Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
68 MADRID Madrid pierde hoy otro de sus cines históricos DOMINGO 22 s 6 s 2008 ABC Última sesión en la Gran Vía De los trece cines que daban vida a la Gran Vía, sólo cuatro permanecen abiertos. Mañana serán tres. El séptimo arte sólo triunfa ahora en los centros comerciales POR MIGUEL OLIVER FOTO: DANIEL G. LÓPEZ MADRID. La lista es larga: Azul, Bilbao, Fuencarral, Alcalá Multicines, Aragón, Tívoli, Cristal, Cinestudio Bogart, Cinema España, Novedades, Luna, Avenida... y desde mañana el Palacio de la Música. Este clásico de la Gran Vía, que lleva 82 años proyectando sueños, ilusiones, historias para no dormir y, por qué no decirlo, relatos para conciliar el sueño, baja el telón. Lo hace tras vivir con la soga al cuello más de una década. Momento en el que irrumpió la fiebre por los multicines y en que el boom inmobiliario convertía en oro cualquier edificio que se levantaba en el centro de la capital. De las trece salas que alumbraban la Gran Vía en sus mejores tiempos, ahora ya sólo restan cuatro. El Palacio de la Música es uno de ellos, por lo que a partir del lunes sólo quedarán tres. El resto se ha convertido en grandes locales de ropa, hostelería, restauración o- -como mal menor- -en espacios para musicales. UNA Y MEDIA Jesús Higueras EL FALSO MIEDO l miedo siempre ha sido un compañero en la historia de cada ser humano. Hasta ahí todo es normal. Pero cuando el miedo nos paraliza y bloquea es algo que debemos superar. Por eso Jesucristo este domingo nos invita a superar el falso miedo, lo que Él llama el miedo a los hombres y que podríamos traducir en miedo a quedar mal, al fracaso, a la enfermedad o a otras realidades objetivamente malas, pero que no son capaces de malograr nuestra existencia. Y la fórmula para superar ese miedo es la fe en la Providencia, o, lo que es lo mismo, vivir como hijos de Dios. Cuando un cristiano no cuenta con ese Dios interior que siempre está y siempre ayuda, es fácil que venga el miedo a inundar el corazón. Todos tenemos la experiencia de momentos tenebrosos en los que no hemos sabido dejar entrar la luz de Cristo en nuestro interior y ello ha multiplicado el dolor. Y por esto, necesitamos mucho de la constante compañía de Cristo Salvador, que me salva de todos mis miedos, porque todas mis cruces las ha vivido Él antes que yo y ha sido capaz de superarlas por mí y para mí. Y no olvidemos que el peor de los miedos es el que hace referencia al futuro, pero éste pertenece sólo a Dios. E El Palacio de la Música, con los murales de las últimas películas que proyectará hoy Tampoco ayuda la ordenanza del Ayuntamiento que, desde 2005, autoriza el cambio de uso de los edificios singulares siempre que se respete la fachada. Todo un filón para las inmobiliarias. Por eso, estos empresarios cinéfilos, cansados de ver cómo la soga les ronda por el cuello, sucumben al canto del todopoderoso caballero. Las salas Capitol, Callao o el Palacio de la Prensa todavía resisten el envite. ¿Hasta cuándo? Nadie lo sabe. De momento, siguen aportando un latido de vida a la Gran Vía. Sólo resisten el Palacio de la Prensa, Capitol y Callao; el resto son ya negocios de moda o salas de musicales El Ayuntamiento permite cambiar el uso de los edificios singulares del centro si se mantiene la fachada Los cines en el centro de las ciudades se mueren por sí mismos, ya no son rentables. El cartel de no hay billetes espera en un cajón guardado que hace años que no se abre. Las descar- gas de internet y la distribución de cintas- -una misma película puede verse en 60 cines de la capital a la vez- -están condenando a los locales del centro.