Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4 EDITORIALES MARTES 24 s 6 s 2008 ABC DIRECTOR GENERAL: JOSÉ LUIS ROMERO DIRECTOR: ÁNGEL EXPÓSITO MORA Director Adjunto: Eduardo San Martín. Subdirectores: Santiago Castelo, Fernando R. Lafuente, Alberto Pérez, Alberto Aguirre de Cárcer, José Antonio Navas y Pablo Planas. Jefes de Área: Jaime González (Opinión) J. L. Jaraba (España) Miguel Salvatierra (Internacional) Ángel Laso (Economía) Mayte Alcaraz (Fin de Semana) Jesús Aycart (Arte) J. L. Sánchez Izquierdo (Deportes) Adjuntos al director: Ramón Pérez- Maura, Enrique Ortego y Ángel Collado. Redactores jefes: V. A. Pérez (Continuidad) A. Martínez (Política) M. Erice (Internacional) F. Cortés (Economía) A. Puerta (Regiones) J. Fernández- Cuesta (Sociedad) A. Garrido (Madrid) J. G. Calero (Cultura y Espectáculos) J. M. Mata (Deportes) F. Álvarez (Comunicación- TV) A. Sotillo (S 6 y D 7) J. Romeu (Fotografía) F. Rubio (Ilustración) y S. Guijarro. PRESIDENTA- EDITORA: CATALINA LUCA DE TENA CONSEJERO DELEGADO: JOSÉ MANUEL VARGAS PRESIDENTE DE HONOR: GUILLERMO LUCA DE TENA Área Financiera: Jorge Ortega Área de Márketing: Javier Caballero Área de Publicidad: Adolfo Pastor Área Técnica: José Cañizares Área de Recursos Humanos: Raquel Herrera BUENA E IMPRESIÓN L sondeo urgente que hoy publica ABC sobre el último congreso del PP revela que este partido ha sabido trasladar a la opiniónpúblicaelmensajederenovacióny unidad que defendió Rajoy. Las polémicas que precedieron al congreso y la insatisfacción de algunos sectores críticos se traducen en la convicción de un alto porcentaje de los encuestados de queel liderazgo deRajoy volverá a ser cuestionado. El presidente del PP tendrá queluchar contraestapercepciónsocial para que la labor de oposición de su partido sea eficaz y allane el camino a un futuro cambio de Gobierno. Este dato no impide que la imagen personal y política de Rajoy haya mejorado, debido, entre otros factores, a la desarticulación de los sectores críticos, incapaces de presentar una alternativa. De hecho, el dirigente del PP más valorado entre los encuestados para dirigirlo- -no entre los votantes de este partido- -no es un crítico sinoelalcaldedeMadrid, Ruiz- Gallardón, aquien Rajoy haincorporado alnúcleo duro dirigente. También es positivo el balance de los encuestados sobre el equipo formado por Rajoy con María Dolores deCospedala la cabeza. La nueva secretaria general de los populares se gana el aprecio del 61 por ciento de los encuestados, quienespremian elresultado del congreso al considerar que el PP está más unido y es más dialogante y que la actualdirecciónestámás capacitadaquelaanterior. Todos estos datos, tamizados por la premura del sondeo y el impacto de la puesta en escena de un congreso victorioso para Rajoy, marcan una tendencia, pero no están consolidados. De Rajoy y su equipo depende que no sean un espejismo. OTRO TONO, MISMAS POLÍTICAS odríguez Zapatero debe de creer que basta con pedir perdón por haberse equivocado para que la economía recupere la senda de crecimiento sostenido. Al menos eso parece deducirse de la esperada presentación ayer de su Informe Económico con el que reconoce por primera vez las serias dificultades por las que atraviesa la economía española, vuelve a culpabilizar a terceros y no presenta novedad alguna para suavizar el ajuste y posibilitar la recuperación del dinamismo. Una nuevaoportunidadperdida. Zapatero concede gran importancia a un informe anual- -copia propagandística del que en Estados Unidos se realiza ante las Cámaras- -que el año pasado recibió sonoras críticas por su tono triunfalista, al negar las evidencias del cambio de ciclo, y esta vez ha decidido aprovecharlo para congraciarse con la opinión pública y compartir sus dificultades. Zapatero reconoce ya que las propias estimaciones oficiales de hace una mes son excesivamente optimistas y que creceremos por debajo del 2 por ciento, aunque evita mencionar el impacto en el desempleo. Pero niega, contra toda