Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 24 s 6 s 2008 CULTURAyESPECTÁCULOS 79 Ashkenazy: El éxito es algo misterioso El director y pianista ruso comenzó ayer una gira por España al frente de la Orquesta de Cámara de la Escuela Reina Sofía, que cierra mañana el curso académico con un concierto en el Pardo, presidido por la Reina SUSANA GAVIÑA MADRID. A Vladimir Ashkenazy no le gustan las verdades absolutas ni es seguidor de los grandes mitos. De hecho afirma que a lo largo de su carrera nunca he tenido un ídolo, porque nadie es perfecto que le inspirara en su trayectoria como director de orquesta y pianista. Hay muchos, desde Furtwängler hasta los más actuales matiza el músico que ayer inició una gira por España con un concierto en el Auditorio Nacional, patrocinado por BBVA, en el que se puso al frente de la Orquesta de Cámara de la Escuela Superior de Música Reina Sofía, con un programa que incluyó el Concierto para violín y orquesta en Re mayor, op. 35 de Chaikovski, con Zheng Yu Wu como solista; y la Cuarta sinfonía de Beethoven. Es un programa sencillo porque es una orquesta pequeña integrada, eso sí, por gente muy bien preparada y receptiva Y es que el compromiso de Ashkenazy con los músicos jóvenes viene de lejos. Desde su vinculación con la Joven Orquesta de la Unión Europea en la que hace 15 años, recuerda, tan sólo había 1 o 2 músicos españoles. Ahora hay entre 10 y 12, un alto porcentaje si tenemos en cuenta que la integran jóvenes de 27 países. Esto demuestra la formación musical que se está desarrollando en España y su presencia internacional Y defiende esta iniciativa, creada hace 25 años, que ha demostrado que merece la pena por la interactuación entre los jóvenes Sobre su papel como profesor, asegura que cada uno tiene sus claves y un talento con- Espero que España juegue bien y que gane el mejor Ashkenazy afirma, con la boca pequeña, que entre cenar con amigos y ver el fútbol, se queda con lo primero. Pero lo cierto es que el domingo, que acudió al restaurante Lucio, no cesó de preguntar por el resultado del encuentro entre España e Italia, curiosidad que se mantuvo durante su trayecto en taxi hasta su hotel. El partido fue tan largo que me dio tiempo a ver los penaltis, que es lo más interesante afirmó el músico tras recordar su afición juvenil por este deporte: Era muy bueno y en muchos equipos querían que jugara con ellos bromeó mientras contoneaba los hombros con orgullo. Sobre quién ganará el jueves, recuerda que salió de Rusia en 1963, y no siento patriotismo. Soy objetivo. Reconozco que me sorprendió que venciera a Holanda. Espero que gane el que juegue mejor, aunque no siempre sucede. Espero que España juegue bien A él le tocará jugar en otro campo, en el Auditorio Nacional. Vladimir Ashkenazy, ayer en Madrid creto Y tiene muy claro que para ayudar a alguien hay que hacer un seguimiento continuo. Por eso no me gustan las masterclass, dar un par de lecciones e irme. Me parecen inútiles Reconoce que a diario se le acercan jóvenes pianistas para ser escuchados, y algunos destacan, pero, en su opinión, hay poca gente con un talento extraordinario, aunque creo que puedo percibir cuando alguién tiene algo especial. Permanecerán aquellos que tie- IGNACIO GIL nen algo que transmitir vaticina. Y es que según el músico el éxito es algo misterioso y la suerte interviene pero dura poco si no hay sustancia Ashkenazyrepetirá el mismo programa hoy, en Ciudad Real, y el jueves, en el Auditorio Nacional; mañana cerrará el curso de la Escuela Reina Sofía en el Pardo, y la semana que viene dirigirá a la Orquesta Sinfónica Freixenet, en la Primera sinfonía de Mahler, en Santander y en la sala Pleyel de París,