Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 26 s 6 s 2008 Esperanza Aguirre remodela su Gobierno ALFREDO PRADA MADRID 55 MANUEL LAMELA ÁNGEL DE ANTONIO CONSTANTE LA VIRTUD DEL TRABAJO DE LA JUSTICIA EL PADRE DEL CAMPUS CH. BARROSO El consejero de Transportes e Infraestructuras fue responsable de Sanidad durante la anterior legislatura, en la que tuvo que hacer frente a la reducción de las listas de espera, a la construcción de ocho hospitales y sobre todo, al caso de las sedaciones del Severo Ochoa, caso que le marcó Manuel Lamela se convirtió la pasada legislatura en uno de los miembros del Gobierno regional que mayor presión sufrió. La decisión de trasladar a la Justicia una denuncia anónima sobre las presuntas sedaciones del Hospital Severo Ochoa de Leganés cargó sobre él todo el peso de la crítica, no sólo política, sino también sindical. Su abierto enfrentamiento con las tesis de los que defendían al doctor Montes y la decisión judicial de archivar la causa sin encontrar ni culpables ni inocentes no pudieron con él. Esperanza Aguirre le premió con uno de los departamentos más golosos, el de Transportes e Infraestructuras. De su cabeza, compañera de designios de Rodrigo Rato, salieron los ocho nuevos hospi- tales que se distribuyen por toda la región e incluso uno de los objetivos del actual gobierno, como es la reconversión a hospital de parte de la prisión de Carabanchel. Además, ha impulsado el proyecto para el cierre norte de la M- 50, foco de enfrentamientos con el Ministerio de Fomento. Manuel Lamela nació en Burgos el 3 de mayo de 1962. Licenciado en Derecho y diplomado en Función Pública, es abogado del Estado desde diciembre de 1988. Tras varios cargos en la Agencia Tributaria y en el Ministerio de Agricultura fue nombrado en enero de 2003 director del Gabinete del vicepresidente Rodrigo Rato, cargo que ocupó hasta su nombramiento el 22 de noviembre de ese mismo año como consejero de Sanidad. Lamela hizo frente al compromiso de la presidenta Aguirre de limitar a 30 días las listas de espera. Vicepresidente segundo y consejero de Justicia e Interior, es el impulsor de las Brigadas de Seguridad (Bescam) y el futuro Campus de la Justicia Alfredo Prada llegó al Gobierno regional avalado por su fama de hombre trabajador, eficaz y ágil. En la anterior legislatura puso en marcha las Brigadas de Seguridad de la Comunidad de Madrid (Bescam) uno de los proyectos más ambiciosos de la presidenta regional y es el padre del futuro Campus de la Justicia de Valdebebas, que unificará las principales sedes judiciales de Madrid. Prada se ha preocupado de buscar a los mejores arquitectos nacionales e internacionales para que sus edificios se conviertan en símbolos de la modernidad de la Justicia madrileña. Prada fue elegido en 1993 senador del PP por León y reelegido en 1996. En las elecciones de 2000 fue reelegido senador y, tras quedar constituida, el 5 de abril de 2000, la Mesa del Senado para la VII legislatura, bajo la presidencia de Esperanza Aguirre, Prada fue designado vicepresidente primero del Senado, cargo que también ocupó en la Diputación Permanente desde el 16 mayo de 2000. Renunció a su escaño de senador el 22 de noviembre de 2003, tras ser nombrado por Esperanza Aguirre vicepresidente segundo y consejero de Justicia e Interior del Gobierno de la Comunidad de Madrid. GÁDOR ONGIL BEATRIZ ELORRIAGA EDAD COMO GRAN META Consejera de Familia y Asuntos Sociales tenía como gran objetivo la consecución de 20.000 plazas residenciales para la tercera edad A Gádor Ongil se le ha relacionado siempre con Rodrigo Rato, al igual que Manuel Lamela o Juan José Güemes. La consejería de Familia y Asuntos Sociales ha sido su principal responsabilida política. En ella tenía un gran objetivo: lograr que la Comunidad promocionase 20.000 plazas residenciales para la tercera edad. Ha podido conseguir, según aseguraba ella recientemente, un 11 en un año de gobierno. ATENDER A LA TERCERA EFICAZ, PERO SIN PROYECCIÓN PÚBLICA La hasta ahora consejera de Medio Ambiente y ex consejera de Familia y Asuntos Sociales se ha revelado como una gestora eficaz Beatriz Elorriaga ha sido dos veces consejera en los ejecutivos de Esperanza Aguirre. Primero, en el primer gabinete, con las responsabilidades vinculadas a las políticas sociales. Después, en el presente mandato, con las de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio. En ambas ha sido eficaz, pero sin despuntar públicamente. Hasta la propia Esperanza Aguirre lo reconocía la pasada campaña electoral, a la Fue secretaria de Adolfo Suárez. Parlamentaria regional durante cuatro legislaturas ha sido coordinadora territorial del PP regional desde 1999. vez que aplaudía una gestión dedicada, en primer lugar, al incremento del número de plazas públicas de atención para los discapacitados y para per- sonas afectadas por patologías invalidantes. Beatriz Elorriaga Pisarik nació en San Sebastián el 29 de septiembre de 1957. Es especialista en Historia del Arte y hasta 1989 trabajó en la empresa privada en actividades relacionadas con la docencia y la documentación. Inició su carrera política en 1995 cuando resultó elegida concejal por el Partido Popular del Ayuntamiento de Madrid en las elecciones de mayo. Tras ser concejala de Asuntos Sociales, Elorriaga ha sido además vicepresidenta del Instituto para el Empleo y la Formación Empresarial (Imefe) y presidenta desde octubre de 2002. Durante la actual legislatura sacó adelante la reforma de la ley que obliga a los nuevos desarrollos urbanos a no tener más de tres alturas más ático, cuestión que ya se ha aplicado en municipios madrileños como Coslada.