Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 OPINIÓN LUNES 23 s 6 s 2008 ABC POSTALES ¿QUÉ HACEMOS CON LOS NACIONALISTAS? que no son españoles, que deben, por tanto, separarla postre, el problema del PP es el de España: se de España. Díganme cómo se puede negociar y, ¿cómo tratar con los nacionalistas? Hay aún menos, pactar con gente así. quién dice que el único trato es darles los Y no sólo por respeto a España, sino por respeto a Buenos días Hay quien sostiene que no queda más los derechos humanos. Como se ha demostrado hasremedio que la negociación. En el Congreso de Valenta la saciedad, los nacionalistas no sólo no cia se ha impuesto, como en otras cosas, una respetan a la nación española. Tampoco respostura intermedia: dialogar con ellos. petan a aquellos compatriotas que no acepEs lo más lejos que podemos ir. Dialogar, tan sus tesis. Los consideran traidores, y, cano negociar. Negociar significa dar algo para so de imponerse, lo primero que harían con obtener algo a cambio. Pero los nacionalistas ellos sería expulsarlos o algo peor. Y eso no sólo toman, no dan. Y cuanto más se les da, puede permitirlo un Estado de Derecho como más piden. Para ellos, negociar es una ristra el nuestro. interminable de demandas y quejas. Sin agraJOSÉ MARÍA Al fondo está la naturaleza misma del nadecer lo más mínimo lo que se les da. Al revés, CARRASCAL cionalismo étnico o cultural. No se trata de lo toman como la confirmación de sus dereuna opción política. Estamos ante un sucedáchos, dando pábulo a nuevas reivindicacioneo de religión pagana, en la que la nación ha sustines, inventadas la mayoría. Negociar con ellos, en sutuido a Dios. Lo que justifica todo, desde la mentira a ma, tiene el mismo sentido que negociar con una pala violencia. Escuchen a Ibarretxe ante la cama de red que avanza hacia nosotros. Sólo conciben el pacRamón Recalde, víctima de un atentado: En Euskato como reconocimiento de su postura. Su postura es A di se vive muy bien Y lo peor es que, muy posiblemente, está convencido de ello. Lo que se esconde detrás de este tipo de nacionalismo es un déficit de personalidad. Son individuos incapaces de sostenerse por sí solos, que necesitan apoyarse en el colectivo nacional para compensar su insignificancia. Sólo así sienten que son algo, alguien, aunque sea sólo la célula de un todo. Si se esfumara ese soporte, desaparecerían. De ahí que luchen desesperadamente para mantenerlo, sin pararse en cualquier tipo de consideraciones, lógicas o morales. Son cruzados de la causa, fanáticos del colectivo. Pero el mundo no va por ahí. Va justo en sentido contrario. La humanidad avanza hacia el individualismo. Las personas cuentan cada vez más, adquieren un creciente protagonismo. El individuo es el mañana. El colectivo, el ayer, pero quien ha diluido su personalidad en él hará cuanto esté en su mano para mantenerlo, incluido todo tipo de aberraciones. Con gente así no se va a ninguna parte, a no ser que se esté dispuesto a ir adonde ellos quieren. Y eso, de ninguna manera. Ya hemos tenido colectivismo de sobra. CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid Por fax: 913 203 356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. Con Aznar y Rajoy Vibrante y bien elaborado el discurso de Aznar; oportuno y globalizador el de Rajoy. Pienso que ambos dijeron lo que tenían que decir: Aznar, que hizo muchas cosas bien y, como todo ser humano, cometió sus errores, está en su derecho de defender su paso por la historia. Rajoy, que es lo de ahora y cuya principal responsabilidad es la de llevar al mejor de los puertos al Partido Popular, tiene muy presente que, para gobernar, es imprescindible tener en cuenta dos cosas fundamentales: cada época ofrece sus oportunidades y, quiérase o no se quiera reconocer, gana las elecciones quien logra más votos. Dicho esto, no está demás recordar que en una democracia como la nuestra todos y cada uno de los votos tienen el mismo valor y que lo que realmente cuenta es la conquista de los que no tienen sus ideas no muy bien definidas; puesto que es así, que nunca se confunda la Moral o la Religión con la Política: aquellas dos tocan a la conciencia; esta última a la inmediata conveniencia. España no va bien y los españoles necesitamos de alguien que nos gobierne mejor. Aznar no lo hizo mal y Rajoy lo puede hacer muy bien; Aznar ya gobernó, mientras que Rajoy puede y debe gobernar. Por eso, en la parte que me toca, respeto y agradezco a Aznar los