Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 22- -6- -2008 El Palacio de la Música cierra hoy y apuntala el declive cinematográfico de la Gran Vía 61 chillo de grandes dimensiones, tipo machete. Dos de las heridas, penetrantes, estaban localizadas en el abdomen. La tercera era mortal de necesidad -insistían los efectivos del Samur- -porque tocó el corazón y había cortado la aorta. Los facultativos procedieron, de inmediato, a atender a la víctima. Le practicaron, incluso, una toracotomía que consiste en abrir por el torax, cortar el esternón y entresacar el corazón para poder proceder, así, a un masaje cardiaco. Esta vez resultó inútil. Enrique ya estaba muerto y sólo se pudo certificar su fallecimiento. Manuel L. también español, fue perseguido por otro grupo de vecinos. Estuvo a punto de un linchamiento. Se decía que, aunque es de la localidad madrileña de Parla, tiene una tienda en La Elipa. Él quería llegar a su coche, un Ford Fiesta negro, antiguo, que tenía aparcado en la calle Ricardo Ortiz, paralela a la que donde minutos antes había asestado las tres puñaladas al hombre que presuntamente se relacionaba con su mujer. Llegó al coche, sí. Y logró introducirse en él. Sin embargo, los vecinos le dieron alcance y se pusieron a darle golpes. La luna delantera del vehículo quedó rota y llena de sangre. El asiento del conductor también estaba ensangrentado, muestra de las heridas que el presunto agresor de Enrique había recibido de los vecinos. Fue atendido de los cortes en la cara y, tras una primeras curas por parte del Samur, fue trasladado por la Policía Municipal al Hospital de la Princesa donde quedó ingresado y escoltado policialmente. El cuerpo de Enrique D. estuvo poco tiempo a la vista de los viandantes. Quedó tapado por una especie de tienda de campaña que instalaron los servicios municipales de emergencia. Allí dentro permaneció unas dos horas hasta que la juez ordenó el levantamiento del cadáver. En los corrillos se comentaba de todo. Había una coincidencia: la posibilidad de un triángulo amoroso. Muchos confesaban sospecharlo. Y, además, que conocían a la víctima, al agresor y a la mujer de éste. Estas tragedias por culpa de los celos ocurren, pero a esas edades... decía un joven del barrio. Otra joven, que paseaba a su perro en el momento del crimen, y una empleada del supermercado cercano que lo vio todo, tuvieron que declarar como testigos. Uno de los controles policiales de 2005 en las calles de la Colonia Marconi, en Villaverde DANIEL G. LÓPEZ La Colonia Marconi volverá a cerrarse al tráfico por las noches en pocos días De once de la noche a seis de la madrugada sólo podrán acceder los residentes y personas autorizadas s Se intenta evitar la prostitución SARA MEDIALDEA MADRID. La Colonia Marconi, en el distrito de Villaverde, volverá a cerrarse al tráfico en breve: esta semana se publicará en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid el nuevo decreto que declara esta zona como área de circulación restringida, e impide que transiten por ella los no residentes entre las 23 horas de la noche y las 6 de la mañana. La medida ya se puso en marcha, el agosto de 2005, dentro de un plan para erradicar la prostitución de la zona. Pero el concejal socialista Óscar Iglesias recurrió judicialmente la iniciativa, al entender que atentaba contra el artículo 19 de la Constitución- -el referido a la libertad de circulación- Los tribunales le dieron la razón: el Juzgado Contenciosoadministrativo Número 1 de Madrid consideró que la decisión municipal no se ajustaba a derecho, y la anuló. Era julio de 2006, y las calles de Marconi volvieron a quedar abiertas para todo aquel que quisiera recorrerlas en coche. Los responsables municipales de Seguridad, dirigidos entonces y ahora por el concejal Pedro Calvo, continuaban defendiendo la medida para combatir la prostitución. Pero la decisión de los tribunales les obligaba a algunas modificaciones: cambios en la ordenanza de Circulación y un nuevo decreto que ordene las restricciones al tráfico. Los cambios normativos ya se aprobaron: en enero de este mismo año se publicó en el Boletín de la Comunidad la modificación del artículo 88 de la ordenanza de movilidad, y en él se recoge expresamente la competencia de la autoridad local para restringir el tráfico en una zona por razones basadas en la seguridad vial, la movilidad, la fluidez del tráfico, la protección del medio ambiente, la seguridad ciudadana y la protección de la integridad de los espacios públicos y privados La modificación se basa, además, en una ley superior: la de Capitalidad y Régimen Especial de Madrid. Ahora ha llegado el momento del nuevo decreto, que firma el concejal y que será publicado en breve en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid. Dicho decreto declara a la Colonia Marconi y al polígono industrial de Villaverde área de circulación restringida por lo que no se autoriza a circular por allí a vehículos entre las 23 y las 6.00 horas. La restricción al tráfico supone que no podrá cruzar la zona ningún vehículo excepto los de bomberos, policía y servicios públicos, los de los residentes o sus familiares y conocidos, y los que vayan a recoger o llevar a un enfermo. El decreto indica que además de estas excepciones, también podrán acceder a los puntos señalados para entrar en la zona restringida los vehículos autorizados debidamente acreditados mediante la autorización municipal oportuna, a cuyos efectos se aprobará una Instrucción que regule las condiciones y forma de obtención Existe un régimen sancionador para quienes se salten esta norma. Y el decreto finaliza señalando que la norma entrará en vigor desde la fecha de su publicación en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid. Este hecho está previsto la próxima semana, lo que supone que la Colonia Marconi podría volver a tener restricciones de tráfico desde comienzos del mes de julio. Desde que la sentencia judicial anuló el anterior decreto de restricciones, las autoridades municipales insistieron en que buscarían la fórmula legal para aplicar de nuevo esta medida. Consideran que los cortes de tráfico, durante el año que estuvieron en marcha, fueron positivos para la disminución de la prostitución y de la inseguridad en la zona. Le dieron alcance Otra ordenanza Área afectada por las restricciones La zona del barrio por la que no se podrá circular, excepto los residentes, es- -según el decreto municipal- -la comprendida por las calles avenida de Marconi, avenida Laboral, acceso a la Colonia Marconi, Bulevar Norte, Bulevar Sur, Cortijo, Galena, Hidratos, Intermedia Norte, Intermedia Sur, Laguna Dalga, Laguna del Marquesado, Lignito, Principal, Resina, San Cesáreo, San Dalmacio, San Erasmo, San Eustaquio, San Norberto, San Tarsicio, Transversal Sexta, Laguna de Cameros y Callejón de Resina. Podrá accederse a las mismas por estos puntos: calle San Dalmacio con avenida de Andalucía, calle Resina con avda. de Andalucía, Glorieta de Lozares con calle San Norberto, avda. Real de Pinto 110 con San Cesáreo, calle Resina 35 con la avda. Real de Pinto, avda. Real de Pinto 145 con calle Laguna del Marquesado, y avda. Real de Pinto 158 con calle Laguna Dalga.