Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 26 s 6 s 2008 El nacionalismo se radicaliza s La ley de la vergüenza de Ibarretxe ESPAÑA 21 La ley de víctimas policiales incluye a uno de los asesinos de Miguel Ángel Blanco Alude a muertos tras actuaciones de la Ertzaintza, cuando Ibarretxe era vicelendakari y Atutxa consejero del Interior M. L. G. F. J. P. BILBAO MADRID. El informe elaborado por el Ejecutivo vasco como base de una futura ley de víctimas policiales incluye, para su reconocimiento público a José Luis Geresta Múgica, uno de los asesinos de Miguel Ángel Blanco, al estimar que su muerte se produjo en circunstancias no aclaradas, pese a que la autopsia estableció que se había suicidado. El documento, que recoge reivindicaciones de la oferta de Anoeta, se da a conocer en vísperas de que Ibarretxe someta a votación en la Cámara de Vitoria su propuesta de consulta, con la imperiosa necesidad de contar con el apoyo del PCTV El texto alude, además, a casos ya archivados por la Justicia, trifulcas en discotecas, agresiones con motivo de la disputa de partidos de fútbol- -la muerte de Aitor Zabaleta- -e incidentes que en algunos casos afectaron a la propia Ertzaintza, incluso cuando Ibarretxe era vicelendakari y Juan María Atutxa consejero del Interior, aunque entonces defendieron a los agentes frente a las acusaciones de Batasuna. El informe contabiliza finalmente 109 muertos y 538 heridos que, según el director de Derechos Humanos, Jon Landa, requieren de un reconocimiento público por tratarse de injusticias olvidadas El ejecutivo vasco se erige en garante del orden internacional ya que ignora radicalmente, cuando no desprecia, las investigaciones judiciales habidas hasta ahora y pretende extender los efectos de su futura ley, además de a Navarra, a Francia, México, Venezuela, El Salvador o California, entre otros países. El documento se refiere, por ejemplo, a Rosa Zarra, que en junio de 1995 recibió un impacto de pelota de goma lanzada por la Ertzaintza durante una contramanifestación proetarra y falleció una semana después como consecuencia de una dolencia cardiaca. La justicia determinó entonces que no había una relación directa entre el suceso y su óbito El entonces consejero del Interior, Juan María Atutxa, defendió la actuación de la Policía Autónoma frente a las acusaciones de Batasuna, y el vicelendakari Ibarretxe no puso objeción alguna. nocimiento público como víctima al mismísimo Jon Idígoras, la voz y el rostro de la Batasuna más dura y cruel. Ello porque en 1988 relató cómo, tras finalizar su diaria ronda de txikitos (vinos) observó que varios guardias civiles le apuntaban con sus armas y uno de ellos llegó a disparar. Como no disponía de una sola prueba, ni testigos, ni balas, ni casquillos... Txikito de Amorebieta (apodo de sus tiempos de toreo) ni tan siquiera puso denuncia ante el juzgado. Como ya adelantó ABC el lunes, el informe incluye a Igor Portu y Martín Sarasola, dos de los asesinos de la T- 4, pese a que un juzgado de San Sebastián aún no ha concluido la investigación sobre supuestos malos tratos. Para Ibarretxe, ambos son merecedores de reconocimiento público pese a que, además del asesinato de los dos ecuatorianos, planeaban cometer una matanza en el complejo Azca de Madrid. El informe alude, asimismo, al etarra Unai Romano, que en 2001 denunció torturas aportando como prueba una foto en la que aparecía con lesiones en el rostro. El juez archivó la denuncia por falta de credibilidad y al detectar, asimismo, que había falsificado un informe médico sobre lesiones en un oído. Incluye también a varios detenidos en el caso de Egunkaria y al dueño de El Faisán que asegura que en 1982, cuando militaba en el PNV recibió un disparo. Sindi, catos de la Ertzaintza y la Policía han criticado la futura ley. Una lista ignominiosa -José Luis Geresta. Miembro del comando Donosti que asesinó a Miguel Ángel Blanco. -Gurutze Yanci. Colaboradora de ETA. Murió a causa de un trombo días antes de su arresto. -Xabier Kalparsoro. Etarra que murió al tirarse por la ventana de una comisaría de Bilbao. -Mikel Arrastia. Militante de ETA, se suicidó desde su piso. -Mikel Zabalza. Se ahogó en un río cuando huía de la Guardia Civil. -José Luis Salegi, jefe de los Comandos Autónomas Anticapitalistas muerto en México. Las cuatro autopsias descartaron signos de violencia. -Igor Portu y Martín Sarasola, asesinos de la T- 4 de Barajas. -Unai Romano. Etarra que denunció torturas aportando una foto con lesiones en el rostro. Casos ya cerrados Se incluye a la colaboradora de ETA Gurutze Yanci, que murió tras su detención por la Guardia Civil. Ello, pese a que la autopsia sentenciaba que su fallecimiento se debió a un trombo producido días antes de su arresto. Las investigaciones judiciales certificaron que los etarras Xabier Kalparsoro y Mikel Arrastia murieron, el primero al tirarse por la ventana de la comisaría de Policía de Bilbao, y el segundo, al lanzarse desde su piso al grito de gora ETA O que Mikel Zabalza murió ahogado en aguas del río Bidasoa cuando pretendía huir de la Benemérita, según las dos autopsias que se le practicaron, una de ellas en presencia de una abogada danesa solicitada por Batasuna. Hasta cuatro autopsias se le realizaron a José Luis Salegi, jefe de los Comandos Autónomos Anticapitalistas muerto en México, que figura en el victimario de Ibarretxe. Todas ellas descartaron signos de violencia. Tal es el deseo de satisfacer a los proetarras que la futura ley pretende incluir, para reco- El alcalde peneuvista de Arrigorriaga, Ruiz de Azúa (izda. junto a su abogado, Txema Montero TELEPRESS Un alcalde del PNV aboga por dedicar la calle Argala a todas las víctimas S. S. MADRID. El alcalde del municipio vizcaíno de Arrigorriaga, Alberto Ruiz de Azúa (PNV) declaró ayer como imputado en el Juzgado de Instrucción número 8 de Bilbao por un delito de enaltecimiento del terrorismo y humillación a las víctimas al mantener una plaza dedicada al etarra José Miguel Beñarán, alias Argala En su comparecencia, ordenada por el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz- -la Sección Tercera de la Sala lo Penal le obligó a reabrir la investigación- el regidor dijo que no le consta que Argala hubiera pertenecido a ETA, y reconoció que, siendo alcalde, quiso incluir al etarra como una víctima más en un homenaje a dos asesinados por este pistolero. Argala murió en 1978 en un atentado del Batallón Vasco Español. A pregunta de la parte querellante, ejercida por el colectivo Dignidad y Justicia (DyJ) el primer edil manifestó que quizá en vez de plaza de Argala o Txiki Otaegui, que hay en otros pueblos, se debieran denominar plazas o calles de todas las víctimas Además, Ruiz de Azúa admitió la existencia de otra calle- -supuestamente se dio en el mismo pleno de 1979 que la de Argala -con el nombre de Juan Antonio Aranguren, Iharra quien, dijo, podría ser miembro de ETA. DyJ pedirá también a Pedraz la retirada de esta segunda placa. ABC. es Texto de la declaración del alcalde de Arrigorriaga en www. abc. es