servicios prestados y me quedo con Rajoy. Antonio Fernández Benayas Alcorcón (Madrid) El último gladiador Dramático y tremendo Este titular fue el que me transmitió un insuperable amigo y aficionado a los toros tras presenciar con asombro la lucha que mantuvo con el quinto de la tarde el maestro José Tomás. A veces torero, a veces gladiador, dramático y tremendo En la tarde del día 5 de junio nos mostró su condición de matador de toros. En la tarde del día 15 de junio, que es la que me mueve a escribir estas líneas, nos exhibió su faceta de gladiador. Como tal, se portó ante el manso que le tocó en suerte. Por regla general, y sin que ello represente demérito para todo el que se viste de luces, que contará siempre con el respeto y admiración de todos los buenos aficionados, un manso tiene como desti- no una faena de aliño para mostrar al público que nada se puede hacer con él, y después de este aseo, enseñarle el acero y darle la muerte más digna. Por el contrario, el maestro Tomás, y esto es lo que le diferencia del resto, decidió sacarle faena; y se la sacó. Decidió morir ante él si era necesario, y estuvo a punto de conseguirlo con las dos cornadas que se llevó. Decidió llevárselo a las tablas y darle como única salida su propio cuerpo, y el toro le encontró dos veces. Decidió poner a la plaza en pie, y lo consiguió. Si se me permite, al magnífico titular de dramático y tremendo que me proporcionó mi amigo añadiría el de glorioso, pues lo del día 15 lleva directamente a la gloria a todo el que lo hace, o mejor dicho: al que se atreve a hacerlo, pues en ello le va la vida. Hace cuarenta años que comparezco en la plaza de Las Ventas, y jamás he visto lo del día 15, y jamás he visto a un torero el rictus que pudimos ver en la cara de José Tomás; nada de él le importaba, sólo el públi- co y todos los que se habían esforzado y dejado sus ahorros en ir a verle, lo cual significa que su honradez profesional también es ilimitada. Acceder a la personalidad de este torero es imposible. Su particular forma de interpretar el toreo, invadiendo el terreno propiedad del toro provoca que estos le castiguen duramente y provoca también que nos deleite con lo que no debe faltar en nuestra fiesta nacional, gloria y dramatismo. En definitiva, es tan imposible como él, encontrar adjetivos que califiquen su inmensa actuación. Belmonte y Manolete te guardan un sitio a su vera en el cielo. Ser torero como tu es imposible, y además un milagro. Ángel Varona Grande Soncillo (Burgos) Igualdad y cuotas El señor Zapatero, y quienes como él desean la igualdad entre hombre y mujeres, entre quienes creo nos encontramos la mayoría de los españoles, no puede, ni debe hacer experimentos que terminan explotando en sus manos. No se pueden imponer ni exigir cuotas en función de porcentajes numéricos, porque resulta absurdo. Véase el caso de la jovencísima Bibiana Aído, cuya inexperiencia y candidez no sólo está pagando el Gobierno, sino todos los españoles, que nos sonrojamos con sólo pensar en sus últimas aventuras al mando de su ministerio virtual. Carmen de Liniers Correo electrónico Sinónimos Estamos acostumbrados a la falsedad de los juegos de palabras a que nos acostumbran Zapatero y los miembros y miembras de sus gabinetes. Por ejemplo, que la crisis económica que vivimos es sólo una desaceleración pasajera en el boyante crecimiento programado por el Gobierno socialista. Hay otros sinónimos que sí percibe la ciudadanía, como decir PSOE y entender despilfrro. Un ejemplo: hace unos días se puso en circulación una de esas sondas que el Gobierno suele lanzar, según la cual, para aliviar la liquidez de las Pymes se podría inyectar en el circuito financiero una parte del Fondo de Reserva de las Pensiones. Se trata de un fondo del orden de 56.000 millones de euros, que apenas alcanzaría para pagar las pensiones previstas durante los próximos seis meses. Lo cierto es que, según parece, el Ejecutivo está retomando el proyecto para que, con la garantía de una parte de ese Fondo, el ICO emita deuda y con ella se financien las empresas que están ahogadas por la falta de créditos o los altos intereses que les piden. Cuando vuelvan de Valencia los dirigentes del PP a ver qué dicen de todo esto. Porque ZP les va a poner entre la espada y la pared, argumentando que se puede producir una suspensión de pagos generalizada, y consecuentemente el despido masivo de trabajadores. Antonio Fernández de Córdoba Hernáiz. Correo electrónico