un ciclo dedicado al mito de Don Juan no es más que un desagravio a la mujer Es una declaración de principios para un festival que lleva como lema la frase Yo soy clásica y que con treinta y una ediciones a las espaldas se ha convertido en una referencia indispensable del panorama teatral español. Con este eje temático en la programación, Emilio Hernández cree que esta edición ha de servir como consolidación de un proyecto que lleva tres años de escalada. Se consolidan- -añade- -los espacios y los públicos, en plural. Es, por su oferta diversa y amplia, el festival de Almagro más grande, y esperamos que cumpla las expectativas de esos públicos Desde hoy y hasta el 20 de julio, una veintena de espacios acogerán las ciento sesenta y cinco funciones (un 45 por ciento más que el pasado año) que ofrecerán las sesenta y tres compañías (ocho de ellas extranjeras) Emilio Hernández se muestra especialmente satisfecho de poder presentar excelentes producciones españolas Se les ha perdido el miedo a los clásicos- -dice- antes, las compañías consideraban un riesgo abordar estos montajes; hoy en día, programar un clásico es siempre un aval, y todas nos piden pasar por Almagro, lo que nos llena de orgullo. La producción española se ha elevado en número y calidad No son todas las que están, pero aquí se citan las más llamativas. El propio Emilio Hernández firma uno de esos montajes españoles, que sobre el papel es uno de los más atractivos del festival. Vio la luz el pasado fin de semana en el festival de Nápoles, y es Don Juan, el burlador de Sevilla de Tirso de Molina. Fran Perea encarna al mito y encabeza un reparto que incluye también a Isabel Pintor, Lluvia Rojo, Marina San José, Ana Salazar, Manuel Tejada, Juan Fernández, Enrique Arce y Jorge Roelas. Más producciones españolas: De místicos y pícaros un nuevo trabajo de Rafael Álvarez El Brujo. El hambre- -explica el actor- -es la metáfora esencial que une a los pícaros con los místicos. Un gato rabioso que se agarra a las tripas y no hay manera de que las suelte. Para ello no hay medicina si no es esta del pan. El pan que da la vida El perro del hortelano de Lope de Vega, llega a Almagro en una producción que ha visitado ya diversas plazas españolas y que lleva la firma del británico Laurence Boswell, uno de los responsables de la Royal Shakespeare Company. Enamorado confeso de nuestro teatro clásico, ha contado en esta ocasión con actores como Blanca Oteyza, Ernesto Arias y Lidia Otón, que encabezan el reparto. Las tres producciones de la Compañía Nacional de Teatro Clásico (una de ellas de La Joven y el reconocimiento a la labor histórica de Alberto González Vergel que supone su puesta en escena de La prudencia en la mujer son otras muestras de la presencia de esas producciones españolas que iluminan el certamen. A ellas se puede añadir también el Don Juan de Tirso que ha dirigido para el teatro de La Abadía Dan Jammet, una de las figuras emergentes del teatro europeo actual. Y otro de los grandes directores españoles, José Carlos Plaza, es quien dirige Fuenteovejuna una versión del texto de Lope de Vega que ha puesto en pie la compañía extremeña Samarkanda. La propuesta de Plaza explora, a partir de la literalidad del texto, la tesis política de Lope (la coincidencia de intereses entre el pueblo y la monarquía absoluta) con la que no está de acuerdo. También de Lo-