Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
86 DEPORTES www. abc. es deportes MARTES 24- -6- -2008 ABC Con los deberes hechos, los jugadores españoles se entrenaron ayer muy relajados y tranquilos Cuando la selección se hace equipo... La transformación tiene su importancia. Ante Italia, la selección se comportó como lo que comienza a ser, un equipo. Un equipo sólido, que sin llegar a jugar bien llevó siempre la iniciativa, nunca renunció a su estilo y supo llegar a los penaltis sin traumas... y ganar ENRIQUE ORTEGO VIENA. Despertarse al día siguiente de una noche tan intensa como la del domingo en las semifinales de una Eurocopa 24 años después de aquella de Lyon contra Dinamarca debe servir definitivamente para que Luis y los suyos se autoconvezcan de que están en el momento justo para que una selección pura y dura, de las que se reúne una vez al mes y si las cosas han ido bien un mes cada dos años para irse de vacaciones en cuartos, se transforme en un equipo en el más amplio sentido de la palabra. Un equipo mayor, competitivo, que pueda ganar y perder, pero siempre muestre su sello, su estilo, con personalidad y carácter. Después de semanas hablando técnico y jugadores de la grandeza de este grupo, de sus posibilidades, de su unión, de su entereza, de su ambición... la victoria ante Italia, aunque fuera en los penaltis, tiene que servir para que el destino de la selección española no sea una necrólogica eterna. El legado de esta marcha hasta semifinales queda resumido, para ABC, en media docena de conceptos. domingo, porque llega en una tanda de penaltis con un Casillas excelso y después de un partido malo pero muy serio. 2 MADURO COMPORTAMIENTO DEL EQUIPO, QUE HA SABIDO SIEMPRE QUÉ HACER 1 VICTORIAS QUE EMOCIONALMENTE FORTALECEN AL GRUPO Y PROVOCAN RESPETO EN LOS RIVALES Las cuatro victorias conseguidas han ido fortaleciendo al equipo. La primera porque se gana en el estreno y se golea con buen juego. La segunda, ante Suecia, porque llega en la prolongación. La tercera, Grecia, porque la amasan los considerados suplentes. Y la cuarta, el Futbolística y mentalmente, la selección ha dado muestras de una madurez que por ejemplo faltó en el partido contra Francia hace dos años en Alemania y que, sin embargo, había mostrado para enderezar su marcha en el grupo de clasificación tras las derrotas de Belfast y Estocolmo. Ante Rusia, se adaptó perfectamente al transcurrir del partido y alternó su juego de control y toque con el contragolpe letal. Contra los suecos, el gol no llega en el noventa pasado por pura casualidad, sino porque el equipo había insistido durante toda la segunda parte hasta encontrar su fruto. Italia, en los fatídicos cuartos, exigía precisamente lo que se hizo. Mantener el estilo, buscar la victoria, pero sin arabescos superfluos, ni riesgos innecesarios. Dos no se pelean si uno no quiere e Italia no quería jugar, quería ganar sin importarle cómo. 3 LA AMBICIÓN CONTAGIOSA DE LUIS ARAGONÉS PLASMADA EN SUS CAMBIOS DOBLES Como ya hiciera Javier Clemente en sus mejores tiempos de la selección, Luis plantea los partidos con 14 jugadores y salvo que las evoluciones propias del juego le hagan cam-