Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 22 s 6 s 2008 OPINIÓN 11 DISFRAZADOS CON LA ROJA daclasedeprendas de cabeza: gorros dearlequíno decomoO me creía que Manolo el del Bombo iba vestido de dín de baraja francesa, vikingos cascos con cuernos (con mamarracho y oro hasta que he visto las masas aniperdón) monteras de torero deguardarropíae incluso sommadoras de la selección nacional de fútbol desgañibreros de guardia civil, mal llamados tricornios por los tándoseen los estadios austriacos. ¿Pero aqué vamos los esqueno pertenecemos alaBenemérita, modelo todo el munpañoles a los partidos de la selección en la Eurocopa? ¿A do al suelo Y, por supuesto, la camiseta colorada de la seanimar al equipo o de Carnaval? Pensaba que el Carnaval lección, la famosa Roja, con su pedazo de escudo constituestaba en Río, en Cádiz, en Tenerife, pero no: anda por Innscional al pecho. Todo ello acompañado por las corresponbruck y por Viena. dientes guarniciones de banderas nacionales que- -Hablando de Viena: la mía que sea calentita, da gloria verlas, pancartas de animación, pitos, sicon manteca colorá... renas y copias bastas de los gritos de graderío más No puede ser de otro color la manteca que estacaracterísticos de otras aficiones españolas, como mos asando, mi querido amigo: roja. He escrito ahí elquenacióen elestadio Carranzagaditano: Alcoarriba algo tan políticamente incorrecto como sehol, alcohol, hemos venido a emborracharnos etlección nacional de fútbol y me voy a condenar ancétera. Esto por lo que respecta a los caballeros, te los nuevos tribunales de la Inquisición progre, que han de ir de españolada y oro, mientras que paporque he pecado gravemente, de palabray obra, dira las damas no se exige la etiqueta de pandereta ciendo lo de nacional término que hay que reserANTONIO de bata de cola, peina, abanico y navaja en la liga. var a los nacionalistas de Cataluña y de las VasconBURGOS De momento. gadas, por lo quela selección ha deser, naturalmen ¿Por qué se disfraza la gente para ir a ver la selección? te, La Roja. Entiendo tan poco de fútbol que no lo comprendo. Lo que sí- ¿Pero La Roja no era La Pasionaria, o en todo caso comprendo es que todo esto lo inventó un andaluz de Cádiz aquella comunista gordita y simpática que desapareció de al que no se ha hecho justicia, y cuya memoria y autoría reila circulación, Cristina Almeida? vindico, que la Federación pague derechos de autor a sus No, las rojas ya no son rojas, ahora son progresistas. Son herederos. Eso de pintarse la cara y ponerse una camiseta progresistas las rojas actuales y republicanas las rojas de como la del club lo inventó en el Estadio Carranza un cadiscuando la guerra. Margarita Nelken no era roja, roja es la ta legendario: PascualGarcía deQuirós, Macarty para el selección: la Nelken era republicana. Le pasa a esto de las mundo del Carnaval y del Me han dicho que el amarillo rojas como al PC. El PC, que antes era el Partido Comunista Como al Piyayo, la gente tomaba a chufla a aquel velazquedel señor marqués de Paracuellos del Jarama, ahora es el ño viñero Macarty, cortete, contrahecho, jorobado, cuando ordenador personal. lo veían aparecer así disfrazado por los benditos escalones Ypara ir aver a La Rojano se puede acudir detrajey mudel Carranza, para animar a su equipo. Pero, como El Piyacho menos de corbata, salvo que se mangue entrada de palyo, Macarty empezó pronto a dar un respeto imponente. co y sea usted presidente de la Federación Española de FútTanto, que todo el mundo acabó copiándolo. Y como pasa bol, o el mote que le hayan puesto para que los nacionaliscon los grandes hallazgos del idioma que producela Tacita, tas emberrechinados no se mosqueen con lo de Españode Cádiz saltó