Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
38 INTERNACIONAL JUEVES 26 s 6 s 2008 ABC Alfonso Rojo AL OTRO LADO DEL CHARCO N o les voy a poner la cabeza como un bombo, clamando contra la forma en que se enseña Historia de España o recordando que cualquier escolar, aquí, está al tanto de las supuestas hazañas de un criminal ecológico como Búfalo Bill y no tiene ni puñetera idea de las proezas de Hernán Cortés o Francisco Pizarro. El otro día escuché al siempre ponderado Carlos Solchaga repetir eso de que es mucho más sencillo para un español por idioma y afinidad cultural hacer negocios en Hispanoamérica, que para un norteamericano, un inglés, un francés o un alemán. La frase tiene un fondo de verdad, pero me llama la atención que lumbreras, como el ex ministro socialista, no se pregunten en voz alta si nuestro país está haciendo todo lo que se deberá hacer para aprovechar ese inmenso filón que es la sintonía en el idioma, la cultura, los valores y hasta los genes con una comunidad de más de 500 millones de seres humanos. No está de más comparar. Los británicos tienen eso que se llama Commonwealth, donde se agrupan 53 países que comparten lazos históricos con el Reino Unido. Los franceses no sólo gozan de una rentable influencia en África, apuntalada por una disuasoria presencia militar, sino que han articulado gracias a la Alliance Franchise- -una tupida red cultural muy rentable. Sólo en España, la Alliance cuenta con 21 centros, casi los mismos que nuestro alabado Instituto Cervantes tiene en todo el continente americano. Lo que se echa en falta en España son ganas y es planificación. Estás cosas no se pueden dejar al albur. Hay que diseñarlas como si de una estrategia militar se refiere y eso implica, además de abrir aulas culturales y centros de enseñanza del español, conceder becas y cursos de posgrado a granel. Yentodoslosámbitos. Aunque nuestra política de Defensa sea muyalicorta, nocostaránadafacilitaraunbuennúmerodeoficiales procedentesdelotroladodelCharco que se graduasen en la Academia Militar de Zaragoza. Alguno tesaldrárana, comonoshapasado con el guineano Teodoro Obiang, pero la apuesta merecela pena. El primer ministro de Israel, Ehud Olmert, junto a la titular de Exteriores, Tzipi Livni, durante la sesión de ayer en el Parlamento AFP Israel cierra el paso de mercancías a Gaza tras el disparo de cohetes La medida supone un severo castigo contra Hamás, cuyo gran objetivo en la tregua es aliviar el bloqueo que estrangula la franja LAURA L. CARO CORRESPONSAL JERUSALÉN. Ni una semana en paz han logrado mantenerse Israel y las facciones palestinas de Gaza en cumplimiento del acuerdo de calma mutua que se comprometieron a aplicar desde el pasado jueves. Ayer, las acusaciones recíprocas de violación de la tregua arreciaban, y también el temor a un desencuentro fatal, después de que el Gobierno hebreo decidiera cerrar hasta nueva orden los pasos fronterizos por los que entran mercancías a la franja. Se trata de las terminales de Karni, Sufa y la de importación de carburantes de Nahal Oz, las mismas que el domingo habían empezado a recuperar lentamente cierta normalidad. Israel adoptaba la medida por decisión del ministro de Defensa, Ehud Barak, en respuesta al lanzamiento el martes a territoriojudío de cuatrocohetes Kassam, que la Yihad Islámica reivindicó en venganzapor la muerte, esa madrugada, de uno de sus líderes en Nablús, donde no rige la tregua, sólo vigente en Gaza. Comprometida en principio con el acuerdo de calma, la Yihad Islámica siempre dejó claro que no reconocería tal separación, y que se reservaría el derecho a contestar toda operación militar hebrea en suelo cisjordano, amén de cualquier ataque en la franja. Una advertencia que renovaban ayer a cuenta de un incidente ocurrido en el pueblo de Juza, cerca de la frontera de Gaza, en el que un granjero palestino de 81 años resultó herido, según su familia y Hamás, debido a un disparo del Ejército judío. Responderemos a cualquier violación sionista en el tiempo adecuado repetía el portavoz de laYihad Islámica, Abu Hamza. La actitud combativa de la Yihad ponía ayer en un compromiso a los jefes de Hamás que, incapaces de contener los ánimos de la milicia vecina, reiteraban su intención de respetar lo pactado, aunque dejando claro que sus fuerzas no confrontarán a las que disparen cohetes desde Gaza. Aún cuando haya violación de parte de algunas facciones, Hamás enfatiza su compromiso hacia la calma y trabaja para materializarla, -decía el dirigente islamista Jalil al- Haya- pero Hamás no va a ser un cuerpo de policía que vigile la frontera de la ocupación. Nadie disfrutará viendo a Hamás apuntando con un fusil a un luchador de la resistencia En consultas libradas el martes, Israel valoró reaccionar con ataques selectivos contra la Yihad o un mayor endurecimiento del bloqueo. No obstante, según el diario kuwaití A- Kabas, el presidente egipcio tiene garantías del primer ministro hebreo, Ehud Olmert, de que no habrá agresiones en caso de que una facción quiebre el acuerdo. Hamás respetará el acuerdo Un acuerdo entre Olmert y Barak disipa el fantasma de las elecciones L. L. C. JERUSALÉN. Un acuerdo in extremis alcanzado la noche del martes entre el partido del ministro Ehud Olmert, Kadima, y su principal socio en el Gobierno, los Laboristas de Ehud Barak, ha disipado, por el momento, el fantasma de unas elecciones anticipadas en Israel. En virtud del acuerdo, una moción que pedía la disolución del Parlamento, y que iba a ser discutida ayer, quedaba retirada a cambio del compromiso de Olmert de convocar primarias en su formación antes del 25 de septiembre. Por su parte, los laboristas accedían a no apoyar la mencionada propuesta, en contra de lo que habían decidido la mayoría de sus diputados el pasado lunes. Con las conversaciones de últimahora, seaplazaloque, contoda probabilidad, iba a ser el fin de la coalición de Gobierno de Israel, toda vez que el primer ministro había amenazado a los siete miembros laboristas del gabinete con echarles del Ejecutivo si secundaban con sus votos la moción para disolver elParlamento. El encaje improvisado entre ambas partes suscitaba ayer las iras del jefe de la oposición, Benjamín Netanyahu, -favorito en las encuestas como futuro primer ministro- -que acusaba a Kadima y Laboristas de tener como única preocupación seguir en el sillón