Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
56 MADRID LUNES 23 s 6 s 2008 ABC La comadreja gana territorio La presencia de este nervioso mustélido está muy extendida por la región. Las mayores poblaciones se encuentran en la Cuenca Alta del Manzanares, Monte del Pardo y La Pedriza. Su habilidad para cazar le permite adueñarse del terreno por donde pisa POR MIGUEL OLIVER ILUSTRACIÓN CG. SIMÓN E. SEGURA MADRID. Es uno de los cazadores más rápidos del bosque. Nervioso como un rabo de lagartija. Un depredador eficaz. Su cuerpo alargado y estrecho está diseñado para moverse con comodidad por las galerías de los ratones y topillos, sus presas favoritas. Aunque sus medidas no son de escándalo (25 centímetros de longitud y 150 gramos de peso) la comadreja se ha hecho fuerte dentro de su ecosistema. La Cuenca Alta del Manzanares, el Monte del Pardo y La Pedriza son zonas cada vez más pobladas por este mustélido. Su habilidad para cazar- -a veces captura piezas que le superan en tamaño- -le ha permitido convertirse en amo y señor de los montes madrileños. Su presencia está muy extendida por toda la región. Hace tiempo, por lo tanto, que dejó de ser una especie protegida. Su reducido tamaño les hace hábiles para protegerse tras cualquier matojo, piedra o galería subterránea, de ahí que este pequeño mamífero se adapte tanto a las frías tierras siberianas como a los ardientes veranos mediterráneos. En la Comunidad de Madrid se la podrá ver en campos de cultivo, terrenos de matorral bajo, muros de piedra... En especial, en terrenos no muy húmedos pero con agua cerca. Rehúye de los bosques cerrados y las zonas encharcadas. cie humana. Hembra y macho son territoriales. Suele darse el caso de que en amplias extensiones de terreno (27 hectáreas) no llegan a coexistir más de cuatro ejemplares al mismo tiempo. Se trata de cazadores diurnos. El territorio en el que se mueven suelen mantenerlo por espacio de doce meses, por lo que cada año son distintas las comadrejas que pueblan un mismo lugar. Al tener un nivel metabólico muy elevado, necesita estar cazando prácticamente todo el día, para compensar la pérdida de energía, aun cuando alcanza su mayor actividad en la noche. No hiberna. Su táctica para cazar consiste en morder la nuca de su víctima de forma repetida hasta que cae desplomada. A menudo bebe la sangre de la pieza capturada. Aunque ratones y topillos sean su plato preferido, en su dieta también incluye aves, insectos, reptiles y conejos. A pesar de su carácter solitario, es en la época de celo cuando suele formar pequeñas comunidades. El periodo habitual de apareamiento corresponde con la primavera, entre abril y junio. El ciclo de gestación se prolonga durante cinco meses. Las camadas son de tres ejemplares que suelen pesar entre 3 ó 4 gramos. Hasta pasado el primer mes no ingieren ningún alimento sólido y permanecen con los ojos cerrados. En algunos casos excepcionales, una misma hembra ha podido criar hasta dos veces en un mismo año. La longevidad de la comadreja es muy corta. Raramente supera los dos años de vida en libertad, aunque en cautividad puede llegar a vivir más de ocho años. Estudios sobre esta especie, incluso, han llegado a fijar una tasa de mortalidad de entre el 70 y el 80 en el primer año. Su existencia suele verse amenazada por varios enemigos naturales. El gato montés y la jineta, así como grandes rapaces nocturnas y diurnas suelen ser sus mayores predadores. En Madrid, la ausencia de los dos primeros permite aumentar sus posibilidades de supervivencia. Respecto a las aves, eso es otro cantar. Por eso suele desplazarse con movimientos cortos, rápidos y efectivos. Machos: 17,5- 25 cm Hembras: 16,5- 19 cm 4- 13 cm Características Reino Filo Clase Orden Familia Género Peso Animalia Chordata Mammalia Carnivora Mustelidae Mustela Macho: 90- 223 g Hembra: 49- 80 g Una vida muy corta Madrigueras No hace madrigueras, suele usar las de otros animales, los huecos de los árboles, cuevas naturales... En el lugar elegido, tapiza el suelo de hierbas, hojas secas, pelos y plumas. Las usa también como despensa, para guardar las presas que no ha consumido Cerca del medio humano Le gusta establecerse cerca del medio humano. En invierno suele instalarse en construcciones abandonadas. En verano opta por instalarse entre piedras, muros o huecos de los árboles. Tiene fama de ser feroz y agresiva. Lleva una vida solitaria, por lo que no suele ser muy amiga del contacto con la espe- En invierno se instala en construcciones abandonadas; en verano, en los huecos de los árboles o muros Huellas Se aprecian normalmente 4 de los 5 dedos y los tres lóbulos del talón. La huella trasera es mayor que la delantera. Deja las uñas marcadas. (Dibujo a tamaño real) Mustela nivalis Comadreja Principales poblaciones en la Comunidad La Pedriza Monte de El Pardo Sierra noroeste Cuenca Alta del Manzanares Cuerpo alargado, estrecho y flexible, diseñado para moverse por las galerías de ratones y topillos Pelaje de color pardo canela a pardo chocolate en la parte dorsal y blanco en la ventral Extremidades cortas Cuando se encuentra en peligro, desprende un fuerte olor a putrefacción Cabeza aplanada, orejas pequeñas y redondeadas, ojos y nariz oscuros y cuello largo 1,4 cm 1 cm Excrementos Son largos, delgados, retorcidos y, generalmente, de color pardo oscuro y negruzco. Pueden ser pastosos o duros, según su alimentación y el consumo de sangre de sus presas. Tienen olor fétido y suele depositarlos en letrinas. (Dibujo a tamaño real) 0,5 cm de diámetro Alimentación Micromamíferos (ratones, topillos) 75 Aves 14 %I nsectos 6 Su índice metabólico es muy elevado para su tamaño. Es capaz de cazar un conejo 15 veces más grande que su cuerpo Otras presas (reptiles, conejos, peces, anfibios, huevos, carroña... 5 La cola también es corta, aproximadamente el 30 del cuerpo Periodo de gestación: 34- 37 días Número de crías: Entre 4 y 8 Partos anuales: 1, 2 o incluso 3 Reproducción 4 cm Celo Ene. Feb. Mar. Abr. May. Jun. Jul. Ago. Sep. Oct. Nov. Dic. Parto ABC CG. Simón Elena Segura