Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 25 s 6 s 2008 Eurocopa 2008 Rusia- España, semifinales DEPORTES 97 Hiddink compara su Rusia con la Corea que eliminó a España Ve dos equipos en desarrollo, sin experiencia, pero con unas ganas enormes de triunfar ABC VIENA. Han pasado más de seis años, pero nadie en España ha olvidado aún aquella tarde de junio en la que Corea del Sur privó a la selección de Camacho de estar en las semifinales del Mundial. El técnico de aquella selección asiática era Guus Hiddink, viejo conocido de la afición española y que mañana volverá a cruzarse en el camino de la selección. A primera vista, Rusia y Corea se parecen lo que un huevo a una castaña, es decir, nada, pero si se hace caso al técnico holandés, las coincidencias son más que notables. Este también es un equipo que está en desarrollo, al igual que aquel señaló Hiddink. La fortaleza física y la velocidad de los coreanos sorprendió entonces al cuerpo técnico español, y es también una de las señas de identidad de Rusia. Una de las grandes dudas del holandés es saber si sus futbolistas podrán dar su mejor nivel en las semifinales de un gran torneo ya que, la mayoría, no han tenido mucha experiencia fuera del fútbol ruso. Tengo algunos que han jugado la UEFA, pero para los demás es la primera experiencia en un campeonato grande, y eso también se puede comparar con aquel partido de 2002 apuntó el entrenador, que por entonces contó con el apoyo de dirigir a los anfitriones. La gran diferencia entre aquella selección coreana y Rusia es que ahora sí que cuenta con futbolistas de calidad, que pueden marcar la diferencia en cualquier momento. El paso de los años ha dejado en el olvido a la mayoría de los integrantes del equipo coreano que eliminó a España, mientras que algunas de las estrellas rusas ya están pidiendo paso en los mejores equipos europeos. Todas las coincidencias que Hiddink ve entre aquel partido- -en el que España perdió después de la nefasta actuación del árbitro egipcio Al Ghandour- -y el de mañana, son eludidas por el holandés cuando se le pregunta acerca del choque de la primera fase. Ahí Hiddink recula y asegura que no tienen nada que ver. Que ellos son diferentes y que España también lo será. Lo que no ha cambiado son las ganas de revancha. En Rusia por vengar el 4- 1 del primer partido, y en España por aquel 22 de junio de 2002 en el que Hiddink nos apeó del sueño del Mundial. Roman Pavlyuchenko Delantero de la selección rusa EL AS QUE TENÍA GUARDADO HIDDINK Pocos contaban con él pero se ha reivindicado con goles. Además, ha crecido con la llegada al equipo de Arshavin ABC VIENA. Las alarmas en la selección rusa saltaron cuando pocos días antes del comienzo de la Eurocopa se lesionó de gravedad Pavel Pogrebnyak, su delantero titular. Sin embargo, Guus Hiddink mantuvo la misma sonrisa: Tenemos otras alternativas en ataque respondió con seguridad. Pensaba entonces en Roman Pavlyuchenko, delantero del Spartak de Moscú de 26 años y 1,88 metros, un jugador casi desconocido para el fútbol europeo al eclipsar el Zenith y su pléyade de estrellas al resto del fútbol ruso. Pavlyuchenko ya había llamado al salón de la fama cuando el 17 de octubre pasado, en Moscú, le hizo un doblete en cuatro minutos a Inglaterra que supuso el 2- 1 para los rusos y que los ingleses quedaran contra las cuerdas en la clasificación para la Eurocopa, a la que finalmente no han asistido. Fue el momento cumbre del delantero ruso. Los periodistas se le acercaron y él se dejó querer. Error. La luz de la gloria le cegó, la fama se le subió a la cabeza y su estrella comenzó a declinar. Dicen que fue el propio Hiddink quien le hizo recapacitar. Lo cierto es que hoy competirá con Villa por el trofeo del máximo goleador. Villa está con cuatro dianas, gracias entre otras cosas a las tres que le hizo a los rusos en la primera jornada. Pavlyuchenko lleva tres, como el alemán Podolski y el suizo Hakan Yakin. Pero Pavlyuchenko tiene un dato a su favor: la llegada de Arshavin le ha hecho crecer un poco más como jugador porque el balón le llega más y en mejores condiciones. Los defensas españoles tendrán que poner un poco más de atención en él, bastante más que la mostrada en el primer partido. Sin experiencia internacional Arshavin dice que su sueño ha sido siempre jugar en el Barcelona ABC VIENA. Ahora que le llueven las ofertas, Andrei Arshavin se ha propuesto ser él quien escoja su destino. El delantero ruso se destapó ayer con unas declaraciones en las que se dejaba querer ante un supuesto interés del Barcelona, que habría puesto sus ojos en él tras su gran actuación ante Holanda en cuartos de final. He sido seguidor del Barcelona toda mi vida, pero nunca pensé que tendría la oportunidad de jugar en ese club afirmó. Un interés que le llega a los 27 años y después de muchos años despuntando en la Liga rusa. El paso de algunos futbolistas rusos, como Korneiev, por el Barcelona aumentaron la afición de Arshavin por el conjunto azulgrana, que podría ser ahora su próximo destino. Para mí sería un sueño jugar allí, pero no puedo decir nada seguro por ahora. En este momento soy jugador de la selección y sólo quiero pensar en hacerlo bien en semifinales opinó el delantero, algo sobrepasado por los acontecimientos de los últimos días. Sobre el choque de mañana, Arshavin dijo que para él no era una revancha y que sería un partido que se decidiría por un detalle. Ellos tienen jugadores muy buenos como Villa y Torres, que si les dejas una oportunidad te meten en problemas indicó. Advocaat le ve en España Por su parte, su técnico en el Zenit de San Petersburgo ya le da por perdido. He hablado con él y me ha dicho que a su edad ya era hora de moverse. Creo que tiene varios clubes en la cabeza, pero creo que España e Inglaterra son los dos sitios donde le gustaría jugar señaló.