Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 INTERNACIONAL JUEVES 26 s 6 s 2008 ABC El debate sobre la pena de muerte agita la campaña presidencial norteamericana A. GRAU CORRESPONSAL NUEVA YORK. La pena de muerte es un tema delicado en Estados Unidos. Vigente en 37 Estados, en la jurisdicción federal y en la militar, quien está a favor lo está pase lo que pase y quién está en contra lo está casi en cualquier caso. En las últimas horas la cuestión amenaza con agitar la campaña electoral con fuerza y poner en una serie de compromisos tanto a Barack Obama como a John McCain. El primer compromiso es la decisión del Tribunal Supremo, conocida ayer, de impedir la ejecución en Louisiana de un convicto de violación de una menor, que además era su hijastra. Por una reñida votación de 5 a 4 se impuso el criterio de que es desproporcionado y anticonstitucional aplicar la pena capital por un delito que no ha causado la muerte de la víctima, por estremecedor y repugnante que este delito sea. El presidente de Zimbabue, Robert Mugabe, (izquierda) saludaba el martes a sus seguidores a su llegada a un mitin electoral en Banket EPA Los vecinos de Zimbabue piden a Mugabe que retrase las elecciones La comunidad internacional comienza a llamar a la puerta de Harare para que Mugabe posponga la segunda vuelta electoral prevista para mañana PAULA ROSAS CORRESPONSAL EL CAIRO. Despojado ya oficialmente de su título de caballero por la reina Isabel II de Inglaterra y con su amada selección nacional de críquet con un pie fuera de la Federación Internacional, Robert Mugabe comienza a sentir cómo se estrecha el cerco sobre su persona. La comunidad internacional, encabezada por los líderes africanos, comienza a llamar a la puerta de Zimbabue para que Mugabe posponga la segunda vuelta electoral prevista para mañana. El líder de la oposición, Morgan Tsvangirai, pidió ayer la intervención en Zimbabue de una fuerza de paz de la ONU que consiga aislar de forma activa a Mugabe. El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas aprobó un documento el pasado domingo en el que se condenaba la campaña de intimidación y violencia que ha llevado a cabo el gobierno de Harare contra la oposición. Pero para Tsvangirai, que se retiró la semana pasada de la carrera electoral tras la muerte de casi 90 de sus seguidores a manos de militantes del partido de Mugabe, las buenas intenciones no bastan. Esta no puede ser una mediación a medias tintas declaró ayer el opositor en referencia al papel de la ONU y de los organismos regionales africanos en el conflicto. Desde Nairobi, el presidente de Kenia, Raila Odinga, se sumó a la llamada de Tsvangirai: si el mundo no actúa ahora, pronto tendremos una situación similar a la que vimos en Ruanda señaló en referencia a la guerra civil que costó al país africano 800.000 vidas. Tsvangirai pidió a la Unión Africana (UA) y a la Comunidad de Desarrollo Surafricana (CDS) que lideren un proceso de transición en el país. El líder, que se encuentra refugiado en la embajada holandesa en Harare, salió durante unas horas ayer para encontrarse con los medios de comunicación, tras lo que regresó al edificio diplomático. Estados del Sur Reunión de la UA Inflación cercana al 200.000 por cien P. ROSAS EL CAIRO. Tras 28 años en el poder, el presidente Robert Mugabe ha conseguido convertir la despensa de África en el supermercado de los horrores. Con una inflación cercana al 200.000 por cien, la economía de Zimbabue lleva diez años en recesión. En los últimos días, el miedo al colapso del país por la violencia ha provocado que la población se lance a la compra de divisa extranjera, por lo que el dólar de Zimbabue se ha desplomado un 80 por ciento en los mercados ilegales. Hace una semana, eran necesarios 20.000 millones de dólares nacionales para conseguir un dólar estadounidense. Hoy, en Harare no lo cambian por menos de 100.000 millones de dólares zimbabuenses, según recoge la agencia Bloomberg. Cifras tan esperpénticas, que convierten cualquier bien de primera necesidad en un artículo de lujo. Es por eso que en internet han florecido todo tipo de negocios para hacer la compra en el extranjero. La UA tiene previsto reunirse este fin de semana en la ciudad egipcia de Sharm el Sheij, donde podrían buscar una respuesta común ante la crisis de Zimbabue. Más contundente fue ayer la CDS, una organización intergubernamental que integran 15 países del cono sur africano. Según el organismo, Mugabe podría quedarse sin legitimidad si sale reelegido en medio del clima de violencia que vive el país. Tras reunirse en Suazilandia con algunas bajas importantes como la del presidente de Sudáfrica, Thabo Mbeki, los vecinos pidieron formalmente el retraso de las elecciones presidenciales, recoge la agencia Reuters. Pero el caudillo africano no toma nota. Ayer, otros 200 seguidores del partido de Tsvangirai, el Movimiento para el Cambio Democrático (MCD) fueron detenidos en una sede de la formación. Esta es la tercera redada que llevan a cabo las fuerzas de seguridad zimbabuenses contra el MCD en menos de una semana. Además el Supremo considera que en los casos de violación de niños la posibilidad de error judicial es muy alta. Por si fuera poco, muchos estados donde se puede ejecutar a los violadores de niños- -además de en Louisiana, hasta ahora era legal hacerlo en Montana, Oklahoma, Carolina del Sur y Texas- -están en el sur. El reo en este caso es negro, y alegó durante el juicio que la mayoría de los violadores de niños que han sido ajusticiados en los Estados Unidos pertenecían a su misma raza. Las líneas de comportamiento ético de los jueces coinciden con las de su filiación política: pues los magistrados que estaban a favor de prohibir la ejecución de Louisiana los son los demócratas, mientras que los republicanos están a favor de ejecutarle. La misma división se reprodujo cuando Obama se mostró reacio a aplicar la pena de muerte a Osama Bin Laden si se le captura, mientras que John McCain se muestra claramente a favor. A juicio de Obama, ejecutar a Bin Laden haría de él un mártir y comprometería la superioridad moral de los Estados Unidos para luchar contra el terrorismo. Uno de los asesores de McCain negó que Bin Laden tenga una causa que lo dignifique como mártir y acusó a Obama de descartar la pena de muerte para él, algo que la campaña demócrata niega.