Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
50 MADRID www. abc. es madrid MARTES 24- -6- -2008 ABC Vista aérea del estadio rojiblanco; detrás pueden apreciarse las instalaciones de Mahou, que también entrarán en la operación CHEMA BARROSO Ayuntamiento y Atlético cerrarán en julio la venta del Calderón y el traslado a la Peineta El conjunto rojiblanco tiene previsto mudarse a su nuevo estadio en la temporada 2011- 2012 MIGUEL OLIVER MADRID. Un año después de su anuncio, todo parece indicar que el Ayuntamiento y el Atlético de Madrid han llegado a un acuerdo para la venta del Vicente Calderón y el traslado del conjunto rojiblanco al estadio de la Peineta. La intención del alcalde Ruiz Gallardón es rubricar el convenio definitivo con la entidad del Manzanares el próximo mes de julio. El protocolo de intenciones firmado en verano del año pasado recogía que en el plazo de tres años el club de fútbol podría estrenar su nuevo estadio. Aunque en un principio estaba previsto que el traslado se realizara para la temporada 2010- 2011, el retraso de casi doce meses en firmar el convenio definitivo obligará al conjunto colchonero a retrasar la mudanza hasta la 2011- 2012. Según ha podido saber ABC, el delegado de Hacienda, Juan Bravo, intervendrá en el Pleno municipal de mañana para, a preguntas de IU, anunciar que el convenio entre las dos partes se firmará en julio. Se pone así punto y final a una historia de encuentros- -Ayuntamiento y Atlético- -y desencuentros- -aficionados rojiblancos- -que culminará con el traslado del conjunto rojiblanco al estadio de la Peineta. Será el tercero en la historia del club, tras pasar por el Metropolitano y el Vicente Calderón. La firma de julio supondrá el pistoletazo de salida para el comienzo de las obras de construcción en el estadio olímpico. El alcalde de Madrid recordó hace unas semanas que será la entidad rojiblanca la encargada de asumir el coste de los trabajos en la fachada exterior de la Peineta. Aunque finalmente será el Atlético de Madrid el dueño de este estadio, su propiedad no cambiará de manos hasta que se conozca el próximo año si la capital será la sede para los Juegos Olímpicos de 2016. En caso de que la candidatura llegue a buen puerto, el conjunto atlético jugaría en el nuevo estadio en calidad de inquilino hasta que concluya la competición olímpica. Después, el Ayuntamiento le traspasaría la propiedad. Si Madrid 2016 no culminara con éxito su proyecto, el Atlético de Madrid podría convertirse de inmediato en el nuevo dueño de la Peineta. La directiva rojiblanca ha querido compensar a su afición- -muchos de los seguidores son reacios al traslado- -anunciando que el nuevo estadio será la envidia de toda Europa. La delegada de Urbanismo, Pilar Martínez, aseguró a Efe hace unos días que la ordenación urbanística del área Vicente Calderón no ha sufrido cambios desde que se firmó el protocolo hace un año. Según Martínez, lo que todavía seguía en el aire, hasta ahora, era un acuerdo entre quien tiene la titularidad de la Peineta, que es el Área de Hacienda, y el Atlético de Madrid Hacienda y el club están a punto de cerrar el convenio que negocian desde hace meses para poner sobre el papel el pago en especie como lo define Pilar Martínez. Este pago en especie que hacen el club y la cervecera con los beneficios de la transformación del ámbi- El club rojiblanco proyecta un campo cinco estrellas cubierto y sin pista Hace ya algo más de un año que los responsables del Atlético de Madrid trabajan en el proyecto de reforma del estadio olímpico de la Peineta. Quieren salvar parte del descontento de la afición con un nuevo estadio que sea la envidia de todo el fútbol europeo. El proyecto ya ha sido retocado dos veces, una para adecuarlo a las necesidades del club de fútbol y otra para encajar los criterios del COI. En la actualidad, está sufriendo una tercera remodelación para mejorar su aspecto exterior. La intención del presidente del Atlético, Enrique Cerezo, es que el nuevo estadio pueda cubrirse en su totalidad. La pista de atletismo también pasará a mejor vida. Quieren que la afición esté cerca del césped.