Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 25 s 6 s 2008 Eurocopa 2008 Alemania- Turquía, semifinales DEPORTES 99 Turquía cuida y potencia su cantera alemana para que no haya desertores E. O. VIENA. Le he puesto un sms a Hamit felicitándole por las semifinales. Me ha contestado, pero no ha querido hablar conmigo por teléfono Son palabras de Podolski, uno de los polacos de Alemania, y el Hamit al que se refiere es Altintop, uno de los alemanes de Turquía y compañero suyo en el Bayern. También lo es de Klose, otro de los polacos de Alemania, que habla maravillas de su compañero. Está siendo el mejor jugador turco del torneo La realidad muestra que ahora los chavales de origen turco que nacen en ciudades alemanas y hacen carrera en el fútbol prefieren jugar antes con la selección de sus padres que con la que les corresponde por partida de nacimiento. Hasta hace pocos años no era así, pero ahora la Federación Turca y los principales clubes de Estambul (Besiktas, Galatasaray, Fenerbahce... están cuidando al máximo su cantera alemana. La Federación tiene una escuela de futbol y ojeadores que recorren el país para captar talentos de origen turco para sus selecciones inferiores. Lo mismo hacen los equipos citados, con campus de verano y técnicos para controlar a posibles estrellas, además de captar aficionados que compren su marketing antes que el de los clubes alemanes. Así, en la selección turca semifinalista hay dos jugadores nacidos en tierras alemanas. Hamit Altintop (Gelserkichen, 8- XII- 82) y Hakan Balta (Berlín, 23- III- 83) prefirieron jugar con la selección de sus padres. En teoría tenían que ser tres, pero a última hora y sorprendentemente se quedó fuera Halil, el hermano gemelo de Hamit, delantero del Schalke 04. Hace años, los casos se invertían. El ejemplo más relevante fue Mehmet Scholl, 36 veces internacional por Alemania e hijo de padre turco, Ergin, y madre alemana, Hellen. Se separaron, la madre se casó con Hermann Scholl y pasó de ser Mehmet Yuksel a Mehmet Scholl y hacer carrera en el Bayern y en la selección. Para un futuro inmediato Turquía ya tiene fichado otro alemán del que hablan maravillas. Se llama Nuri Sahin, tiene 19 años, debutó en la Bundesliga con 16 años y 11 meses- -el más joven de la historia- -con el Dortmund y está cedido al Feyenoord. Será mejor que Scholl, pero jugará con Turquía En algunas ventanas de las calles de Berlín las banderas de Turquía y Alemania pugnan por tomar protagonismo REUTERS El corazón, con las raíces Más de dos millones de turcos viven en Alemania, muchos de ellos nacieron aquí y en los últimos años adquirieron la ciudadanía, hasta hace poco reservada consuetudinariamente por el llamado derecho de sangre; la mayoría quiere que gane Turquía RAMIRO VILLAPADIERNA BERLÍN. Hacía siglos que los turcos no intentaban conquistar Viena; de la última vez quedó al menos la tradición del café y el croissant para recordarlo. Bajo la misma media luna de los estandartes, pero ahora sobre el fondo rojo de Ataturk en lugar del verde otomano, once hombres en pantalón corto intentaban lo que los cien mil armados, con Solimán y años de asedio, no lograron ni en 1529 ni en 1683. Ahora llegan con un nuevo emperador como llaman a su entrenador, Fatih Terim, al que Orhan Pamuk llamó en una ocasión un ultranacionalista y éste le respondió que en cambio el premio Nobel sería un nacionalista deficiente La historia de la atracción de los turcos con Centroeuropa se parece en todo caso al tirón, igualmente vertiginoso, que se ha constatado entre los pueblos alemanes de antiguo por el Este. Los sondeos sociológicos y la Prensa parecen revivir ahora aquel viejo pulso por mor de esta inopinada irrupción de la sombra del minarete que escribía Kadaré, en el campo europeo de esta copa que se celebra paradójicamente en Viena, y en la que el adversario es Alemania. El entusiasmo de los turcos conquista Viena titulaba hace dos días el diario turco Hurriyet, que ha hecho un imperio de sus grandes ventas en Alemania. Caer ante Alemania puede no ser tan grave: iríamos justo detrás de ella admite a la Prensa un camarero turco, y eso colma; aunque el colmo sería ganar, vapulear a esa Prusia que atenazó los Estrechos y en la que luego se inspiró el estado militar y moderno de Ataturk; la Alemania a la que millones de turcos han peregrinado desde hace medio siglo en busca del pan y el futuro. Más de dos millones de turcos viven en Alemania. Muchos de ellos nacieron aquí y en los últimos años han adquirido la ciudadanía alemana, hasta hace poco reservada consuetudinariamente por el llamado derecho de sangre. Complejos históricos y económicos, sensación de revancha, incluso de injusticia por parte de la Turquía europea de Pamuk, que reprocha a Europa su abandono a Asia En Berlín, de sus 3,4 millones de habitantes, cerca de 200.000 tienen origen turco, y pueden ser mayoría en zonas de Neukolln, Wedding y Kreuzberg, con partes conocidas como la pequeña Turquía En cafés y negocios cientos de banderas alemanes y turcas se cruzan, frecuentemente juntas. En el pasado Mundial, muchos turco- alemanes descubrieron, tras quedarse sin Turquía, que aún tenían una segunda patria a la que animar y el fútbol ayudó en parte a resolver algunos viejos problemas de identidad. ¡Qué llegan los turcos! De Scholl a Sahin El diario turco Sabah escribe que el mensaje está claro: ¡Qué llegan los turcos! Los turcos llegaron masivamente entre 1955 y 1975, aunque luego continuaron las reuniones familiares gracias a las facilidades de programas de empleo organizados por la pujante industria alemana. Pero aquellos trabajadores- huéspedes se quedaron y algunos van por Berlín en BMW y Mercedes. Ondeando la bandera turca y acelerando un motor alemán. Hoy quieren que gane Turquía. Rumanía Chivu fue operado y será baja tres meses El defensa rumano Cristian Chivu, que disputó la Eurocopa a pesar de sus problemas en la clavícula, pasó por el quirófano ayer y será baja, al menos, durante los próximos tres meses. Necesitará cinco semanas de reposo absoluto explicó Franco Combi, uno de los encargados de la operación. Si los plazos se cumplen, Chivu no llegaría a tiempo para comenzar la temporada con el Inter de Milán. Austria Hickersberger dimite como seleccionador La debacle protagonizada en la primera fase de la Eurocopa y las presiones de un sector mayoritario de la prensa han obligado a Josef Hickersberger a presentar la dimisión como seleccionador austríaco. Estoy cansado, necesito tiempo para recargar las pilas y creo que este capítulo está cerrado señaló el veterano técnico, de 60 años. Andreas Herzog es el nombre que más suena para sustituirle.