Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
102 GENTE www. abc. es gente MIÉRCOLES 25- -6- -2008 ABC En América hoy todo es cuestión de dinero Reconvertido en doblador en Kung Fu Panda Dustin Hoffman no se deja dominar por la nostalgia, pero detesta que el dólar se haya convertido en la clave para que la gente elija presidente o película FEDERICO MARÍN BELLÓN MADRID. Qué apropiado fue que Dustin Hoffman protagonizara Pequeño gran hombre Los caprichos del mercado y de la mercadotecnia han querido que este gigante bajito venga ahora a España para promocionar otra cosa, una divertida comedia infantil de la que no quedará ni rastro de su trabajo, porque el actor pone voz y entusiasmo a un dibujo animado que muy pocos irían a ver en versión original aunque pudieran. A su paso por Madrid, el actor dejó, pese a todo, un puñado de frases inteligentes y el secreto de su formidable estado de conservación (esa es la palabra) a los 70: recibió a la prensa en una sala de hotel transformada en iglú. Nadie sabe a cuántos periodistas habría matado el aire acondicionado si en lugar de Kung Fu Panda hubiera doblado La edad de hielo o Happy Feet La veterana estrella admitió que no recibe papeles como los de Marathon Man y El graduado desde hace mucho tiempo. Soy mayor y es lo que me toca. Sin embargo, soy capaz de hacer cualquier cosa que le ofrezcan a Brad Pitt Esto último lo dijo riendo, pero más tarde repetiría el chiste. Hoffman contó que el personaje de osito- -de una marca muy rara, por cierto- -le llegó cuando estaba de vacaciones con su mujer y se encontró con el productor Jeffrey Katzenberg. No es una respuesta muy interesante, pero así ocurrió asegura. Me preguntó qué hacía y me dijo que a lo mejor tenía algo para mí Como espectador, el protagonista de Lenny asegura que ve las mismas películas que antes hacían los estudios y que ahora se llama cine independiente, que es el que se rueda en Europa. En Hollywood los estudios se centraban en hacer películas de calidad. Evidentemente, querían recuperar su dinero, pero solían ser buenas; no se fijaban tanto en la taquilla del primer fin de semana o en los tres taquillazos que necesitan por año Pese a su veteranía, el actor dice que no va al plató pensando que él es el maestro y el otro el principiante. Hay muchos actores jóvenes que están a la altura de los mejores añade. Dicho esto, recuerdo que en Rain Man Tom Cruise me consultaba muchas cosas y llegaba a menudo a mi camerino para pedir que repasáramos algunas secuencias Al hablar del respeto de los jóvenes, Dustin Hoffman afirma que ocurre igual en los deportes, el periodismo y el cine Vivimos el final de la cultura tal y como la conocemos medio bromea. Sí, seguro que usted también piensa que cuando empezó era más respetuoso que los jóvenes ahora. Mi generación venía del teatro y la preparación ahora es muy distinta. Los actores aprenden en la televisión y hay algunos muy buenos, pero antes crecían en el teatro, adquirían un oficio. Quizá es que ya no hay maestros como Lee Strasberg. No sé lo que ocurre en España. pero en Inglaterra, por ejemplo, en la generación anterior a la mía tenían a Olivier y a Gielgud, capaces de hacer una noche Hamlet y la siguiente El rey Lear Tenían otra preparación En el otro lado de la balanza, Hoffman coloca a Almodóvar. Su próxima película podrá ser buena o mala, pero es un director poeta, como Buñuel. Me lo he encontrado varias veces y en todas le pregunto cuándo va a darme trabajo. Siempre sale corriendo Cuando se le pregunta cómo logró volver a disfrutar de su trabajo, después de unos años en los que había perdido la chispa, la respuesta llega en perfecto español: Mi esposa La calidad de los guiones descendió explica. En general, ya solo se escriben papeles importantes para actores de 20, 30 y 40 años, salvo que uno sea Sean Connery o Harrison Ford. De repente, solo me llegaban textos que en otros tiempos habría rechazado de inmediato. Entonces intenté ponerme a escribir yo mismo, pero es difícil, y un día vino mi mujer y me dijo: quítate de una vez esa rebeca para viejos, llevas tres años con la misma chaqueta. Ponte a trabajar El actor, muy vehemente y gesticulador, se embala cuando habla del amor hacia el cine: No ha desaparecido. Lo que ocurre es que se busca ser famoso por ser famoso. Andy Warhol tenía razón Hoffman apela a sus setenta años no para justificar su sabiduría, sino para dar fe de que ha visto muchos cambios, en los medios y en la percepción del público Los cambios tecnológicos también lo han alterado todo. ya no tenemos tiempo ni para lamentarnos cuando muere alguien. Solo nos afecta el dinero. ¿Quién será el próximo presidente, Obama o McCain? Para ser elegidos, tienen que gastar cientos de millones. Nadie se plantea cuáles son las diferencias entre ellos. Son obvias: ganará quien pueda pagar más anuncios de televisión. Mis compatriotas eligen a su presidente con el mismo criterio que la película que van a ver. En América, hoy, todo es cuestión de dinero. A menudo me preguntan por mis héroes. No lo sé. Es el profesor, el médico, el trabajador. Los héroes de verdad son invisibles. ¿Cómo va a extrañarme que la gente sienta menos pasión por el cine? El país ha experimentado otro cambio: EE. UU. ha sido el país más abierto del mundo. Ahora, la mayoría de los americanos, incluido yo mismo, hablan una sola lengua y tienen menos conocimiento de su cultura y de su historia que los habitantes de cualquier otro país. Perdemos algo fundamental cuando el dólar se convierte en lo más poderoso Vivimos el final de la cultura La próxima película de Almodóvar podrá ser buena o mala, pero es un director poeta, como Buñuel Más información sobre la película: www. kungfupanda. es Dustin Hoffman pide perdón a los fotógrafos por su retraso