Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 26 s 6 s 2008 Elecciones presidenciales en EE. UU. INTERNACIONAL 37 UNA GALA DE ESTRELLAS Y DÓLARES Samuel L. Jackson (en la imagen) Don Cheadle, John Malkovich y Dennis Quaid fueron algunas de las estrellas presentes en la gala para recaudar fondos. También asistieron las supermodelos Cindy Crawford y Heidi Klum. El marido de Klum, el cantante Seal, cantó dos canciones para encandilar al público asistente. Los actores AP Los asistentes a la gala se gastaron 28.500 dólares para una espectacular cena VIP, a beneficio al Comité Nacional Demócrata, seguida por una animada recepción que costó 2.300 dólares por cabeza. La prensa local calculó que el evento podría haber recaudado hasta cuatro millones de dólares. La recaudación Hollywood cierra filas Barbara Streisand y Steven Spielberg, junto con los otros directivos de su productora que inicialmente eran favorables a Clinton, tienen previsto organizar otro acto que aumente la contribución económica de Hollywood. Actores como George Clooney o Susan Sarandon ya se pronunciaron por Obama El voto a Obama, el dinero a Hillary Barack Obama y Hillary Clinton, tras meses de agrio enfrentamiento, han comenzado la etapa de reconciliación. A los reconocimientos mutuos, se une la decisión de Obama de ayudar a pagar la deuda electoral de Clinton POR ANNA GRAU NUEVA YORK. Barack Obama cabalga por Hollywood recaudando votos y dinero. Hasta cuatro millones de dólares (dos millones y medio de euros) puede haber juntado el candidato demócrata esta semana pasando a fondo el cepillo entre las estrellas de la farándula. Pero no son sólo para él, sino para Hillary Rodham Clinton, para ayudarle a pagar la enorme deuda de su propia y fallida campaña. En la recta final de la misma, el equipo de Hillary empezó a mandar correos electrónicos regulares a sus seguidores y donantes. No ha dejado de hacerlo al reconocer la victoria de Obama y retirarse de la carrera. Desde entonces, Hillary sigue mandando correos agradeciendo los apoyos recibidos y prometiendo que nada está perdido y que ningún esfuerzo ha sido en vano. En sus últimas comunicaciones, Hillary ha alternado la petición de apoyos para Obama, la insinuación de que en su futuro todavía puede haber sorpresas y la franca petición de dinero para saldar una deuda acumulada de más de 22,5 millones de dólares (14,3 millones de euros) La mitad sale del bolsillo personal de los Clinton, que asumen su pérdida, pero la otra mitad hay que devolverla. A eso se dedica con ahínco la ex primera dama con el apoyo ya explícito de su ex rival. Qué mejor sitio para hacer el panegírico de Hillary que Hollywood, tradicionalmente un bastión del clintonismo, aunque en los últimos tiempos se había decantado por Obama con asombrosa rapidez. Menudeó incluso el donante dispuesto a quedar bien con todo el mundo, firmando cheques idénticos por los dos, apostando a todos los caballos. A todos ellos se les va a pedir ahora un nuevo esfuerzo: si les dieron dinero separados, ¿por qué no se lo van a dar ahora que están juntos? El objetivo son aquellos que no han agotado su máximo legal de donación y son por tanto susceptibles de ser requeridos para poner algo más que su cara famosa y bonita. Por lo demás, Obama estuvo inspirado. Además de exhibir su brillantez y su carisma habituales, más el nuevo plus de caballerosidad hacia Hillary, hizo las delicias de los presentes al reírse del presidente George W. Bush y de su plan de perforar las costas norteamericanas para sacar petróleo. Es este un plan que ha conseguido el boicot más universal y más completo. Incluso los más preocupados por la crisis energética advierten de que sus efectos positivos no se notarían hasta dentro de cinco años, es decir, demasiado tarde para aliviar los bolsillos de su penuria actual. Sin duda es una gran idea del presidente Bush llenar las costas de California de pozos petrolíferos sugirió Obama, poniendo los pelos de punta a la parroquia, de la que formaban parte los actores John Malkovich, Dennis Quaid, Don Cheadle y Samuel L. Jackson. También asistieron supermodelos como Cindy Crawford y Heidi Klum, cuyo marido, el cantante Seal, deleitó con dos canciones al público. La entrada para la cena se vendía a 28.500 dólares, algo más de 18.000 euros. Seguía una recepción a 2.300 dólares por cabeza (1.460 euros) Reírse de Bush Barack Obama posó ayer con dos agentes de la Policía en el aeropuerto de Los Ángeles Cuando es inminente la reaparición pública de Obama y Hillary codo con codo- -lo harán mañana viernes en New Hampshire, donde los dos empataron salomónicamente en su día- el senador por Illinois ha dado órdenes a sus propios recaudadores de fondos para ayudar a enjugar los números rojos de Hillary. Para muchos, es una manera de cicatrizar heridas y de obtener la adhesión electoral de Hillary sin hacer de ella su vicepresidenta. Tratar con guante blanco también financiero a su ex enemiga es una estrategia para contrarrestar la acidez y la frustración que el mismo Obama admite que ha infligido a los seguidores de Hillary al derrotarla. La primera mujer que se lanza seriamente a la conquista de la Casa Blanca protagonizó esta misma semana un retor- AP Sorpresas en la chistera Clinton tiene una deuda de más de 22,5 millones de dólares Gracias a ella, mis hijas dan por sentado que una mujer podrá ser presidente dijo el senador no triunfal al Senado, donde la mayoría demócrata la recibió con vítores y con lágrimas. Ella elevó aún más el termostato de la emoción al pedir que todos aquellos a los que les preocupan las cosas que me preocupan a mí voten en noviembre a Barack Obama y no a su oponente republicano, John McCain. Obama ejecutó en California su propia parte de la contradanza, en la que él y Hillary parecen protagonistas de una exquisita coreografía de Fred Astaire. Gracias a ella y a su esfuerzo, ahora mis hijas dan por sentado que una mujer puede ser presidente proclamó el candidato.