a España entera la costumbre macartiana de la Si quiere usted ir a ver a La Roja, hágase idea de que es ir al fútbol disfrazado con los colores y camisetas de nuesCarnaval. Debe ponerse una peluca amarilla de rizos, no tros amores. Ah, y no se olvide pintar el toro de Osborne en de payaso, como parecer pudiera, sino de murga tinerfeña. la bandera, no se vayan a creer que es la de España, cuando Y pintarse la cara roja y gualda. No como un gran jefe indio es la de La Roja. Hasta ahí podíamos llegar. Lo de España es el día de la Patrona, cual parecer pudiera, sino como el intefacha, cuando no hay nada más progre que La Roja. grante de una chirigota callejera gaditana. Se admiten to- EL RECUADRO UNA RAYA EN EL AGUA FUNDAMENTOS la derecha le encanta discutir de fundamentos. Lo llaman, como ayer Aznar y Mayor Oreja, principios, o esencias, o referencias morales, pero viene a ser lo mismo: una discusión constante sobre sus bases de identidad colectiva. El viejo debate weberiano sobre la ética de la responsabilidad y la ética de la convicción, es decir, entre los principios y la estrategia, pero extremado hasta un paroxismo compulsivo que expresa una grave duda sobre el proyecto político. Los socialistas nunca se preguntan hasta qué punto son socialistas; en sus congresos cuestionan el modelo de partido y la manera de ganar a los adversarios. Pero la dereIGNACIO cha se interroga a sí misCAMACHO ma todo el rato sobre si es de derechas, o de centro, o de centro derecha, o de medio centro, como los pivotes de la selección de fútbol. Y siempre saca a relucir los fundamentos. Una anotación semántica: los que ponen mucho énfasis en los fundamentos se llaman fundamentalistas. En su esperado- -y temido- -discurso ante el XVI Congreso del PP, José María Aznar descargó un chaparrón de fundamentos sobre la cabeza, seria y silente, de Mariano Rajoy. En realidad, fue un turbión de críticas, una tunda en toda regla, una impugnación a la totalidad de la estrategia marianista de renovación del liderazgo. Le dio fuerte y flojo; cada consejo o advertencia era un zurriagazo. Punto a punto, el ex presidente hizo suyos los argumentos de quienes han cuestionado a Rajoy en los últimos tres meses, recreándose con esmero en la suerte de varas. Fue tal la reprimenda, tan potente el varapalo, que sólo podía tener un final: el anuncio de su negativa a votar a la nueva dirección. Pero la política de partido tiene una lógica muy rara, en la que resulta posible defender una cosa y su contraria. Así que Aznar, después de ponerlo a parir y enmendarle la plana, dijo que era el más disciplinado de los militantes y que daba a su sucesor su respaldo responsable Todo el mundo entendió que eso significaba su apoyo provisional y condicionado. A que respete los fundamentos, claro está. Después, ya por la tarde, habló Mayor Oreja. Otro trueno contra el tacticismo: es mejor estar solo que mal acompañado Era día de tormentas dialécticas, pese al sol luminoso e implacable que lucía en Valencia. Rajoy tenía puesto el impermeable, y no movió un músculo; se limitó a seguir su imperturbable bitácora y practicar una limpia de los esencialistas en el nuevo comité ejecutivo. Los compromisarios de base, que se hacen muchas fotos de recuerdo con los líderes y hasta con tertulianos de la tele, aplaudían a unos y a otros, encantados y sin asomo de contradicción, imbuidos de ese patriotismo de partido que es común en todos los congresos. Quizás ésos sean los verdaderos fundamentos de estas reuniones: un sentimiento difuso de adhesión colectiva. En el bufé, a 24 euros, los militantes comían una sustanciosa paella, carne y pescado mezclados con el arroz de la tierra. Estaba rica; un plato con mucho fundamento. Y A