Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
88 CIENCIAyFUTURO www. abc. es cienciayfuturo MIÉRCOLES 25- -6- -2008 ABC CAMBIO DE TEMPERATURAS EN ESPAÑA Evolución de la temperatura media entre 1931 y 2004 Aumento medio de la temperatura entre 1973- 2005 En oC década Medias diarias Medias diarias ZONA 3 Máximas diarias Máximas diarias Mínimas diarias Mínimas diarias +0,27+ 0,35 +0,77+ 0,82 +1,0 +0,06 +0,66 Anual ZONA 1 ZONA 2 Invierno Otoño Medias diarias Máximas diarias Mínimas diarias +0,48 Primavera Verano +1,1 +0,3 +0,51+ 0,47 Medias diarias Total España: +0,9 Mínimas diarias Mínimas diarias +0,13+ 0,43 +0,73 +0,62 La temperatura en España ha subido 0,48 grados por década en los últimos 30 años Los mayores aumentos en el termómetro se han dado en primavera, aunque las máximas también han ascendido en invierno ARACELI ACOSTA MADRID. El aumento de la temperatura en España es inequívoco Así lo explica Ernesto Rodríguez Camino, Jefe de Área de Modelización y Evaluación del Clima de la Agencia Estatal de Meteorología, a tenor de la serie de datos que maneja Meteorología procedentes de una veintena de estaciones que abarcan la Península Ibérica y Baleares, con registros desde el año 1850. Desde ese año hasta ahora la temperatura media en nuestro país ha subido 1 grado centígrado, aunque si el año de partida es 1901 los termómetros han subido 1,3 C. Una aceleración en el calentamiento que aumenta a medida que van pasando los años, y que alcanza su mayor nivel entre 1973 y 2005. En ese periodo, la temperatura media diaria ha aumentado a razón de 0,48 por década, lo que significa que si continuara esta tendencia, a final de siglo la temperatura media de nuestro país podría aumentar casi 5 centígrados. Unas cifras que sitúan a nuestros termómetros casi en el doble de calentamiento de la media global del planeta, donde en los últimos cien años la variación ha sido de 0,74 según los datos del Panel Intergubernamental del Cambio Climático (IPCC) Pero lo más negativo es que este valor no se distribuye uniformemente durante todo el año, sino que los valores más altos corresponden a la primavera y el verano dice Rodríguez Camino. Así, entre 1973 y 2005 la temperatura en España en primavera ha subido 0,77 grados por década y 0,67 si hablamos sólo del verano. Esto es temperatura media, porque las máximas en primavera han subido 0,82 y 0,73 en verano. Esto es, lo mismo o más que la media global del planeta. Y lo mismo ocurre con las temperaturas mínimas, donde los termómetros han crecido 0,66 en primavera y 0,62 en verano. Los once años más calurosos a escala planetaria se han producido en los últimos doce. En España, esta tendencia es más o menos similar dependiendo de los observatorios seleccionados matiza Ernesto Rodríguez. Ahora bien, de lo que no hay ninguna duda es de que desde los años 70 la tendencia a años más calurosos ha ido aumentando y, desde luego, en estos últimos años se han batido récords Todos estos datos no son proyecciones sino que representan lo que ya se ha observado. No hay discusión, es lo que ya ha ocurrido dice Rodríguez Camino. Pero además, estas cifras son consistentes con las proyecciones que se han realizado para distintos escenarios futuros en nuestro país, si bien en estos momentos se trabaja en nuevos escenarios regionalizados para poder evaluar futuros impactos en nuestro país, puesto que muchas de las proyecciones ya se han alcanzado porque el cambio está siendo más rápido de lo previsto. Se espera que este trabajo de modelización esté acabado antes del fin de 2009. Las proyecciones de futuro manejadas hasta ahora parten de dos de los escenarios futuros (para 2100) planteados por el IPCC en cuanto a la concentración de dióxido de carbono en la atmósfera. Este gas de efecto invernadero es vital para la vida en la Tierra porque atrapa parte del calor del Sol, pero en cantidades elevadas incrementa la temperatura global del planeta a unos niveles que alteran el clima. El escenario más favorable sitúa dicha concentración de CO 2 en unas 500 partes por millón (ahora estamos en 384) y el más desfavorable en 800. Partiendo del supuesto en que esté en algún punto intermedio, lo que está claro es que la Península se calentará durante el siglo XXI. ¿Pero cuánto? Lo cierto es que no hay grandes variaciones entre un escenario y otro. En el más desfavorable, el incremento de temperatura estaría en 0,4 centígrados por década en invierno y 0,7 por década en verano. En el menos desfavorable, el invierno se comportaría de la misma manera y en verano los termómetros subirían a razón de 0,6 grados por década. Esto signifi- Proyecciones de futuro Máximas en ascenso Frecuencia de fenómenos climáticos extremos Según la Evaluación Preliminar de los Impactos del Cambio Climático en España, un trabajo de más de 400 científicos y coordinado por José Manuel Moreno, catedrático de Ecología de la Universidad de Castilla- La Mancha, algunos de los efectos que se desprenden de este calentamiento no se revelarán de manera escalonada, sino que lo harán de forma brusca. Son los llamados fenómenos climáticos extremos: inundaciones, olas de calor, incendios... Y es que se proyecta un aumento de un 20 en la frecuencia de las anomalías térmicas mensuales, si bien no de forma regular en todo el territorio. Los archipiélagos se salvan, pero en la Península se incrementarán los días con temperaturas máximas extremas sobre todo en primavera y, en menor medida, en otoño. Podemos decir que el clima del norte de España se mediterraniza y el del sur se africaniza Así, el llamado clima inframediterráneo (como el de Marruecos) será el que impere en Extremadura y Andalucía a final de siglo. ABC CG. Simón Máximas diarias Máximas diarias +0,29 Medias diarias +0,67