Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 24 s 6 s 2008 TENIS s Wimbledon DEPORTES 93 Cambios para volar en hierba Rafael Nadal debuta hoy en la hierba londinense, donde se presenta con una serie de cambios sutiles, pero importantes, en su juego. Material, mental y tácticamente JOSÉ MANUEL CUÉLLAR ENVIADO ESPECIAL LONDRES. Hoy comienza Nadal su andadura por la hierba londinense y, aunque apenas ha tenido tiempo para preparar el torneo, da la sensación que ni siquiera lo ha necesitado porque el propio progreso en su tenis le ha servido para mejorar en hierba. Sus cambios para afrontar la transición han sido sobre todo tácticos y mentales. En el aspecto material, pocas variaciones. Rafa utiliza la misma tensión en la raqueta en la hierba que en tierra aunque lógicamente ha cambiado la vestimenta, por razones obligatorias. Aquí lleva zapatillas con un poco de taco: No lleva tanto como los futbolistas ni tampoco como las que usa en tierra que son de surcos. Si no, resbalaría continuamente Los cambios realmente importantes son en la táctica: Ya en Queen s se vio que jugó un metro más dentro de la pista, -comenta su entorno- Es producto de la mayor agresividad que requiere esta superficie Hemos estado trabajando el último año en mejorar ese punto porque eso nos permite dar un paso más adelante en la hierba y echar un metro más atrás al rival El revés cortado fue uno de los golpes más trabajados por Rafa la temporada pasada: Aquí es muy importante, tanto a nivel defensivo, que es como más lo utiliza Rafa en tierra, como a nivel ofensivo, como lo usa aquí. Si se da bien, la bola bota muy poco y es difícil levantarla Por último, está el progreso más importante de Rafa a lo largo de los últimos meses, que es el resto, pero en el entorno del jugador aseguran que en realidad, Rafa siempre ha restado bien. Además, es algo que no se puede mejorar en exceso. O se tienen los reflejos suficientes y la intuición necesaria o no se es buen restador Eso sí, lo que aseguran que ha trabajado mucho es en el estudio del saque de los rivales, su forma variada de meter los primeros, los segundos Físicamente se ha trabajado mucho la espalda y los isquiotibiales para permitir que el jugador se agache continuamente. Aunque Maymó, su fisio, lamenta la falta de tiempo para recuperar al tenista, está contento con el tiempo porque hace calor y eso beneficia al jugador y facilita su trabajo. Pifia gorda de Nalbandian y casi pleno de la Armada en la primera jornada J. M. C. LONDRES. En cuanto a los resultados de ayer, normalidad en casi todos menos en el partido de Nalbandian, que dio el cante en do mayor ante el canadiense Dancevic, que es buen jugador y aquí se mueve muy bien, pero no tanto como para darle la paliza que le dio al argentino que, francamente, le pesaba tanto la barriguita que ni desplazarse con soltura podía por la pista. La mayoría de los españoles pasaron pero en el camino se quedó Nuria Llagostera, que fue la única que perdió. El triunfo de Ferrero tiene especial valor pues fue ante un rival complicado en esta superficie (Querrey) y venció después de salir de una compleja lesión en el abductor, tanto que llegó al torneo entre algodones y con mucha dudas sobre su verdadero estado físico. Ayer las solventó favorablemente ganando en cuatro sets a un especialista en hierba como es el norteamericano, un oso que saca reventando bolas y con muy mala uva. El español fue a más y acabo dando una excelente impresión: En el primer set estaba temeroso de hacer movimientos muy rápidos y de que volviese a aparecer el dolor. Me di cuenta de que estaba bien y empecé a jugar más relajado, con más frescura y divirtiéndome. En esta clase de torneos o vienes a divertirte o estás perdido Especialmente bien estuvo Fernando Verdasco, que liquidó sin contemplaciones a un tipo peligroso como es el alemán Kohlschreiber, un jugador inquietantemente sólido desde el fondo. El madrileño le masacró a palo limpio, con un saque voraz y corriéndole la bola una barbaridad. Tres sets de demolición y a la cuneta con el tenista germano. Estudio de saques Acortar los puntos El año pasado Toni Nadal le hizo ver la necesidad de acortar los puntos en el césped porque aquí no se pueden alargar tanto. Hay que ser más agresivos y presionar sobre el rival. Consecuencia de dicha mentalidad es también la mejora en otros aspectos, por ejemplo, el segundo saque: Ya tiene un buen primero, pero el primero flojeaba. Feliciano: Estoy seguro de que hay quien se deja ganar Las acusaciones sobre ciertos partidos sospechosos no ha caído en saco roto entre los jugadores que disputan Wimbledon. Algunos reaccionaron con enfado mal reprimido cuando le notificaron dicha investigación. Por ejemplo, Feliciano López, siempre valiente, se mojó hasta el cogote: Me parece fatal que esté pasando esto y, además, la investigación es justificada. Estoy convencido de que estas cosas suceden. Es lamentable que haya gente de nuestro entorno que sepa que algún jugador está tocado y lo transmita a sus corredores para apostar El toledano añadió que no sé de nombres, pero seguro que hay jugadores que han perdido a propósito y me parece lo peor. Es que si hay un tenista, por ejemplo, que esté el 190 y le dan 60.000 dólares por dejarse ganar, para nosotros no es mucho pero para él es una fortuna y le sería muy fácil hacerlo Ferrero fue mucho más comedido: Espero que esto no vaya a más porque de confirmarse sería muy triste y muy malo para el tenis Resultados principales Hombres: Federer (Sui) ganó a Hrbaty (Esl) 6- 3, 6- 2, 6- 2. Dancevic (Can) a Nalbandian (Arg) 6- 4, 6- 2, 6- 4. Ferrero a Querrey (EE. UU. 2- 6, 6- 4, 6- 4, 6- 4. F. López a Dabul (Arg) 7- 6 (1) 3- 6, 6- 3, 6- 4. Montañés a Berlocq (Arg) 6- 3, 7- 6 (2) 6- 4. Verdasco a Kohlschreiber (Ale) 6- 4, 6- 3, 6- 2. Ferrer a Stakhovsky (Ucr) 7- 6 (6) 6- 3, 1- 3 y retirada. Mujeres: Vesnina (Rus) a Llagostera, 6- 7 (6) 6- 4, 6- 4. Ruano a Sequera (Ven) 6- 1, 6- 4. Medina a Yan (Chi) 6- 3, 6- 0. AP Federer deja sentarse a su lado a su amigo Hrbaty antes de derrotarlo El eslovaco Dominik Hrbaty no quiso pasar el mal trago solo y decidió sentarse junto a su verdugo, el suizo Roger Federer, justo antes del último cambio de lado del debut de ambos en la hierba londinense. Sólo quería hacerle compañía al número uno del tenis mundial, su antiguo compañero de dobles, pero sobre todo un amigo, que según el propio Federer, le enseñó a entrenarse mejor y a adoptar un punto de vista más profesional en los torneos.