Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 ESPAÑA El acoso de los nacionalistas al castellano s La respuesta de los intelectuales MARTES 24 s 6 s 2008 ABC El texto insta a que todos los ciudadanos puedan escolarizar a sus hijos en castellano y a que las vías públicas y edificios oficiales estén siempre rotulados en español Fernando Savater, con Álvaro Pombo y Carlos Martínez Gorriarán, ayer en el Ateneo de Madrid FRANCISCO SECO Intelectuales piden que la Constitución blinde el derecho a usar el castellano Han suscrito el texto, entre otros, Mario Vargas Llosa y el que fue profesor de Zapatero, Francisco Sosa Wagner BLANCA TORQUEMADA MADRID. Nada resultó sospechoso del involucionismo ultramontano que los nacionalistas tratan de atribuir al naciente (y ya pujante) movimiento cívico en defensa de la lengua común de los españoles, capciosamente proscrita en muchos espacios públicos e institucionales de varias comunidades autónomas. Así, el Manifiesto por la Lengua Común fue presentado ayer en público en el Ateneo de Madrid, un recinto con acreditada pátina de apertura intelectual, y llegó a su bautismo apuntalado con firmas de solidez incuestionable como las de, entre otros, Mario Vargas Llosa, Carlos Castilla del Pino, José Antonio Marina, Luis Alberto de Cuenca, e incluso la de Francisco Sosa Wagner, el catedrático de Derecho Administrativo que fue profesor de José Luis Rodríguez Zapatero y que ha terminado desmenuzando en su libro El Estado fragmentado los enormes riesgos de la política territorial emprendida por su ex alumno. El manifiesto nace arropado por UPyD, el partido de Rosa Díez, y refrendado por el Foro de Ermua, pero quiere abrirse paso sin la tutela de unas siglas para hacerse fuerte en el seno de la sociedad civil. En el texto se pide una modificación de la Constitución para que la Carta Magna recoja de forma expresa que el castellano sea la única lengua cuya comprensión puede serle supuesta a cualquier efecto a todos los ciudadanos españoles Así, reivindica la libertad de las familias de escolarizar a sus hijos en castellano y que esa lengua sea vehicular en una porporción significativa de las asignaturas para garantizar la solvencia en su uso. Insta también a que la rotulación de vías públicas o edificios oficiales figure siempre en castellano (sin perjuicio de que se recurra además a la lengua autonómica) y a que los representantes públicos en el ejercicio de sus responsabilidades ante la administración central o ante organismos internacionales utilicen siempre el castellano, por ser la lengua común. Ejercieron como maestros de ceremonias tres miembros significados de UPyD (el filósofo Fernando Savater, el profesor de la UPV Carlos Martínez Gorriarán y el escritor Álvaro Pombo) a quienes secundó, mediado el acto, la académica e historiadora Carmen Iglesias. Gorriarán recordó que la imposición de las lenguas autonómicas afecta ya a la vida diaria de 16 millones de ciudadanos, por lo que, según Savater, cabe esperar una amplísima reacción social fundamentada en que la gente deje de preguntarse qué va a pasar y empiece a decirse qué podemos hacer Además insistió el filósofo en que el actual estado de cosaspenaliza especialmente a las familias sin recursos, pues quien tiene dinero puede matricular a sus hijos en el idioma que le dé la gana Un aspecto en el que abundó Carmen Iglesias, quien se reconoció como fruto de los magníficos institutos de Enseñanzas Medias que ha habido en España Asimismo, la académica recordó que ya está en marcha una ofensiva jurídica en defensa del castellano que ha partido de las propias plataformas ciudadanas que se han creado en el País Vasco o Galicia. En presencia de la diputada de UPyD Rosa Díez, que asistió como público, Savater explicó que no han buscado respaldo explícito de otras formaciones políticas (como podría ser el PP) y, de paso, opinó que ninguno de los dos grandes partidos se ha planteado este asunto de una forma coordinada y seria Texto íntegro del manifiesto en defensa del castellano en http: upyd. es CiU propone una ley para impidir la tercera hora en la escuela E. ARMORA BARCELONA. Sigue la ofensiva de CiU para blindar la inmersión lingüística. El objetivo es que no se aplique el decreto estatal de Enseñanzas Mínimas que obliga a impartir una tercera hora de castellano en las escuelas catalanas. La coalición nacionalista presentó ya a comienzos de mes una proposición de ley para regular el uso del catalán como lengua vehicular en la enseñanza. Como segundo paso, ayer registró en la Cámara catalana la moción en la que insta al gobierno de Montilla a aprobar una ley específica sobre los derechos lingüísticos que exima de la tercera hora a los centros catalanes. El objetivo es consensuar una ley de modelo lingüístico catalán, aprovechando las competencias que en esta materia otorga el Estatut, que permita detener la aplicación de la tercera hora para siempre y garantizar un inicio de curso 2008- 2009 con toda normalidad indicó la diputada de CiU Irene Rigau. En plena cruzada nacionalista, el presidente del Parlamento catalán, Ernest Benach, reivindicaba ayer el concepto de países catalanes mientras el consejero de Interior, Joan Saura subrayaba, desde Naciones Unidas, que algunos sectores del Gobierno no entienden que deben acatar la ley y aplicar el Estatuto catalán. Benach y los países catalanes Apoyo del Foro de Ermua