Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 25- -6- -2008 MADRID www. abc. es madrid 53 Los sindicatos abren en Telemadrid un frente político contra el Gobierno regional La cadena se quedó sin señal durante 24 horas para forzar la negociación del convenio colectivo M. OLIVER MADRID. Telemadrid, fundido a negro. Hasta ayer sólo había ocurrido una vez en la historia. Fue en Televisión Española, a finales de los ochenta, en una huelga general contra el Gobierno de Felipe González. Los sindicatos de la cadena autonómica, sin embargo, consideraron que ésa era la mejor medida para presionar a la empresa ante la falta de acuerdo en la negociación por el convenio colectivo. Unas conversaciones que comenzaron solamente hace un mes y medio. La falta de servicios mínimos obligó a la cadena a retirar su señal pocos minutos antes de la una de la tarde de ayer. Así, veinticuatro horas seguidas hasta las doce del mediodía de hoy. La huelga impidió la emisión de programas como el Alto y Claro presentado por Curry Valenzuela, las dos ediciones de los Telenoticias, Madrid directo así como el espacio Madrid Opina de Ernesto Sáenz de Buruaga. Hoy tampoco podrá salir al aire el programa de El Círculo a primera hora de Ely del Valle. A pesar de ello, los presentadores y responsables de los diferentes espacios tuvieron que acudir a sus platós como si fuera un día normal por si en el último momento los trabajadores de la cadena decidían poner punto y final a los paros. Los sindicatos, CC. OO. UGT y CGT, según fuentes de la cadena, han decidido convertir a Telemadrid en un campo político contra el Gobierno autonómico. Los responsables del canal se lamentan de la cantidad de trabas que han puesto los agentes sociales para garantizar los servicios mínimos indispensables para salir al aire. Los sindicatos apelan a dos sentencias del TSJM, que dicen que al no ser un servicio esencial, no son necesarios los servicios mínimos puesto que los ciudadanos pueden informarse a través de otras televisiones. Los sindicatos- -apuntan fuentes de las cadena- -hacen en Telemadrid lo que no hacen en TVE, donde siempre han velado para que se establecieran los servicios mínimos La huelga en el canal- -siguen- -se ha convertido en una estrategia de utilización política por parte de quienes tienen la obligación de defender los derechos de los trabajadores, y no hacer de los servicios mínimos un campo de batalla y utilización política Trabajadores que ayer decidieron no seguir la huelga se pusieron en contacto con ABC para expresar el profundo dolor y vergüenza que sintieron al ver la pantalla en negro de nuestra cadena Se lamentaron de la mala imagen que esta situación puede provocar en la empresa y, sobre todo, de la actuación de los sindicatos. Están hundiendo el prestigio de Telemadrid apuntan. Los empleados temen ahora recortes en la plantilla, debido a las pérdidas en ingresos publicitarios que ha podido provocar este paro. Un 62,2 de los trabajadores de Radio Televisión Madrid (televisión y radio) estaban en huelga a las dos de la tarde mientras que el 37,8 restante continuaba su trabajo, según los datos obtenidos por la dirección de Recursos Humanos de la empresa. La plantilla de informativos secundó los paros en un 50 Profundo dolor y vergüenza Así emitía ayer Telemadrid: fundido en negro durante 24 horas SIGEFREDO La cadena califica de irresponsable la medida: solo llevan un mes y medio negociando el convenio Los sindicatos no creen necesarios los servicios mínimos: el que quiera puede informarse en otras televisiones Trabajadores que no secundaron los paros lamentan que UGT y CC. OO. hundan el prestigio de la cadena Cantidad de trabas Fundido en negro con un precedente: la huelga general del 14- D en 1988 F. ÁLVAREZ MADRID. A las 12,51 horas de ayer las emisiones de Telemadrid se cortaron y la señal de la cadena se fundió en negro. Los sindicatos cumplían así la amenaza del apagón informativo, de llevar a las últimas consecuencias una huelga salvaje de 24 horas que se extiende hasta el mediodía de hoy. La brusca interrupción de la programación dejó a los espectadores privados de toda conexión con la única emisora autonómica pública de la capital de España. En los primeros minutos incluso la mosca de Telemadrid se borró de la pantalla, lo que generó en la audiencia la sensación de estar frente a un televisor apagado, desconcierto que sólo se mitigó a partir de la sobremesa, cuando se introdujo un rodillo informativo sobreimpreso en el que se advertía que las emisiones programadas para el día de hoy- -por ayer- -están siendo alteradas por la huelga convocada por los sindicatos CC. OO. UGT y CGT ante la falta de acuerdo en la negociación colectiva y los servicios mínimos El fundido en negro de una cadena, la medida más extrema de cuantas se pueden efectuar en una empresa audiovisual para escenificar la capacidad de presión síndico- política, sólo se había producido en una ocasión hasta ayer en España. Ocurrió en Televisión Española durante la huelga general convocada contra el Gobierno socialista de Felipe González el 14 de diciembre de 1988. Eso sí, aquel apagón únicamente duró unos minutos, el tiempo que la Dirección de la cadena estatal tardó en reaccionar y hacerse con el control de emisiones. La ausencia de técnicos en los servicios de continuidad de la cadena autonómica interrumpió también ayer las emisiones de Onda Madrid, a las 12.00 horas, y las de LaOtra, a las 15.30. No obstante, continuaron en servicio la web y el Canal Metro. Cabe recordar que la Dirección de Telemadrid calificó la huelga de irresponsable y no ha solicitado servicios mínimos, por respeto a la libertad de elección de los trabajadores y de acuerdo con una sentencia de los tribunales (Tribunal Superior de Justicia de Madrid) sobre una huelga anterior, que no admitía la consideración de servicio público esencial para la programación de Radiotelevisión Madrid. Sin servicios mínimos