evidencia, que podamos entrar en un estancamiento duradero. Con ese diagnóstico todavía sesgado enumera sus propuestas y vuelve a defraudar con más activismo, buena voluntad y una repetición de planes conocidos. Sólo un cambio de tono y un cierto ajuste en el gasto corriente del Estado- -reducción de la oferta pública de empleo y congelación del sueldo de los altos cargos- que presentó exageradamente como un plan de austeridad. Si el diagnóstico sigue incidiendo en el carácter importado y transitorio de la crisis, no puede sorprender que las propuestas sean poco ambiciosas e insuficientes. No serán el Plan VIVE- -versión ecológica y limitada del Plan Renove de automóviles- -ni las nuevas facilidades financieras para la construcción de viviendas de protección oficial, ni la participación de las Comunidades Autónomas en la gestión de aeropuertos- -una nueva restricción a la iniciativa privada y un paso adelante en la creación de un sector público autonómi- R co- -los que provoquen ese cambio de modelo. Más criticable es aún la voluntad de utilizar el ICO como agencia financiera del Estado para subsidiar determinadas políticas de apoyo a la pequeña y mediana empresa sin crearse problemas de competencia en Europa por el abuso de ayudas públicas y disimular, además, su impacto en las cuentas públicas. El presidente se mostró contumaz en la aplicación de políticas discrecionales que priman el clientelismo y la dependencia. Con lo fácil que sería reducir el tipo impositivo sobre el beneficio de sociedades, como le piden todos los organismos empresariales y los partidos políticos del centro- derecha. Zapatero avanzó la reforma de la Formación Profesional reglada y no reglada, objetivo adecuado y ambicioso que pondrá a prueba el diálogo social y la voluntad de consenso con la oposición. La necesidad de fomentar la movilidad funcional y geográfica de la mano de obra es destacada por todos los organismos internacionales y todos los expertos en la materia, pero choca de raíz con poderosos intereses creados y con las competencias autonómicas. Hará falta decisión política porque significa tocar una fuente básica de financiación de los agentes sociales y renegociar la distribución competencial. Sin hacerlo así, la reforma se quedará una vez más en un loable objetivo. El presidente perdió ayer una nueva oportunidad para demostrar que conoce los problemas de los ciudadanos y que sabe cómo ponerles solución. Superar la crisis exigirá algo más que buenas palabras y promesas de mantener los derechos de los trabajadores. Convendría que el equipo económico escuchase al gobernador del Banco de España, que formó parte hasta hace bien poco de ese mismo equipo. Su diagnóstico es menos optimista, y sus propuestas resultan más ambiciosas, pero precisamente por eso tienen un aire más realista. Si ayer se expusieron todos los planes económicos del Gobierno, la crisis será más larga y dolorosa de lo necesario. Habrá que apuntárselo directamente en el debe del presidente Zapatero. NUEVO ASALTO A LA FRONTERA ESE a las declaraciones optimistas del Gobierno, la nueva avalancha de inmigrantes en Melilla demuestra que el problema de fondo sigue sin resolverse. Algo han mejorado las cosas, teniendo en cuenta que desde finales de 2006 no se producía un intento masivo, pero estos nuevos asaltos en masa reflejan que la fórmula sigue ahí y que su práctica depende con frecuencia de la tolerancia de las autoridades marroquíes, siempre dispuestas a actuar en su propio interés. Ya sea aprovechando la madrugada o el momento culminante del fútbol en televisión, los subsaharianos se lanzan a la carrera y actúan, a veces con violencia. Las buenaspalabras deMarruecosnosiempresecorresponden con la pasividad de sus agentes. Por su parte, los policías españoles necesitan más medios para controlar la zona fronteriza y reforzar la lucha contra las mafias que controlan también este tipo de tráfico ilegal. La llegada del verano hace prever nuevas dificultades en este terreno. P