Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 22- -6- -2008 La ola autonómica avanza en Bolivia junto a la protesta popular contra Evo Morales 37 Bruselas y Madrid esperan una reacción oficial del Gobierno de La Habana Cuba es el único país iberoamericano que no tiene acuerdo de cooperación con la UE L. AYLLÓN E. SERBETO CORRESPONSAL MADRID BRUSELAS. La Comisión Europea y el Gobierno español van a esperar a escuchar la explicación oficial del Gobierno de Cuba a la decisión de anular las sanciones diplomáticas tomada en el Consejo Europeo del jueves y viernes. La iracunda reacción de Fidel Castro anunciada ayer desde La Habana, ha descolocado a todos los que habían apoyado fervientemente estas medidas, empezando por el Gobierno español y por la Comisión Europea, cuyo responsable del dossier cubano, el comisario Louis Michel, ha sido desde hace años un entusiasta defensor de las tesis de favorecer el diálogo con el régimen castrista. Fuentes del Gobierno español indicaron que, sin restar importancia a la opinión de Castro, por ahora se atienen a lo manifestado de forma informal por el ministro cubano de Exteriores, Felipe Pérez Roque. Éste señaló que de acuerdo con lo que se ha publicado se trataría de un paso en la dirección correcta y agregó que el próximo lunes, cuando se apruebe formalmente la decisión europea, el Gobierno cubano lo estudiará en profundidad y dará una respuesta. En efecto, al acuerdo de levantar las sanciones diplomáticas, con una cláusula de revisión anual muy restrictiva en cuanto a la necesidad de que se logren en ese tiempo avances en el respeto a los derechos humanos, se llegó en una reunión informal de ministros de Asuntos Exteriores, por lo que la decisión formal la tendrán que tomar los titulares de Agricultura, que celebran el lunes y martes uno de los últimos consejos de ministros antes de la presidencia francesa. Aunque el ministro español de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, no ha conversado con Pérez Roque tras la decisión comunitaria, alguno de sus colaboradores sí lo ha hecho con sus interlocutores en la Cancillería cubana. La impresión que hemos sacado- -dijeron las mismas fuentes- -es que la respuesta de Cuba va a ser positiva Sin embargo, después de la publicación de una de las reflexiones de Fidel Castro no parece realista pensar que el Ministerio de Exteriores cubano vaya a contradecir las tesis del comandante, aunque se haya hecho a través de Internet, un medio al que los cubanos no tienen acceso (la exigencia de que lo tengan es, por cierto, una de las condiciones que aparecen en la nueva declaración europea sobre Cuba, además de la liberación de los presos políticos y otras) José Gabriel Ramón Castillo Periodista y ex preso político cubano CONDENAR LA MENTIRA entir, según Platón, tiene más valor que decir la verdad de forma involuntaria Ese ejercicio intelectual, político en el caso que nos ocupa, lo acabamos de ver en la decisión adoptada por la Unión Europea de suspender de manera defintiva las sanciones diplomáticas al régimen cubano. En el 2003 cuando se tomaron las medidas los Estados miembros de la UE eran los principales socios económicos de Cuba y concentraban más del 45 por ciento del intercambio comercial. Francia era, en ese momento, el mayor socio comercial de La Habana, con 529 millones de dólares, y destacaba el caso de España que representaba el 13.4 por ciento (294 millones de dólares) Si entonces fue imposible llegar a un acuerdo punitivo de mayor trascendencia la acuciosa mentira de ahora confirmó lo que tras bambalinas se concertaba. De acuerdo a los hechos, la política exterior europea hacia Cuba no pasa de ser una actitud tolerantita y su tan anunciado seguimiento al régimen cubano un punto y seguido en su retórica política. Poco le importan los más de 200 prisioneros políticos ni el daño antropológico causado por la dictadura castrista a la nación cubana. Cabe preguntarse: ¿No será necesario un decreto universal de condena a la mentira como crimen de lesa humanidad y considerar a los mentirosos depredadores de la vida? M Delicado momento El comisario europeo Louis Michel Cuba es el único país de América que no tiene un acuerdo de cooperación con la Unión Europea. Bruselas ha intentado varias veces establecer un marco de relaciones estables con la Isla, pero invariablemente la actitud de las autoridades de La Habana ha echado por tierra todas las ocasiones. Caso único, Cuba ha presentado dos veces, en 2000 y 2003 su solicitud de adhesión al Acuerdo de Cotonú, que agrupa a los países de Africa, Caribe y Pacífico y del que obtendría grandes beneficios comerciales que no se verían afectados por el embargo norteamericano, y siempre la ha retirado bruscamente en el último momento, después de que acciones repre- AP sivas contra los disidentes obligasen a emitir declaraciones de condena por parte de los gobiernos y las autoridades europeas. La dictadura cubana ha considerado siempre que la arrogancia, autosuficiencia y tendencia de imponer condiciones a Cuba por parte de varios países de Europa, evidencia la forma en que apoyan la conspiración de Estados Unidos contra Cuba El comisario Louis Michel ha viajado en dos ocasiones a Cuba como primera misión para romper el hielo, una como ministro belga y otra como comisario de Cooperación y Desarrollo y nunca ha logrado consolidar estas relaciones, debido a la intransigencia de Cuba.