Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
94 DEPORTES Eurocopa 2008 España- Italia LUNES 23 s 6 s 2008 ABC Casillas cambia la historia de España Detuvo dos penaltis después de un partido agónico en el que la selección llevó la iniciativa pero no marcó España Italia 0 0 España (4- 4- 2) Casillas; Sergio Ramos, Puyol, Marchena, Capdevila; Iniesta (Cazorla, m. 59) Senna, Xavi (Cesc, m. 59) Silva; Villa y Torres (Güiza, m. 85) Italia (4- 3- 1- 2) Buffon; Zambrotta, Panucci, Chiellini, Grosso; Aquilani (Del Piero, m. 107) De Rossi, Ambrosini; Perrotta (Camoranesi, m. 58) Toni y Cassano (Di Natale, m. 74) Árbitro: Fandel (Alemania) Tarjetas a Iniesta, Ambrosini, Villa y Cazorla. Penaltis: 1- 0, Villa; 1- 1, Grosso; 2- 1, Cazorla; 2- 1, De Rossi y para Casillas; 3- 1, Senna; 3- 2, Camoranesi; 3- 2, Güiza, para Buffon; 3- 2, Di Natale, detiene Casillas; 4- 2, Cesc. ENRIQUE ORTEGO ENVIADO ESPECIAL VIENA. Casillas o Buffon. España o Italia. Cara o cruz. Semifinales o vacaciones. Vida o muerte... Por una vez salió Casillas. Salió España. Salió cara. Salió semifinales. Salió vida... La selección se jugará el jueves su presencia en la final ante Rusia. Alguna vez tenía que ser. No siempre se iba a perder en los penaltis y ayer, por fin, se rompió el gafe del ahora bendito día 22- J. Casillas volvió a ser decisivo. Más Iker que nunca. Paró dos penaltis... y al final Cesc acertó en el que daba el pase a semifinales. Futbolísticamente Italia no tiene escrúpulos. Ni los ha tenido ni los tendrá. Y menos cuando avanzan las grandes competiciones y los partidos se ganan en detalles, en acciones puntuales. Decía Gattuso estos días atrás que si sus equipos dieran veinte pases seguidos como los españoles sus aficionados les silbarían. Será por ello que no le recriminan a su azurra que salga descaradamente a defenderse en un partido de cuartos de final, con diez hombres por detrás del balón a esperar un despiste del contrario. Por otro lado, también es lógico, si siempre habían ganado a España jugando de esa forma raquítica y timorata para qué iban a cambiar. Durante 88 años les había ido bien y ayer cerca estuvieron de conseguirlo otra vez de no haber sido por la inspiración de Casillas y la sangre fría de Cesc. No hizo más que ponerse en marcha el cronómetro y los dos equipos mostraron su manual de intenciones. España se fue a por el balón e Italia se metió en su guarida. Así, descaradamente. Repliegue total con una defensa adelantada que complicó la vida a la selección desde el Casillas, sin camiseta pero con el brazalete de capitán en el brazo, celebra la clasificación para semifinales AFP