Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 ESPAÑA El problema de la inmigración ilegal s Nuevo intento de entrada en España LUNES 23 s 6 s 2008 ABC Asalto a la frontera de Melilla Ni trepando la valla, ni a nado, ni en barca, ni ocultos en coches. Decenas de subsaharianos trataron de entrar de madrugada en Melilla a la carrera. Durante los penaltis del partido de España repitieron la operación. LUIS DE VEGA ÁNGELA M. PERAZZI RABAT MELILLA. Varias de cenas de inmigrantes de origen subsahariano trataron de acceder en pelotón a territorio español desde Marruecos en la madrugada del domingo. Es la primera vez que los sin papeles se organizan para llegar de esta manera a suelo de la Unión Europea. El suceso tuvo lugar en torno a las 04.30 de la mañana, momento en que irrumpieron en el paso fronterizo de Beni Enzar, el principal de los que separan la ciudad autónoma del país magrebí, intentanto arrollar tanto a las Fuerzas de Seguridad españolas como a la Policía marroquí. La operación se repitió casi 19 horas después mientras España e Italia se jugaban la semifinal de la Eurocopa de fútbol, a los penaltis, aunque, a diferencia de la noche anterior, ninguno de los emigrantes logró pasar. En la localidad no se recuerda un caso igual, aunque sí se han dado a menor escala entradas a la carrera a través de otros pasos fronterizos como el del Barrio Chino. No hay cifras exactas de cuántos lograron ayer su objetivo de quedarse en el lado español. Entre cuarenta y cincuenta, según explicaron a ABC fuentes oficiales españolas, fueron interceptados instantes después del incidente en los aledaños de la frontera. Se habían ocultado debajo de vehículos y en árboles, hasta que los agentes españoles los encontraron. Luego fueron entregados a las autoridades marroquíes. La Delegación del Gobierno informó de que tres de los subsaharianos, que habían logrado ir más allá de la zona fronteriza, habían sido arrestados y trasladados al Centro de Estancia Temporal de Emigrantes (CETI) mientras que agentes de la Policía Local buscaban a otros emigrantes que pudieran también haber logrado adentrarse en la ciudad. Fuentes oficiales de Melilla hablan de unos setenta individuos, que aprovecharon la tranquilidad que suele reinar en plena madrugada para sorprender a las Fuerzas de Seguridad de los dos lados. El Ministerio del Interior del reino alauí dijo que habían sido 58, de los que siete necesitaron ser atendidos en un centro hospitalario de heridas leves. Esta es la misma cifra que ofreció la Asociación Rifeña de Derechos Humanos, que opera en la vecina ciudad de Nador, que informó a ABC de la detención de los otros 51. Los arrestados en el lado marroquí, según fuentes policiales citadas por la agencia Efe, fueron 30. Gracias a la vigilancia en el lugar la tentativa ha sido abortada señaló en un comunicado la Dirección de Migraciones y Vigilancia de Fronteras del Departamento del Interior marroquí. Las autoridades marroquíes continuarán luchando sin descanso contra las redes de tráfico de seres humanos añade el texto hecho público por la agencia oficial Map. La violencia empleada por los subsaharianos ha ocasionado varios lesionados de carácter leve entre los agentes de servicio en la frontera apuntó, por su parte, la Delegación del Gobierno melillense a través de una nota. Según algunos testigos, los interceptados portaban palos y piedras. La presencia de grupos de inmigrantes subsaharianos en los perímetros que rodean Ceuta y Melilla han disminuido mucho desde los graves incidentes de verano y otoño de 2005, cuando murieron unos quince de ellos. Desde finales de diciembre de 2006 no se había registrado ningún intento masivo de entrada en Melilla. En aquella ocasión varias decenas probaron suerte tratando de superar el doble vallado de seis metros de altura. En las provincias marroquíes de Nador y Alhucemas, frente a las costas andaluzas, esperan sin embargo la patera un número indeterminado de personas. A lo largo del pasado fin de semana la Guardia Civil localizó frente a Motril (Granada) dos embarcaciones con 110 inmigrantes subsaharianos a bordo entre los que había algunas mujeres y niños. Los dobles fondos Los asaltos en masa a las vallas de Ceuta y Melilla en 2005, en los que murieron una quincena de inmigrantes, obligaron a las autoridades a elevar la vigilancia a ambos lados de las verjas que rodean estas dos ciudades. Desde entonces la presión en las alambradas ha descendido de manera importante, pero los inmigrantes y las mafias que trafican con ellos han buscado otras maneras de llegar a territorio español. La construcción de dobles fondos en los vehículos que transitan por la frontera de Beni Enzar se ha convertido en la manera más frecuente de llegada irregular de inmigrantes a Melilla. La Guardia Civil detuvo el pasado viernes a dos jóvenes marroquíes que trataban de accerder en su coche a la Ciudad Autónoma con dos inmigrantes de origen subsahariano ocultos en el maletero. Desde finales de 2006 no se producía un intento masivo de entrada de inmigrantes en Melilla Miembros de la Cruz Roja atienden a uno de los inmigrantes interceptados el pasado fin de semana frente a las costas de Motril EFE Un juez ordena tramitar la residencia de 30 inmigrantes con orden de expulsión EFE MÁLAGA. Un juez ha ordenado a la subdelegación del Gobierno de Málaga que gestione las solicitudes de residencia temporal de 30 inmigrantes sin papeles mientras se tramita su expulsión de España, dado que, sostiene, debe ahora analizarse en profundidad si existen o no razones humanitarias para autorizar su estancia. Según explicó la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) de Andalucía, que formuló la petición en nombre de los 30 subsaharianos, se trata de la primera vez en España que un juez manda tramitar el permiso de residencia temporal a unos inmigrantes con orden de expulsión, aunque sin pronunciarse sobre su concesión final o no. A este grupo, que llegó en cayuco a Canarias y luego fue trasladado hasta la Península, la subdelegación del Gobierno le negó el inicio de un procedimiento de residencia temporal porque sobre todos ellos pesaban órdenes administrativas o judiciales de expulsión. En con- Siete, en el hospital de Nador creto, la sentencia dictada por el juzgado de lo Contencioso 4 de Málaga señala que el juicio sobre la existencia o no de razones humanitarias como motivo para autorizar su residencia en España no puede despacharse con la inadmisión en un solo acto de las solicitudes de un número elevado de personas, sin consideración a las circunstancias de cada uno de ellos Así, el juez establece que se abra un expediente individualizado en el que los interesados puedan ejercer sus derechos de alegación y prueba