Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 ESPAÑA DOMINGO 22 s 6 s 2008 ABC El Ejército despide y condecora a los dos militares muertos en Bosnia La familia del teniente, que prefirió oficiar un funeral en la intimidad, critica a Defensa por falta de información J. A MADRID. El Ejército de Tierra despidió ayer a los dos militares fallecidos en el accidente de helicóptero registrado el pasado jueves en Bosnia. En el funeral castrense, presidido por el secretario de Estado de Defensa, Constantino Méndez, se impuso a los soldados la Cruz al Mérito Militar con distintivo amarillo. La familia del teniente Santiago Hormigo expresó su malestar por el hecho de que, desde que terminó la autopsia y hasta después del funeral, no han podido disponer de su cadáver para trasladarlo a la localidad donde residía, Miguelturra (Ciudad Real) y por la falta de información oficial del Ministerio de Defensa, informa Efe. La ceremonia fue oficiada en memoria del sargento Joaquín López Moreno y del teniente Santiago Hormigo Ledesma, aunque la familia del segundo declinó participar en ningún acto oficial y prefirió que las honras fúnebres se celebrasen con carácter íntimo. El número dos del Ministerio de Defensa y el teniente general jefe de la Fuerza Terrestre del Ejército de Tierra, Virgilio Sañudo Alonso de Celis, presidieron la ceremonia en la Base Coronel Maté de las Fuerzas Aeromóviles del Ejército de Tierra (Famet) en Colmenar Viejo. Siguiendo el protocolo militar, no asistió Alfredo Pérez Rubalcaba, ministro de Interior, que ahora se ocupa también de la cartera de Defensa. Los restos mortales del sargento fueron velados por sus familiares durante toda la noche en esta base militar, antes de que fueran trasladados, bajo los acordes de una marcha fúnebre, al hangar de la misma base, donde se ofició el funeral. El momento más emotivo se produjo cuando el secretario de Estado de Defensa entregó a la viuda la bandera que cubría su féretro, al que había impuesto la condecoración. La enseña fue retirada por compañeros de su unidad después de que sonara el toque de oración y mientras ocho soldados rendían homenaje con los estandartes de las distintas unidades de las Famet. En ese instante, se vivieron escenas de dolor y tristeza entre los padres y los familiares más cercanos del militar, que no tenía hijos, así como entre los compañeros de su unidad, el Batallón de Helicópteros Ligeros de Ataque (Bhela) de Almagro. dos fallecidos en Bosnia cantaron La muerte no es el final y el himno de las Famet. Al funeral, oficiado por el capellán de la Base Coronel Maté asistieron los portavoces del PSOE y del PP en la comisión de Defensa del Congreso, Jesús Cuadrado y Beatriz Rodríguez- Salmones; el consejero de Economía e Innovación de la Comunidad de Madrid, Fernando Merry del Val, y el alcalde de Colmenar Viejo, José María de Federico. El teniente Santiago Hormigo Ledesma y el sargento Joaquín López Moreno, ambos de 32 años, perdieron la vida junto a otros dos militares alemanes al estrellarse el helicóptero en que viajaban en las proximidades de la ciudad bosnia de Banja Luka. Sobre las quejas de la familia del teniente respecto a la tardanza en la entrega del cuerpo, fuentes del Ministerio de Defensa explicaron a Efe que el traslado desde Bosnia tenía que ser autorizado previamente por el juez y que la familia fue atendida en todo momento por psicólogos y personal del Departamento. Madrid acogerá en julio la primera gran reunión de cristianos, judíos y musulmanes La iniciativa de abrir un diálogo entre las tres grandes religiones partió del rey saudí Abdullah, tras visitar al Papa en el Vaticano LUIS AYLLÓN MADRID. Arabia Saudí y España patrocinarán la celebración en Madrid del 16 al 18 de julio de la primera gran reunión internacional entre cristianos, judíos y musulmanes, destinada a abrir un diálogo entre las tres religiones monoteístas. La información fue difundida en Riad por la agencia saudí de prensa y recogida por Reuters. Fuentes gubernamentales españolas consultadas por ABC confirmaron la celebración de la reunión, que posiblemente tendrá lugar en el recinto ferial madrileño. En la cita, según la agencia saudí, participarán prominentes figuras entre los seguidores del mensaje divino, que dialogarán sobre la vida en las sociedades, la cooperación internacional, los derechos humanos, la seguridad, la paz y la convivencia en el mundo La iniciativa parte del Rey Abdullah de Arabia Saudí, que podría viajar a España con ese motivo para estar presente en la inauguración, donde quizás le acompañaría Don Juan Carlos. El propio Abdullah comentó al Monarca español su idea cuando hace pocas semanas le recibió en su palacio de Yedah, en una reunión en la que también estuvo presente el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos. Posteriormente, visitó España el príncipe heredero saudí, Sultán Ibn Abd Al Aziz Al Saud, y el pasado lunes lo hizo, el ministro de Asuntos Exteriores, Saud Al Faisal. Fue éste quien planteó al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, el deseo del Rey Abdullah de celebrar el encuentro interreligioso en Madrid, a lo que las autoridades españolas respondieron afirmativamente. Aunque la idea no se enmarca en la iniciativa de Alianza de Civilizaciones promovida por Zapatero, el Ejecutivo español considera que, en estos momentos el diálogo entre las grandes religiones puede contribuir a reducir los niveles de conflicto en el mundo. La propuesta de Abdullah Emoción y dolor La emoción estuvo también muy presente en el acto a los caídos, en el que se recordó a todos los militares que lucharon con valor, sirvieron con lealtad y murieron con honor y cuando los compañeros de los Los dos soldados fueron condecorados con la Cruz al Mérito Militar con distintivo amarillo Rey Abdullah REUTERS Ofrecimiento a España Homenaje al féretro con los estandartes de la Famet EFE comenzó a tomar forma después de una histórica visita que el año pasado hizo al Vaticano el monarca saudí, y en la que fue recibido por el Papa Benedicto XVI. Allí, pudo constatar que, más allá de las diferencias existentes entre las religiones musulmanas y cristianas, ambas proclaman el amor a Dios y el amor al prójimo. Después, el monarca saudí convocó a clérigos sunnís y chiís a una reunión en la Meca, en la que obtuvo el respaldo para lanzar la iniciativa del diálogo entre las tres religiones que siguen el mensaje divino Aunque en la reunión de La Meca se reafirmaron planteamientos en la línea de que en el Islam está la solución, también se apuntaron ideas, como la defensa de la familia, que son compartidas por el cristianismo y el judaísmo. Según algunas fuentes, Abdullah habría pensado en España como sede de la reunión internacional por el hecho de que en nuestro país convivieron cristianos, judíos y musulmanes y también porque, siendo Arabia Saudí, sede de los santos lugares islámicos, si se hubiera celebrado en ese país, podría haberse planteado algún problema con la invitación a cristianos y musulmanes.