Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
60 MADRID JUEVES 26 s 6 s 2008 ABC Un subinspector filtraba información a la mafia colombiana de narcos del aeropuerto Detenidos 38 trabajadores de Barajas, de una aerolínea de bajo coste, y dos familiares del policía CARLOS HIDALGO MADRID. Jaque mate a la mafia colombiana que utilizaba a empleados del aeropuerto de Barajas para introducir cocaína en roca en el interior de maletas en nuestro país. La Policía Nacional ha detenido a 38 personas, entre las que se encuentran un subinspector de la comisaría de Torrejón de Ardoz y el cabecilla del grupo, Diego León Cardona Santana, en búsqueda por encargar el asesinato del fiscal jefe de la Audiencia Nacional, Javier Zaragoza. La investigación la ha dirigido el departamento de Asuntos Internos del Cuerpo Nacional de Policía, en colaboración con la comisaría del aeropuerto y la Unidad Central contra las Redes de Inmigración y Falsificación (Ucrif) Las pesquisas han sido complejas y en ellas han sido claves los pinchazos telefónicos a los que se ha sometido al subinspector de la comisaría de Torrejón de Ardoz Antonio Márquez Peña. A partir de ahí, se fue tirando del hilo. Los agentes habían recibido, además, un chivatazo sobre los asuntos a los que, supuestamente, se dedicaba el policía en sus ratos libres Según la investigación, Márquez Peña regentaba como testaferro dos locales de ocio en Torrejón, llamados Los Rosales- -de donde sale el nombre de la operación- en el barrio de La Estación- -y Sabor a Caney, en la avenida de la Constitución, la principal del municipio. Allí, supuestamente, además de vender droga, se blanqueaba el dinero de la banda. La Policía llevaba casi nueve meses detrás de Márquez Peña, de quien sospechaban que se dedicaba al oscuro negocio de las drogas, utilizando como lugar de venta sus propios negocios. No se equivocaban, pero, a raíz de las grabaciones telefónicas, que arrancaron en octubre, vieron que el asunto tomaba un cariz mucho más importante. Presuntamente, el subinspector estaba íntimamente relacionado con una de las principales mafias colombianas asentadas en nuestra región, la liderada por Diego León Cardona Santana- -nombre falso- a quien le constaban dos reclamaciones en vigor: una de búsqueda, detención e ingreso en prisión por la Audiencia Nacional por proposición para el asesinato; y la segunda orden, dictada por un juzgado de Torrejón, por una ASÍ FUNCIONABA LA TRAMA MADRILEÑA DE BARAJAS 1 El subinspector proporciona información a la banda sobre los vuelos. Los narcos preparan la cocaína en maletas y las introducen en los aviones, convenientemente marcadas Nueve miembros de la banda, dedicados al tratamiento de los equipajes en pista, identifican las maletas y las distraen 2 3 Otros empleados de Barajas toman las maletas marcadas y las sacan de la ruta de devolución ABC C. Aguilera J. Aguilera Rosales y a la discoteca Sabor a Caney. En el primero trabajaba la mujer del subinspector, una colombiana, y el sobrino de ésta. Se trata de un establecimiento frecuentado por la colonia colombiana y la Policía ha encontrado pruebas de que el personal extranjero que trabajaba en ella no tenía los papeles en regla y, por supuesto, tampoco contaba con contrato. Por lo tanto, se les va a imputar a los testaferros un delito contra la libertad de los derechos de los trabajadores. Asimismo, consta en las pesquisas que el subinspector había tenido allí trabajando de camareros a algún agente de la comisaría local, incluso en prácticas, por lo que no se descarta que se sancione, incluso con la expulsión del Cuerpo, a estos jóvenes. Fruto de las investigaciones en Torrejón, la Policía también descubrió en abril otra trama, independiente, en Valencia. La lideraba Juan José C. T. y otros 16 individuos, a los que se les imputa los delitos de falsificación de documentos e inmigración clandestina, pues se dedicaban a organizar matrimonios blancos -de conveniencia- -entre españoles y extranjeros. Nada tenía que ver, según la Jefatura de Madrid, con la operación Rosales El 11 de junio se interceptó en Barajas un paquete con 17.235 gramos de cocaína procedente de Caracas, que tenía como destino Ibiza. Ese día se arrestó a nueve empleados del aeródromo- -finalmente, la cifra ascendería a 14- -y de empresas de paquetería. La logística de la banda era para quitarse el sombrero, hasta el punto de que también se ha detenido a una docena de trabajadores de una conocida empresa de vuelos de bajo coste. La madrugada del 14 de junio, un importante despliegue policial en Torrejón se frustró. Hubo 22 registros y no se detuvo a nadie por tráfico de drogas: más de medio centenar de agentes participó en la operación, pero sólo se incautaron de 80 gramos de cocaína. Finalmente, el sábado pasado cayó el subinspector. Se colaboró con la policía de otros países y se intervinieron 33 kilos de cocaína en Perú y 1 en Bruselas. Veintiséis de los detenidos están ya en prisión preventiva. Matrimonios blancos AEROPUERTO DE BARAJAS M- 11 Los Berrocales del Jarama M- 108 M- 12 M- 50 Barajas M- 14 Torrejón de Ardoz M 20 A- 2 Madrid A- 2 M- 40 Coslada San Fernando de Henares La droga llega a Torrejón de Ardoz, donde M- 45 operaba la banda. Tras manipularla, se envía a dos locales de copas del subinspector, donde se trafica con ellas por el método del menudeo pinches, clave en el suculento negocio. Éstos, también de origen colombiano, aunque nacionalizados como españoles, se encargaban de distraer las maletas una vez llegaban los aviones. Los equipajes venían convenientemente marcados, de manera que los empleados de las empresas de handling maleteros e, incluso, M- 20 3 6 Algunas partidas salen de Madrid hacia otros destinos, también por avión, como Ibiza los conductores de las jardineras- -los autobuses encargados de trasladar los bultos de la bodega al aeropuerto- -estaban en el ajo Fuentes de la investigación precisaron a ABC que la cocaína, de gran pureza, llegaba en forma de roca, por lo que, antes de su venta, era cortada. Algunas partidas iban directamente al bar de copas Los agresión con arma de fuego. Supuestamente, el subinspector pasaba información a Cardona y los suyos sobre los vuelos y horas más convenientes para realizar los envíos de droga a nuestro país. En el aeródromo madrileño, el capo Cardona contaba con su red de com- Distraían las maletas Márquez Peña regentaba dos locales en Torrejón donde se vendía droga y se blanqueaba el dinero El subinspector pasaría información sobre los vuelos y horas más convenientes para realizar los envíos Consta en las pesquisas que el mando policial empleaba como camareros a agentes de la comisaría local