Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 24 s 6 s 2008 LA TERCERA 3 LA CONTRIBUCIÓN EUROPEA A LA SEGURIDAD PALESTINA Un Estado palestino estable, democrático y próspero será enormemente beneficioso para Israel y decisivo para su seguridad. Es toda la región la que saldrá ganando si israelíes y palestinos consiguen superar sus seis décadas de conflicto. La Unión Europea no escatimará esfuerzos para contribuir a que sea pronto una realidad... OS negociadores israelíes y palestinos llevan ya más de seis meses hablando. Empezaron en noviembre, con el relanzamiento del proceso de paz en Annapolis con el objetivo de alcanzar un acuerdo sobre un Estado palestino antes de que finalice 2008. Las cuestiones sobre el estatus final relativas a las fronteras, a Jerusalén y a los refugiados vuelven a estar sobre la mesa y los contornos de una solución basada en la coexistencia pacífica de dos Estados se van perfilando. Recientemente, hemos podido ver señales alentadoras: Egipto ha facilitado una tregua entre Hamas e Israel en Gaza; existen señales de un diálogo intrapalestino y la negociación entre Israel y Siria podría también echar a andar. El proceso negociador está recobrando su impulso. Contamos con una oportunidad real de alcanzar un acuerdo entre israelíes y palestinos y pasar la página a un conflicto que dura ya desde hace demasiados años y estigmatiza a toda una región. Hay que aprovechar estas nuevas circunstancias y hacer que ambos lados y todas las partes interesadas redoblen sus esfuerzos y los hagan converger para que se den y se consoliden las condiciones de estabilidad necesarias a la creación de un Estado Palestino. El año 2008 puede ser el de la paz entre palestinos e israelíes y el inicio de un nuevo capítulo para toda la región. Nunca, en los últimos años, hemos estado tan cerca de dar el paso decisivo. Fracasar hoy tendría graves consecuencias. na paz global en Oriente Medio es un objetivo estratégico de la Unión Europea y, para alcanzarlo, es clave la resolución del conflicto israeloárabe sobre la base de una solución que contemple la coexistencia de dos Estados. Europa quiere y necesita ver la creación de un Estado palestino independiente, democrático y viable que viva en paz con Israel. Para ello, se tienen que crear los cimientos y las estructuras del Estado palestino y es aquí donde la UE está desempeñando un papel destacado. La UE lidera la ayuda internacional a los palestinos en los esfuerzos que desarrollan para la creación de su Estado. Una parte significativa de la estrategia de la UE está centrada en reforzar la seguridad y el Estado de Derecho para que constituyan las piedras angulares del naciente Estado palestino. Estos serán también los temas de la conferencia internacional de ministros de exteriores que se celebra hoy en Berlín y que pretende conseguir los compromisos y los recursos necesarios para aplicar en el próximo año un paquete de medidas en el ámbito de la policía civil y de la justicia penal, como parte de la ayuda de la comunidad internacional a los palestinos para la ejecución de su plan de desarrollo. L La seguridad y las condiciones propias al Estado de Derecho son imprescindibles para un Estado Palestino viable con una sociedad democrática en el que pueda desplegarse una actividad económica que sirva de motor para el desarrollo y la prosperidad del pueblo palestino. Es por lo tanto imprescindible que los palestinos dispongan cuanto antes de una fuerza de seguridad civil profesional, capaz de restablecer y mantener el orden público y que vele por los intereses de todos los palestinos y no sólo de determinadas facciones. os esfuerzos de la Unión Europea son ya perceptibles sobre el terreno, ayudando a los palestinos a reforzar sus capacidades en materia de seguridad civil. Contribuimos no sólo con dinero sino también con recursos humanos. Nuestra misión de policía (EUPOL COPPS) está presente en los Territorios Palestinos desde noviembre de 2005. Asesora a la Autoridad Palestina en los esfuerzos que despliega para crear una fuerza de policía civil moderna y eficaz. Canadá, Noruega y Suiza apoyan esta misión y también trabajamos en coordinación con los norteamericanos. Estamos actualmente a punto de incrementar los efectivos de la misión y de extender su mandato al sector más amplio del Estado de Derecho para abarcar el sistema penal, en particular, y el sistema judicial, en general. Un Estado palestino democrático requiere un cuerpo de policía civil debidamente equipado, formado y disciplinado y necesita también tribunales y un sistema penitenciario que funcionen. L Esta misión no es la única que la UE tiene en Oriente Medio en el ámbito de la seguridad. Desde 2005, hemos estado ayudando en el control del paso fronterizo de Rafah, entre Egipto y Gaza. Estamos preparados para reactivar este dispositivo en cuanto las circunstancias lo permitan y esperamos que la reciente tregua en Gaza permita desbloquear la situación cuanto antes. Por otra parte, los países miembros de la UE constituyen la espina dorsal de la Fuerza de Naciones Unidas en el Líbano. La Unión Europea también estaría dispuesta a participar en un dispositivo de seguridad, que acordaran las partes, con el fin de consolidar un posible acuerdo permanente entre Israel y sus vecinos palestinos. Nuestros esfuerzos contribuyen a que, sobre el terreno, las cosas mejoren realmente. Sólo el año pasado, se formaron ochocientos policías en mantenimiento del orden público, equipamos comisarías y contribuimos a la red de comunicaciones de la policía civil. La Autoridad Palestina ha empezado a desplegar fuerzas en las principales zonas urbanas, como Nablús, y está progresivamente asumiendo la responsabilidad de garantizar la seguridad en Cisjordania. Las fuerzas de seguridad palestinas e israelíes están colaborando y los palestinos también han progresado en la lucha contra el terrorismo. Vamos por buen camino. Hay que continuar avanzando. odas estas medidas son parte de un esfuerzo más amplio que tiene por objetivo mejorar notablemente las condiciones de vida del pueblo palestino y relanzar la economía. Para que la democracia pueda echar raíces, la gente tiene que notar que sus condiciones de vida están mejorando. Han de desaparecer las trabas a la libertad de movimiento. Los camiones tienen que poder transportar las mercancías sin obstáculos, los habitantes tienen que poder ir a trabajar o ir a la escuela libremente. Los campesinos tienen que poder cultivar sus tierras y vender sus productos. Hay que alentar a los inversores, al capital extranjero. Hay que crear empresas, generar actividad y dar una nueva ilusión a los miles de jóvenes que hoy se encuentran sin empleo y sin perspectiva de futuro. No sólo los palestinos se beneficiarán de ello. Un Estado palestino estable, democrático y próspero será enormemente beneficioso para Israel y decisivo para su seguridad. Es toda la región la que saldrá ganando si israelíes y palestinos consiguen superar sus seis décadas de conflicto. La Unión Europea no escatimará esfuerzos para contribuir a que sea pronto una realidad. T U JAVIER SOLANA Alto Representante de la Política Exterior y de Seguridad Común de la UE