Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 ESPAÑA XXXVII congreso del PSOE MARTES 24 s 6 s 2008 ABC Antonio García Barbeito ESPAÑA Y SUS MOTES N o sé si será por copiar modas de otros países, que ya saben que a la selección brasileña le dicen la canarinha y a la de Italia, la squadra azzurra No sé si esto de llamarle La roja a la selección española de fútbol es por ahorrar en la dicción y en la palabra escrita, si por contagio de modas extranjeras o, directamente, por no decir selección española de fútbol no vaya a ser que con tanto decir España caigamos en lo políticamente incorrecto. Pero, sea por lo que sea, sencillamente, no me gusta. Y no me gusta porque estos motes tienen más de viejas costumbres que de inventos. Si a la crisis la llaman desaceleración, si a la ruina la llaman momentos delicados, ahora me explico por qué, cuando el nombre de España parecía cosa de un bando, algunos empezaron a decir este país en vez de decir España. Eso fue en un momento en el que empezaba a darnos a todos- -sálvese quien pueda- -un poquito de pudor decir España sin complejos, quizá para que algunos nacionalistas no se molestaran o para que nadie confundiera español con facha. Y, de camino, nos alejábamos de la bandera, como si la bandera roja y gualda fuera propiedad de unos cuantos españoles. No soy lo que se dice un forofo de las banderas ni de lucir signos visibles de un particular patriotismo o patrioterismo, y es verdad que me ponen de los nervios determinadas manifestaciones que pretenden, con algunos símbolos en la mano, despejar territorios, dividir, dejar claro que hay dos Españas. Me da igual si esas manifestaciones son españolistas, regionalistas o, ahora que se ve en algunos, republicanas, que si ridículo me parecía mantener el águila en la bandera de España tras la aprobación del escudo constitucional, ridículo me parece sacar ahora una bandera republicana. Por esto, me sabe mal este país que a la selección española de fútbol la llamen La roja y que la bandera de España sólo la admitamos como buena en el deporte. Esto me recuerda el final de Historia de Roma de Indro Montanelli, que dice, aproximadamente: Qué podemos esperar de un país que cuando dice forza Italia es para animar a un equipo de fútbol gbarbeito telefonica. net José Blanco, ayer, durante la presentación del lema del XXXVII congreso en la madrileña sede de la calle Ferraz FRANCISCO SECO Blanco se sube a la euforia futbolística para combatir el fatalismo de la crisis El PSOE dice que su 37 congreso dejará en evidencia las pocas ideas del PPs La fuerza del cambio lema del cónclave al que acudirán medio centenar de blogueros G. SANZ MADRID. El XXXVII congreso del PSOE ya tiene lema: La fuerza del cambio Los socialistas han esperado a que pasara el congreso del PP para poner en marcha toda su maquinaria, tanto en el Gobierno como en el partido, y dar sensación de que las riendas del país están seguras en sus manos. Ayer, el presidente y secretario general, José Luis Rodríguez Zapatero, no acudió a la última reunión de la Ejecutiva Federal ante del congreso porque tenía que pronunciar ante el CES un discurso con 21 nuevas medidas contra la crisis. En su lugar, la Ejecutiva fue dirigida por el secretario de Organización, José Blanco, que luego salió ante los medios de comunicación para subirse a la euforia futbolística por el pase de España a la semifinal del Europeo de fútbol: También en el deporte los jóvenes españoles de hoy rompen todos los tópicos y superan los fatalismos, compiten y ganan a los mejores sin ningún complejo dijo el número dos del PSOE en plena ofensiva gubernamental para demostrar que España no está en crisis. Tras señalar que espera comparecer el lunes próximo con España ya campeona de Europa, entró en materia señalando que su partido quiere seguir siendo el motor del cambio, de la renovación y de las reformas de progreso en la sociedad española José Blanco destacó que los socialistas quieren celebrar un congreso útil para España sobre la realidad del país y no una pelea por el reparto de cargos que, a su juicio, es lo que se ha visto en el cónclave valenciano de los populares, del que han salido muy pocas ideas y muy pocos proyectos Explicó que la dirección socialista se encuentra especialmente satisfecha del debate precongresual y asegura que buena muestra de ello son las casi 6.000 enmiendas a la ponencia- marco, que serán debatidas en cuatro comisiones, una por epígrafe. Medio centenar de blogueros contarán en directo ese debate. La mayoría de estas enmiendas lo son por temas como la ampliación de la legislación sobre aborto, laicidad- -incluso hay enmiendas de Izquierda Socialista que piden el fin de los acuerdos con la Santa Sede- No se fía de que Rajoy entierre la crispación José Blanco celebró ayer que el PP haya decidido el pasado fin de semana en su XVI congreso nacional enterrar la crispación pero no acaba de fiarse porque han puesto pocas soluciones a los problemas de los españoles encima de la mesa Blanco quiso, no obstante, hacer hincapié en que si el PP ha dejado de crispar y quiere dialogar con el Gobierno de asuntos de Estado, bienvenido sea y aseguró que eso es lo que los socialistas intentaron la legislatura pasada. Queremos que PP entierre la crispación, abrir una nueva etapa en la historia de España y por eso le damos la bienvenida al diálogo y al entendimiento y le damos la bienvenida a que haya abandonado la crispación, Vamos a ver cuánto tiempo les dura concluyó. tual sistema de poder comarcal del socialismo valenciano. Fuentes de la Ejecutiva federal consultadas por ABC dan por seguro que esas enmiendas, así como otras del PSM que piden no aceptar cibermilitantes decaerán porque es decisión del propio Zapatero airear las dos organizaciones con más problemas electorales. Las fuentes consultadas resaltan que Tomás Gómez sigue teniendo el respaldo de la dirección federal, demostrado por la presencia el pasado domingo de José Blanco en la II Conferencia política del PSM en Alcalá de Henares. Las fuentes consultadas reconocen que el partido no tiene pegada en Madrid, pero salvan de ello a Gómez. Creen que el discursos obrerista de la organización desde hace 30 años tiene poco que ver con las preocupaciones de los madrileños de hoy. Estas fuentes estiman que el equipo que rodea al alcalde de Parla y secretario general es mejorable lo cual desembocará en los cambios que se van a hacer en el congreso del 5, 6 y 7 de septiembre. Otro tanto ocurre en el PSPV, donde, a diferencia de Madrid, con un candidato por el que Zapatero está apostando fuerte, todavía no está claro a cuál de los tres candidatos a secretario general va a apoyar la dirección nacional: Joaquim Puig, Francesc Romeu, y Jorge Alarte. Ni siquiera si apoyará a alguno. Fin del discurso obrerista incluidos todos ellos en el capítulo Nuevas políticas e instituciones para la Nueva Sociedad También ha recibido numerosas enmiendas, la mayoría de ellas provenientes del PSM y del PSPV estas últimas para frenar el deseo de la dirección federal de dinamitar el ac-