Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 23- -6- -2008 Otras dos nuevas asesinadas por violencia de género en Córdoba y Barcelona 15 integración en el que Cospedal y María del Mar Blanco apagan muchas voces críticas. Y el domingo quedó para presentar un nuevo PP de imagen más atractiva. Vestida de rojo, gran cruz al cuello, subida a los tacones, animosa, fresca y atractiva, el estreno de la nueva secretaria general en la tribuna fue el símbolo más llamativo del cambio. Cospedal dijo casi lo mismo que Acebes- -España, Constitución, igualdad entre españoles, el agua es de todos... pero daba bastante mejor en televisión. Menos fondo, de momento, pero nuevas formas. En el equipo de Rajoy están convencidos de que perdieron las últimas elecciones por cuestiones de comunicación e imagen y se van a volcar en ello. En un partido ciclotímico como es el PP, el congreso de Valencia ha sido otro punto de inflexión. Si el mes pasado se veían ya en tesitura propia de UCD, al borde de la descomposición y echando cuentas sobre si Rajoy podía llegar al congreso, ayer estaban tan contentos con los cambios de la asamblea que se veían otra vez en la carrera hacia el poder. Los mensajes fueron, de nuevo, de oposición y destinados a recuperar la moral para disputar el poder a los socialistas. Rajoy cumplió con los protocolos, leyó el telegrama enviado a la Casa de Su Majestad el Rey con la habitual adhesión del PP a la Corona y clausuró el congreso con un viva España que se oyó con dificultad por el estruendo de la música. También descalificó al Gobierno por timorato frente a la crisis económica, aunque concluyó con desprecio que, simplemente el problema de Zapatero, sin citarle, no sabe qué hacer Pero todo muy educado, como cuando se limitó a decir que toca apoyar al Ejecutivo en la lucha antiterrorista porque LAS CLAVES DEL CAMBIO El reelegido presidente del PP cambia figuras señaladas en los fracasos de 2004 por más caras, de noveles y veteranos al alza: Cospedal, Saénz de Santamaría, Mato, González Pons, Arenas y Gallardón Rajoy generaliza sus ofertas de pactos al Gobierno, de la lucha antiterrorista y hasta medidas para combatir la crisis económica La única cicatriz que no cierra el congreso de Valencia es el disgusto de Aguirre por la pérdida de influencia en la dirección nacional. Será el primer problema para la nueva secretaria general agradeció la presencia de representantes de Convergencia, de Unió y de Coalición Canaria junto con las de los máximos dirigentes de la CEOE, Comisiones Obreras y la UGT. De la guerra interna queda una herida sin cicatrizar en el congreso de Valencia. Ahora es Esperanza Aguirre quien se califica de verso suelto como decía antes el alcalde de Madrid de sí mismo. Se considera perdedora y en buena parte puede ser inspiradora de ese 15 por ciento de votos en blanco, aunque algunos no sean de sus filas, sino del heterogéneo grupo de cabreados dispersos, como los llaman en la nueva dirección. Aplacar esos ánimos será la primera tarea complicada para Cospedal, ex consejera de Aguirre. Con los resultados de este congreso, cualquier carrera sucesoria por si el nuevo PP de Rajoy no acaba de arrancar tendrá de contar con las nuevas figuras- -según triunfen o no en sus cometidos- -y hay más invitados a la competición, lo que no deja de ser un factor de estabilidad para el reelegido presidente. Están los aspirantes de antes como Gallardón, más los de ahora que puedan triunfar, pero subidos al carro de un presidente con el apoyo del 84 por ciento de la organización. Rajoy presentó ya un partido para ganar y sostuvo que hasta los sinsabores han valido la pena La crisis le ha podido hacer más fuerte. Los cambios son un hecho, la ruptura con el pasado, evidente; pero falta por ver cómo pasan todos la reválida de las encuestas y el examen de las urnas: elecciones vascas, gallegas y europeas en un año. Aguirre: Soy un verso suelto La presidenta de la Comunidad de Madrid dijo que ahora es ella el verso suelto del PP s Ni Ignacio González ni Francisco Granados acudieron al acto de clausura POR C. DE LA HOZ MADRID. Que nadie diga que los congresos de un partido no son un lugar para las musas y la poesía. Desde hace años el PP tenía un verso suelto alguien que ponía el contrapunto a las rimas de la ortodoxia del partido. Desde ayer ya no es Alberto Ruiz- Gallardón, porque el testigo ha pasado a Esperanza Aguirre. Y ahora ya soy Aguirre, el verso suelto dentro del poema dijo irónica, tras admitir no haberse sentido muy escuchada por el presidente del partido a la hora de configurar el nuevo equipo del PP. Pero hay que reconocerle a la presidenta el mérito de haber aguantado hasta el último minuto. Porque muchos de sus consejeros adelantaron la vuelta a Madrid y se perdieron la traca final, con discurso de Wilfried Martens incluido, convertido en un clásico ineludible de las citas congresuales del Partido Popular. El caso es que la mano derecha de la presidenta en la Comunidad de Madrid, Ignacio González, no se dejó ver ayer por el plenario del congreso. Lo mismo pasó con la otra mano derecha de Aguirre en el PP regional, Francisco Granados. ¿Cuánto tuvo que ver que ambos no fueran incluidos en la ejecutiva, tal y como pretendió su jefa? Pues mucho o poco, según se vea, porque el ratista Manuel Lamela, que también es consejero de la Comunidad, tampoco estuvo y eso que Rajoy ha tenido el gesto de incluirle en la Junta Directiva. Además, se echó en falta a la responsable de Educación, Lucía Figar, aunque en su caso fue su esposo, Carlos Aragonés, el que, por vez primera en diecisiete años, quedara fuera de la fontanería y del alicatado de Génova, adonde llegó de la mano de Aznar. No estaba ayer el nuevo responsable de Justicia e Interior del PP y uno de los muñidores del congreso, Federico Trillo, por contentar a aquellos que se han sentido damnificados. El que no esté es el que no ha debido estar dijo y agregó: Los críticos que han deseado integrarse se han integrado; ha habido oportunidades No andan los críticos en el mejor de los mundos. Otro que ayer no estaba sobrado de consuelos fue el portavoz adjunto del PP en el Congreso y nuevo miembro del comité ejecutivo, Alfonso Alonso. Se hablaba sobre la posibilidad de que la presidenta del PP vasco reconsidere su decisión de abandonar la primera línea política y Alonso sentenció: María (San Gil) decidió marcharse y María no va a volver Cospedal si intentó, en su nuevo papel de secretaria general, poner paz, al menos con Aguirre cuando dijo de ésta que puede hacer rimas con todo el mundo Sigue la ciclotimia Más sucesores Zapatero ahora está en ello y él permanecerá vigilante por si vuelve a las andadas de la negociación con ETA. El nuevo PP estuvo presente en la oferta ampliada de pactos al Gobierno, ya general sobre cualquier asunto de importancia para la sociedad, desde la lucha antiterrorista a la crisis económica, y en el llamamiento genérico al diálogo. Rajoy ABC. es Discurso íntegro de Mariano Rajoy tras su reelección como presidente del PP en abc. es